miércoles, octubre 03, 2007

The remarkable Donna

Estimados lectores,

Después de un largo proceso autorreflexivo, he llegado a la conclusión de que necesitan conocerme un poco más para poder apreciar en toda su sublimidad al ser que tienen frente a sus pantallas en los momentos en los que me tienen frente a sus pantallas, claro. Por lo tanto, he decidido someterme a una exhaustiva entrevista para la cual he tenido que recurrir a la amabilidad de mi vecina del octavo (en realidad es del quinto, pero quiero evitar chistes fáciles) a la que he pedido, mientras subíamos en el ascensor, que se prestara a preguntarme todo aquello que el mundo querría saber de un ser tan benevolente y cuya magnánima aquiescencia sólo impulsa a hacer el bien absoluto, como yo.

Bien, esto es lo que se ha desprendido de tan desafortunado encuentro:

-Vecina del octavo (a la que cariñosamente llamaremos Paquita): ¿Todavía no te casas, jovencita?.

-YO (ser magno y circunspecto): Disculpe Paquita, ¿podríamos pasar a cuestiones más profundas? Esta pseudoentrevista es para poder lucirme, no para que me hunda en las más míseras reflexiones.

PAQUITA: Ah, bueno, bueno, está bien, es que conozco a un muchacho muy apropiado... Pero sí, en efecto.. veamos.. ¿Me dices algo bonito?.

YO (comienzo a tener siniestras sospechas de que esto ha sido una idea infame): Antes me arrancaría la piel a tiras con instrumentos al rojo vivo impregnados de sal y vinagre que decirle a usted algo "bonito". Esa pregunta es un tanto homosexual, y usted disculpe.

PAQUITA: ¿Qué modo de vida te es más placentero?

YO: ¡Bien! Vamos acercándonos a esas profundidades... Si bien mi hogar queda en la metropoli, mi corazón está en el campo. No me gusta la urbe por su vaciedad y su aspecto ceremonial y deshumanizador. Resulta extraño, pero elocuente y representativo de mi condición de ángel, el hecho de que, a pesar de haber nacido entre ladrillo y argamasa, aún suspiro por la tierra sin cocer y la hierba de tierra adentro.

PAQUITA: Cualquiera lo diría por tus..

YO: Chsss, demonio de mujer, deje que conste para la Humanidad lo que es un alma bella.

PAQUITA: ¿Qué es lo que más te gusta de ti?

YO: Me gusta todo, no se lo voy a negar. Y ahora es justo el momento de citar a Wilde (lo siento por ese Sr. Anónimo tan raro) en su divertido cuento "El cohete ilustre" ("The remarkable rocket"), así además de un ser de alma bella resultaré poseedora de una mente excepcional:

"Me gusta oirme hablar. Es uno de mis mayores placeres. Sostengo a menudo largas conversaciones conmigo mismo y soy tan profundo que a veces no comprendo ni una palabra de lo que digo.

-Entonces debe ser licenciado en Filosofía- exclamó la libélula-." ("El cohete ilustre". Oscar Wilde)


Imagen estremecedora de la entrevista en su momento más álgido


PAQUITA: Y pensar que te tenía por una muchacha de espíritu inhibido y de una humildad servil y, de lo que me sirve este coloquio es para darme cuenta de tus pensamientos maléficos propios de Belcebú, que naturalmente te arrastrarán a una vida disoluta.

YO: Nunca habría pensado que usted pensase que yo piense así...

PAQUITA: ¡Al infierno!

YO (internamente, puesto que Paquita se ha marchado con un sonoro portazo y tres tomates que eran míos): Creo que publicar esta entrevista va a ser un espantoso error, pero si no lo hago, tendré que inventarme una y eso sí que no me apetece. Una ha de ser fiel a la realidad.

(Nota: Creo que no tengo vecina del octavo, ni del quinto...)

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que las dos menciones a lo del vecino del quinto no sea una alusión burlona a esa excelente película. Si alguna vez he hablado en serio, debe ser ésta, considero que No desearás al vecino del quinto debe ser una de las obras cumbres de la cinematografía universal.

Anónimo dijo...

También le perdono que cite a Wilde. Tengo que reconocer en sus labios queda bien, pero además del habitual tedio que produce el citador de Wildes, la cita aquélla de Wilde en boca de aquel tipo quedaba como un palurdo de Kentucky que es invitado al baile de puesta de largo o como se diga de la hija mediana del Lord Mayor de Londres.

anónima dijo...

Donna, tiene usted que tener cuidado al citar a Wilde; le recuerdo que el cohete siempre tosía ante cualquier observación acerca de sí mismo. Corre usted el peligro de coger una bronquitis crónica en este blog.

Donna Angelicata dijo...

Muchas gracias por sus rápidas aportaciones, pero debo confesar que me están volviendo majara; ahora aparece una anónima, ¡por si no teníamos bastante!

Pues entonces, lo siento mucho, tendré forzosamente que poner este breve relato de Bierce sobre los anonimatos. Ustedes lo han querido:

"Una noche el Sr. Block se encontró sentado en una cena junto al distinguido crítico Percival Pallard: "Sr. Pallard, mi libro "Biografía de una vaca muerta" se ha publicado anónimamente pero usted no puede ignorar quien es el autor. Sin embargo, al comentarlo dice que es la obra del idiota del siglo, ¿le parece una crítica justa?.- "Lo siento mucho Señor, pero no pensé que usted deseara realmente conservar el anonimato". Ambrose Bierce.

Gracias de nuevo

an�nima dijo...

"el anonimato es la expresi�n m�s sincera del altruismo" Eric Gibson.

De acuerdo con esta frase, nunca deber� temer de mi, que diga cosas como " me las vas a pagar". Adem�s el anonimato permite a cientos de personas adue�arse de mis palabras y sentir ese segundo de gloria que da escribir en este blog antes de que supriman la entrada.

Sigurd dijo...

Yendo para casa notaba yo que falta no me hacía respetar en las frases la más elemental gramática. Y notaba a la par, o a la impar, pues uno va ensimismado y no se fija en paridades, cierto murmullo y frenesí entre los viandantes. Haciéndome el despistado, disimulando que buscaba una avutarda común sobre el semáforo, y luego disimulando mi sorpresa al encontrar una avutarda pintada, me acerqué a uno de los grupos que se congregaban como unos sin techo alrededor de una fogata. Sólo se referían a una cosa, ¡se había publicado una pseudoentrevista de la ínclita Donna Angelicata incompatible con toda la geometría euclidiana! No pude más que ir presto a casa para disfrutar de semejante hecho.

¿Cuáles son esos míseras reflexiones respecto al matrimonio? No debiera hurtarnos las cuestiones dignas del mayor interés. O no, claro, como decía aquél, "yo a los amigos no les cuento mis penas, que los divierta su madre".

Me permito disculpar a los que le disculpan ante su disculpa por citar a Wilde. Es que hay gente para todo ...

Anónimo dijo...

Perdone, pero su autoentrevista es decepcionante, nos deja, como dirían los idiotas, con la miel en los labios. Nos quedamos sin saber muchas cosas de usted, por ejemplo, es rematadamente fea? o por el contrario, cuando pasa hace que los corazones víricos sobrepasen su nivel de revoluciones permitidas?. Me gustaría imaginarla así, de hecho la imagino así, pero me temo lo peor. Y acerca de sus ideas?. Continuaré, tengo que ir al psicólogo

Anónimo dijo...

Qué piensa de Nimitz? le cae mejor que Macarthur? (de todo corazón espero que sí),lloró cuando leyó Tristam Shandy?, Qué Strauss le gusta, Johann, Eduard, Josef, Richard o Johann?, qué libro se llevaría a una isla que estuviera repleta de gente?, tiene mascota y qué exótico nombre le ha puesto?, intentaría salvar al mundo de las ong?, se hubiera casado con Hitler de habérselo propuesto éste? Una flor, un nombre y un idiota. Le cae bien Angelus silesius?

liuva dijo...

¡Ay, Paquita, Paquita, qué cosas me preguntas!
¡Ay, ay, ay…ay, ay, ay,
Paquita, por Dios,
no me hagas sufrir!
¡Ay Paquita, maldita Paquita, qué bruja eres!

Otra pregunta de Paquita, ay, Paquita para todos en general: ¿qué pasará el día que se os acaben las citas de Oscar Wilde?

Para agotar una más (y ya quedan pocas):

“Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces sí”.
Oscar Mayer

Anónimo dijo...

Qué piensa de la gente que tiene el mal gusto de llevar tatuajes?, le preocupa lo gordo que se está poniendo Al gore?, está a favor de la reproducción asexual?, le gustan las colocasias?, cree que Horst Buchholz era tan mal actor? le gustan las preguntas indirectas?

Donna Angelicata dijo...

¡Diabólicos seguidores! ¿De verdad tengo que contestar a todo eso?. Me producen ustedes una fatiga inimaginable.

En fin, creo que siento algo parecido a un bienintencionado impulso por tratar de complacerles, si no quiero que este blog sea tan frecuentado como una fiesta conmemorativa de higienistas dentales, asi que procederé ordenadamente:

1- Soy hermosa, yo diría que extremadamente hermosa, poseo una tez de suavidad inigualable y una simetría griega en las formas. Capra decía: "Hay mujeres y además está Kate. Hay actrices, y además está Hepburn". Bien, pues: "Hay mujeres y además está Donna. Hay bloggeras (¿se dirá así?) y además está Angelicata".

2- Me cae mejor Nimitz, y todo porque a mí me cae bien quién cae bien a mi padre (en caso de que le interese saberlo, cosa que dudo).

3- Comencé a leer el libro de Sterne en inglés pero sinceramente me cansé, ¿se me puede culpar de eso? ¡Oh, cúlpeme!

4- Pues me pone usted en un apuro porque tanto Johann como Richard... qué demonios, diré Johann hijo, ¿a quién no le gustan sus valses?. Usted diría que a un idiota, pero yo no lo diré.

5- Sin dudar, a una isla repleta de gente me llevaría "El asesinato considerado como una de las bellas artes" de Thomas de Quincey.

6- Tengo una avícola y pizpireta mascota llamada... lo siento, Pepito.

7- Sí, pero también intentaría salvarme yo del mundo.

8- Me habría casado hasta con un chotacabras.

9- Venus atrapamoscas, Filemón y... se me ocurre uno, pero...

10- ¡Claro que me cae bien!, no pensará que voy a insultar a mi tatatatatatarabuelo. ¿De dónde cree que he sacado este místico espíritu?

11- Cada uno con su cuerpo... Yo misma llevo tatuada la efigie de mi mencionado antepasado, el Sr. Angelus. Bueno, en realidad no, pero debería considerarlo seriamente.

12- No, me preocupa mucho más lo pesado que se está poniendo usted.

13- No comprendo esta décimo tercera -qué agotamiento intelectual-, pregunta. Mi pobre mente ha detectado una palabra que no reconoce. ¿Podrían ustedes aclararme lo que significa "asexual"?. Gracias.

14- Sí, aunque he visto que hay personas que las colocan en sus balcones, qué pésimo gusto, es un querer tener un bosque sudasiatico y no poder.

15- No lo conozco, y tampoco me encuentro en condiciones físicas ni mentales para averiguar su filmografía, así que me la jugaré y diré: no, me cae fatal, casi peor que usted.

16-Me gustan mucho menos las preguntas directas. Imagine, si es que puede, lo mucho que le aprecio.

Un cordial saludo ;-)

Anónimo dijo...

Si no tengo en cuenta lo de las colocasias y su terrible ignorancia de Horst Buchholz(pero cómo se puede ir por este universo sin conocerlo?, pero si hasta sale en los siete magníficos! o es en su secuela? llego a la conclusión de que debemos ser almas mellizas y por lo tanto la pido en matrimonio, si es que sigue estando libre y sigue siendo fémina. Por otra parte, tiene razón en reprocharme lo de asexual, estaba pensando en las plantas, que si que son sexuales, no les parece que las plantas han resuelto tales asuntos con una gran elegancia?
Por decir algo a la estúpida audiencia comunico un evento sumamente importante, Cátedra acaba de sacar nada menos que las Torres de Barchester. Si les gustó a ustedes, viejos camellos, Dr. Thorne esto debe ser algo parecido.Saludos.
Un pequeño asunto más, dispone de una fortuna descomunal?, si es así, la cosa está hecha.

anónima dijo...

El dr.Thorne, creo que recuerdo, habla sobre el problema de un "unsuitable marriage". Don Anónimo tenga usted cuídado, hay que mimar los detalles cuando uno hace una declaración de amor. Donna, no lo haga, por lo menos que se ponga de rodillas en el suelo como los verdaderos caballeros.

anónima dijo...

Una cosa más:

"es más fácil juzgar a un hombre por sus preguntas que por sus respuestas" (duque de levis)

liuva dijo...

Ha dicho matrimonio, te propone matrimonio, puaj, requetepuaj, ¡te imagina toda una vida oyendo citas de Wilde! puaj puaj puaj.

Anónimo dijo...

Usted también ha leído el doctor Thorne! sra. Anónima. Bien por usted! Le pongo un millón de puntos(espero que no los dilapide, por ejemplo, siendo admiradora de Madredeus o de la Pires). Donde trabajo, si dijera algo de Trollope, creerían que estoy loco, y eso que ejercen de intelectualoides(léase subnormaloides),

Anónimo dijo...

Perdone, Sta. Liuva, pero podría estar eternamente escuchando a Donna Angelicata diciéndome lo de "cargar las pilas"(expresión que me parece el dato definitivo para configurar el inapelable diagnóstico de imbécil absoluto) que a cualquier otra, aunque fuera la más hermosa hurí que alguien pudo jamás imaginar, recitándome:
"The hour is nigh; the waning Queen
Walks forth to rule the later night;
Crown'd with the sparkle of a Star,
And throned on orb of ashen light...(y así hasta el noveno libro)

Dardo dijo...

Donna es Vd. sencillamente fantástica. Si le agrada oirse (un venial pecadillo vanidoso) a algunos nos deleita leerla (un pecado más subido de tono).

En la foto que ilustra la entrevista, parece salir un poco mal parada la vecina chismosa y marujil del quinto.

Provoca Vd. que hasta le hagan proposiciones de reproducirse por esporas. Esto es lo más "torcido sexualmente" que he leido jamás en la blogosfera.

Saludos amiga.

Donna Angelicata dijo...

Vaya, esto si que es una sorpresa. Aunque me casaría con usted inmediatamente -y esto no debe resultar muy halagador teniendo en cuenta que más arriba he indicado que me casaría hasta con un chotacabras- creo que por esta vez tomaré los sabios consejos femeninos de Anónima y Liuva y actuaré con precaución.

Además, Sr. Anónimo, me sorprende que no sea usted un seguidor de Jardiel Poncela pues si lo fuera sabría lo que éste decía de tal asunto:

"A mi modestísimo juicio, susceptible de ser rectificado por la reflexión o el razonamiento ajenos, no existe en toda Europa más procedimiento general para enamorar a las mujeres que el de no proponérselo".

Donna Angelicata dijo...

Muchas gracias, Sr. Dardo. Es muy cortés aún yo haciendo gala de un retorcido carácter. Le confesaré algo sólo a usted, en realidad no me gusta nada oirme hablar, de hecho hablo poquísimo -aunque, por lo general, me gusta menos escuchar a la gente pero esto no depende tanto de mí-.

Siguiendo con la novela de Poncela, "Espérame en Siberia, vida mía!", les dejo un fragmento que me divirtió muchísimo:

"Todavía no habían cambiado de conversación y ahora discutían por qué el volcán no reventaba hecho pedazos a impulsos del fuego interior.

-Diga Usted, señor, ¿por qué no revienta el Vesubio siendo la fuerza del interior tan espantosa? ¡Diga!, ¿Por qué? ¿¿¿Por qué???

-Por la misma razón que no revienta Usted siendo mi deseo de que reviente tan grande".

anónima dijo...

Querido Sr anónimo, espero que el millón de puntos no sean de sutura, ni de los que se pueden cambiar por un móvil de última generación, de todas formas, se lo agradezco. Le diré que la música portuguesa y yo aguantamos juntos escasos segundos. No creo recordar que haya podido quedarme en un recital de fados hasta el final. Me ocurre lo mismo con la ópera china y con la música concreta.

Donna, no se desespere, encontrará un hombre mejor al que poder llamar por su nombre de pila (o sea el del bautismo) Sin duda existe San Anónimo; pero como nadie le conoce no podemos contar con él para buscarle un alter ego. Nuestro sr. Anónimo parece un hombre cabal, pero de santo, creo que de momento le falta rodaje

Donna Angelicata dijo...

Sigo con mis citas:

"Pero ¿acaso el arte de casar no empieza, como la caridad, por uno mismo? ¿Por qué no tiene aún pareja su propia hija Lucy? (...)¡Absurda Señora Tartan! Pero todo este mundo nuestro es absurdo y está poblado de personas absurdas, capitaneadas por la Sra Tartan, que era la casamentera oficial de la nación." ("Pierre o las ambigüedades. H. Melville)