lunes, octubre 08, 2007

Descubren diferencias cerebrales entre liberales y conservadores

Las neuronas del cerebro de liberales y de conservadores reaccionan de forma diferente ante decisiones difíciles como elegir qué tipo de café pedir en el bar a las 11 de la mañana, según un estudio publicado en la revista británica Nature Neuroscience.

Así se resume el trabajo realizado por el notable investigador rumano Frederick Fronkostin, que concluyó que los cerebros liberales son del tipo: "A...no sé qué", mientras que los conservadores son del tipo: "Sub...algo".

La afinidad entre visiones políticas y estilos "cognitivos" también es hereditaria, lo que es una buena noticia, a Dios gracias, porque los de izquierdas tiene menos hijos, o ninguno, como es el caso de la vicepresidenta, que ella sabrá por qué, no nos vamos a meter en su vida...

Intrigada por estas correlaciones, la Universidad de Nueva Transilvania decidió determinar si los cerebros de liberales y conservadores reaccionaban de forma diferente a los mismos estímulos. A un grupo de 43 personas (iban a ser 44, pero se durmió uno y ya sólo quedaron 43) se le solicitó mirar a un monitor en el que iban pasando imágenes de José Luis Rodríguez Zapatero mezcladas con las de un documental sobre las lombrices de tierra (lombricus terrestris).
Usando electroencefalogrmas, los investigadores examinaron la actividad en una parte del cerebro-la corteza cingulada anterior- (que está cerca de la cingulada posterior, claro) vinculada al proceso de autorregulación del control del conflicto.


Instantánea del Doctor Fronkostin en el momento de alcanzar las conclusiones de su estudio

Quienes se habían autodenominado liberales (los que leen Libertad Digital sobre todo) mostraron "significativamente mayor actividad neuronal relacionada con el manejo del conflicto" cuando la hipotética situación instaba a un cambio de rutina. Los conservadores (los que leen el ABC, sin ir más lejos) sin embargo eran menos flexibles, y se negaban a cambiar viejos hábitos "a pesar de la señales de que estos (...) debían cambiarse" (pues eso, el ABC).


Si esto es bueno o malo depende obviamente de la perspectiva de cada uno. A nosotros ni nos va ni nos viene. Ni fú ni fá, arrieritos somos.

Parece ser que los mecanismos neuronales para el control de los conflictos se forman en la infancia, pero aunque proporcionan un modelo para orientaciones liberales o conservadoras, los genes están determinados por el ambiente que rodea al individuo a lo largo de su desarrollo (zzzzzzzz...)

O sea, que si soltamos a un conservador en casa de un gay, la posibilidad de que abra una ventana y se tire por ella es directamente proporcional a la altura de la casa en cuestión.


Fuente: La Gallina Ilustrada

15 comentarios:

anónima dijo...

Siempre he dicho que la gallina ilustrada es un ave que no debe pasar nunca desapercibida. Posee más cualidades que el pollo común y además es baja en colesterol. Le recomiendo tomarla al menos una vez al mes, con una copa de rioja y buena compañia.

Anónimo dijo...

Pero, qué me dice de los conservadores o liberales homosexuales? no destruyen el cliché que se suele tener? Estoy pensando en Luis Margol (http://findesemana.libertaddigital.com/articulo.php/1276233845
Luis Margol - La limpieza de sangre deMoncho Borrajo - Fin de semana) o en http://fanfatal.blogsome.com/
Fanfatal.
No debería escribirle ya, puesto que me ha rechazado, me ha sometido a la máxima ofensa. Despues de todo cuando uno se ofrece a una, le está ofreciendo el premio gordo de su persona, algo que debe tener, que tiene, un enorme valor, además de la increíble suerte que supone tal premio, que le ha debido caer de la estratosfera. Y qué hace usted? No lo acepta. Qué poca sensibilidad tiene la gente! Bien, pues me guardaré mi valiosísimo valor para mí y le mostraré a través de mi conducta sin resentimiento que sí que era de un inapreciable valor, porque cuando uno ve como el otro lo mal que se ha tomado el rechazo suele pensar: Madre mía, que cafre que es! y pretendía que compartiera la vida con él! qué cafre que es! (Me tomo la agotadora tarea de aclararles,viejas bestias de carga, que cafre, viene del árabe "Kafir" y que significa infidel, impious wrecth, one who does not recognize the blessings of God, y que sí le adjudican una connotación no muy buena, allá vayan con ellos, los árabes)

Landahlauts dijo...

A mi la gallina... ni ilustrada la quiero.
Eso sí, este estudio me lo creo a pies juntillas: no creo que a estas alturas ninguno podamos poner en duda la capacidad del Doctor Fronkostin...

anónima dijo...

los cafres son los habitantes de Cafrería o País de los Cafres, pueblo bantú que moraba en Africa del Sur. Estoy de acuerdo con usted, sr. anónimo, si hay algo que nunca se le podría llamar a Donna es "bantú".

Por otra parte, entre los conservadores y liberales, yo incluiría otro tipo de personas, que manteniendo intacta la base moral de su ideológia, son capaces de flexibilizar algunos aspectos de la misma a fin de adaptarse mejor a la realidad que los circunda sin perder su propia idiosincrasia. Son los famosos "ergonómicos".

Landahlaust, la gallina es indispensable en la dieta mediterránea. Pruébela, no creo que se le atragante, como mucho podrá digerir mejor lo que se tiene que tragar a diario.

liuva dijo...

Ante la noticia aparecida hoy en la prensa: “Un joven estadounidense de 20 años fue ayer acusado de matar a puñaladas a sus compañero de habitación, porque éste se quejó del mal olor que emanaba de sus pies”, habría que preguntar al afamado profesor Fronkostin en cuál de los dos cerebros la corteza cingulada anterior reaccionó de forma liberal y en cual de forma conservadora.

Hay que andarse con pies de plomo antes semejantes noticias, o mejor todavía, poner pies en polvorosa para que no te saquen con los pies por delante.

Siento mucho, Sr. Anónimo, que se haya quedado ud. sin novia. Tírele los tejos a la Sra. Anónima a ver qué pasa. De momento parece ser que le gustan las gallinas ilustradas, o sea, que están en onda.

Anónimo dijo...

Perdone,inteligente y hermosa Anónima, tiene usted razón y yo también, el OED señala como primera acepción la mía y como segunda la suya. Este verano, me surgió ,al leer algo,creo, de Rider Haggard el preguntarme sobre el origen de tan simpática palabra, en estos tiempos de tanta insoportable corrección lingüística y cómo es que se transformó en un insulto que denotaba estupidez brutal -a mí esto me parece redundante, pero admitamos que hay estúpidos no brutales, que lo dudo-.Hubo entonces un pueblo al que identificaron con la estupidez brutal? Qué injusto!Por lo que puedo imaginarme los mayores traficantes de esclavos de la historia, esto es los queridos musulmanes, se referían a Kaffería como un lugar en que con tantos infieles podían fomentar su benéfico comercio. Los europeos, los ingleses quizá, no tardaron en identificar con esa palabra a un pueblo en concreto, los bantúes, y les adjudicaron o sospecharon u observaron o se imaginaron que tenían esas cualidades tan envidiables que hoy han pasado a constituir un insulto.
Por más que pienso, y llevo varios días pensando, cuándo habla de opera china se refiere a Tan Dun? porque si no, no caigo, es decir no conozco nada más. Incluye, por otro lado, a Boulez en la música concreta? Porque mi corazón pertenece a la Donna, que si no... Saludos

anónima dijo...

Querido anónimo, hay más de 200 tipos de ópera china, siendo la más conocida la de beijing, que usa el dalou y el jinghu entre otros horroros instrumentos.´Las óperas más conocidas son Primavera en el Salón de Jade, la leyenda de la serpiente blanca y su Wu es enviado a pastar ovejas. Ya vé usted que con semejantes títulos no se está perdiendo nada. ¿por qué todo el mundo piensa que sólo existen los compositores de bandas sonoras? El concierto del agua de Tan Dun debe de habérsele ocurrido mientras cantaba bajo la ducha.

Boulez tiene una música asonante, aleatoria y con continuos cambios de ritmo. En su primera época si podría haberlo encuadrado en el ámbito de la música concreta; pero creo que el fránces se dió cuenta de que no vendía ni un disco y empezó a tocar algo que sonaba a algo.

Una última cosa, no se esfuerce señor anónimo, si Donna le ha puesto el listón alto, ni se imagina a la altura que se encuentra el mio.

anónima dijo...

Por cierto que yo prefiero la palabra "cabestro" que coloquialmente, significa, hombre bruto y torpe con el cuál no se puede conversar.

Donna Angelicata dijo...

Disculpen, mi creatividad está parcialmente mermada por el sueño, pero no puedo resistirme, después de haber asistido a estos correteos adolescentes tan encantadores, a:

Fricka: ¿Cuando has visto que dos hermanos se amen?.
Wotan: Hoy lo has visto.

La Walkiria. Richard Wagner

Buenas noches

Anónimo dijo...

No pretenda transformar, inicua y querida Donna, una´honesta admiración en algo incestuoso.Si, admiro su conocimiento de la ópera china, pero me quedo con la filia wagneriana de la Donna. Además, hay un hecho realmente asombroso que nadie ha hecho notar hasta ahora,y no en vano se están cumpliendo las predicciones de mi abuela. Conocen a alguien que haya citado el incomparable Pierre? Y sin embargo, ahí tienen a la Donna, que lo cita como si fuera la lista de sus novios.

Anónimo dijo...

Como estoy en otro de mis extraños intermedios laborales y mientras me tomo una especie de té con limón y puesto que no encuentro nada mejor que hacer, salvo dormitar, intentaré decir algo. Hay una cosa que me preocupa últimamente y apenas me deja dormir, qué piensa la gente de Ordo Wingate? También me pregunto, por relacionarlo con el tema, si acaso sería liberal o conservador.Desisto de considerarlo socialista o algo peor porque nunca sometió su espíritu al rebaño y era la prueba palpable de que pensaba por sí mismo, quizá demasiado. Pienso ahora en su extraña indumentaria, lo que pensaba del agua, mis queridos hidrófilos apártense de él, y su extraña afición por las cebollas.

liuva dijo...

Tomar té con limón es una ordinariez.

Groucho dijo...

"Un cerebro es un cerebro, y el mío lo encontré en la calle."

Firmado: Igor (se pronuncia Aigor)

Anónimo dijo...

Puede. Pero dígaselo a la máquina del café, que es el ser vivo que mejor me cae de mi centro de trabajo.

Anónimo dijo...

Percibo ahora que cometí un grandísimo error, y antes de que alguien me deje por un imbécil, me dejaré yo. Realmente el nombre de Wingate no era Ordo sino Orde. Perdón, perdón, querido Orde donde quiera que estés (yo creo que debe de estar en el cielo, donde gente como Wingate, Patton, Escipión y Carlos XII de Suecia se lo deben pasar en grande -y espero que no vuelva a salir aquel estúpido diciéndome que la distancia amplifica-). Saludos, queridos onagros.