domingo, noviembre 25, 2007

Meme

Llámenme mema (ja, qué ingeniosa soy) pero tengo que admitirles que mi supina ignorancia (yo más bien diría estupidez) llega hasta el punto de no saber que este simpático término ha adoptado un nuevo uso en la blogosfera.

Les voy a confesar algo que todavía les va a resultar más deplorable. Después de un fútil intento por entender en que puede consistir este experimento, sólo llego a la inane conclusión de que es como si el fin último fuese conseguir que el lugar cibernético de uno tenga más movimiento que un tercer acto de vaudeville.

De todas formas, como ha sido mi apreciado Sr. Dardo quien me ha lanzado a este juego, no voy a atender a racionalidades y obediente y sumisamente, publico la imagen actual de mi escritorio. La fotografía es nada menos que el impresionante Palau de les Arts. Aunque es cierto que últimamente ha sufrido cierta desmitificación por múltiples problemas de diseño, su imponente exterior y sobre todo, la belleza de lo que se interpreta en su interior, han hecho que esté ahí.
Por lo demás, sólo quiero aclarar que todos los iconos ludópatas que aparecen, se deben a ciertos virus que me acechan.

Aunque a decir verdad, pueden pensar lo que deseen, después de todo, ¿creen que para suponer un océano basta con conocer una gota de agua?


31 comentarios:

Chuso dijo...

Voy a tener que volver un día a Valencia. Ese edificio parece más bien una nave interplanetaria (por lo menos es como yo me imagino una nave interplanetaria).

Landahlauts dijo...

A mi me parece un edificio impresionante. Tengo ganas de ir a verlo "en vivo"

Lo de los memes... no lo llevo bien, no me gustan demasiado. Ni los "premios"

Saludos, Donna Angelicata.

Donna Angelicata dijo...

Muchas gracias por sus comentarios, pero lo que verdaderamente es un imperativo es que más que el edificio, vengan a ver: "Las bodas de Figaro", ´"Sigfrido" y "Turandot".

"¡Quítate las gafas del filósofo, lo único que tienes que hacer es escuchar la orquesta"!. Wagner a Nietzsche.

Anónima dijo...

El meme es una unidad de información (o forma de conducta) almacenada en un cerebro y transmitida por imitación de un cerebro a otro. Dawkins daba como ejemplos: las ideas, las melodías, las teorías científicas, las creencias religiosas, las modas, y habilidades tales como nuevas formas de hacer una cerámica o construir arcos arquitectónicos.



Las implicaciones de esta idea son asombrosas y Dawkins explicó algunas de ellas en detalle. Si los memes son realmente replicadores, se comportarán inevitablemente de manera egoísta. Es decir, los que sean capaces de propagarse se propagarán, y los que no lo son, no. Por consiguiente, el mundo de las ideas, o la memosfera, no se llenará con las ideas mejores, más verdaderas, más esperanzadoras o útiles, sino con las ideas supervivientes. Los memes son sólo supervivientes, como los genes.
En el mundo real de la biología, los genes se han agrupado para crear enormes criaturas que entonces se aparean y perpetúan los grupos. De manera similar, los memes pueden agruparse en los cerebros humanos y llenar el mundo de las ideas con sus productos. Si aceptamos que los memes son replicadores, podemos ver que funcionan pura y simplemente por su propio interés. Claro, en cierta medida, los memes tendrán éxito si son útiles para sus anfitriones, pero esta no es la única forma de que un meme sobreviva, y pronto veremos algunas consecuencias de esto. Si un meme ha de sobrevivir, necesita ser almacenado en un cerebro humano y propagado concretamente a más cerebros. Un meme que se oculta profundamente en la memoria y nunca reaparece, simplemente desaparecerá. Un meme que se distorsiona en la memoria o en la transmisión, también desaparecerá. Para el meme, una manera simple de asegurar su supervivencia es ser ensayado repetidamente dentro de tu cabeza.



Consideremos dos melodías distintas. Una es difícil de cantar, hasta cuando te la cantas a tí mismo. La otra es una tonada pegadiza que casi no puedes evitar tararear. Y no paras de entonarla. Se repite una y otra vez. La próxima vez que te apetece cantar en voz alta, es probable que esta melodía sea la más elegida. Y si alguien te escucha, también se le pegará. Así logra el éxito, y por eso el mundo está tan lleno de terribles melodías pegadizas y jingles publicitarios.
Pero existe otra consecuencia. Nuestros cerebros también se saturan de ellos. Estos memes exitosos saltan de persona en persona, llenando las mentes de sus anfitriones a su paso. De este modo todas nuestras mentes se llenan más y más.


Podemos aplicar la misma lógica a otros tipos de meme. Las ideas que dan vueltas en tu cabeza tendrán éxito. No sólo las recordarás, sino que la próxima vez que hables con alguien serán las ideas que tienes presentes y las propagarás. Llegarán a esta posición porque están cargadas de emoción, son ilusionantes, fácilmente memorables o relevantes para tus preocupaciones actuales. No importa cómo lo hacen. La cuestión es que los memes que consiguen ser repetidos, generalmente se impondrán sobre los que no lo logran. Cualquier intento de vaciar la mente crea simplemente más capacidad de procesamiento para que otros memes se agarren.
Esta simple lógica explica por qué nos es tan difícil sentarnos y “no pensar”; por qué la batalla por dominar “nuestros” pensamientos está condenada al fracaso. En un sentido muy real no son en absoluto “nuestros” pensamientos. Resultan ser simplemente los memes que explotan exitosamente nuestra maquinaria cerebral en este momento.



Esto suscita la difícil pregunta de quién está pensando o no pensando. ¿Quién batallará contra los memes egoístas? En otras palabras, ¿quién soy yo? Susan Blackmore (Despertando del sueño del meme)

liuva dijo...

Sra. Anónima, me ha quitado ud. de la boca lo que iba a decir.

Angelicata, fondo negro, chungo. Marilyn Manson estaría encantado con ud.

Respecto a esas canciones que se meten en la mente y no se pueden sacar, y una y otra vez hay que cantarlas mentalmente, tiene un nombre: El síndrome del elefante del la trompa azul (desde hace días yo estoy bajo ese síndrome, no puedo de dejar de cantar “Caminito” de Gardel).

Anónimo dijo...

This is hinky. He is a college graduate.
He wouldn't go through all this security...



...go to the county lock-up to find
someone his own people say doesn't exist.



Hinky.



What does that mean, "hinky"?



- Strange.
- Weird.



Say "strange" or "weird." "Hinky"
has no meaning.



Why not say "hinky"?



I don't want you using meaningless words
around me. I'm taking the stairs.



How about "bullshit"?

Anónimo dijo...

Marshal Biggs: It's hinky, Sam. I mean, this guy is a college graduate. He became a doctor. I mean, he ain't gonna go through here with all this security. Hinky.
Deputy Marshal Samuel Gerard: Biggs, what does that mean, hinky?
MB: I don't know. Strange. Weird
SG: Well, why don't you say strange or weird? I mean hinky, that has no meaning.
MB: Well, we say hinky.
SG: I don't want you guys using words with no meaning.
MB: [Sotto voce] How about 'bullshit?' How about 'bullshit,' Sam?

Anónimo dijo...

Hay gente que ni siquiera viendo un océano puede imaginarse una gota.

Donna Angelicata dijo...

Justo eso quería leer. Es usted genial.

Donna Angelicata dijo...

Liuva, un día de estos haré una broma tremenda con Gardel. Lo lamento pero me lo está poniendo demasiado fácil.

liuva dijo...

Igual hasta se lo agradezco, así me quito de la cabeza ese rum rum de “Caminito”. Pero no sea muy dura, oiga, que ud. cuando se pone…

Aquí pongo mi lagrimal:

LA GOTA DE AGUA Y EL OCÉANO

La gota de agua del mar,
desprendida y solitaria,
en playa inhospitalaria,
triste se puso a llorar.

El Océano al sentir
tan tierna lamentación
de aquella separación,
la piedad le hizo sonreír.

«Entre tu cuerpo y el mío
nunca la extensión verás:
nadie medirá jamás
la inmensidad del vacío».

omar khayyam

Dardo dijo...

Impresionante Donníssima; gracias por seguir el juego. Soy doblemente esclavo; de Vd. por la gentileza de haberme hecho caso; y de su blog por su creación y la de sus magníficos visitantes.

Yo, aunque visite su blog, seguiré siendo un rufián; porque como dice el personaje de Pablillos en el Buscón de Quevedo..."nunca mejora su estado quien muda solamente de lugar y no de vida y costumbres".

Saludos cordiales.

Anónima dijo...

Joel Laumans descubro que William Shakespeare inventó sobre 1.700 palabras (entre nombres, verbos y adjetivos) de las que usamos frecuentemente hoy en día (en inglés). Entre todas sus obras, sonetos y poemas, el escritor inglés usó una cifra aproximada de 17.677 palabras (de la cuales 1.700 fueron inéditas). Esta es una lista reducida de algunas de las palabras que inventó:

Accused
Addiction
Advertising
Amazement
Arouse
Assassination
Bandit
Bedroom
Beached
Blanket
Bump
Cater
Champion
Countless
Epileptic
Fixture
Flawed
Generous
Hint
Lonely
Manager
Mimic
Negotiate
Obscene
Premeditated
Rant
Successful
Summit
Torture
Varied
Worthless
Zany

Dedicado a usted, Sr. Anónimo. Seguro que puede superar a Shakespeare e inventar las suyas propias. ¿juega?

Donna Angelicata dijo...

FELGER: Something hinky's definitely going on here and it's up to you and I to find out what it is.
COOMBS: Hinky?
FELGER: Yeah, it's a word.
COOMBS: In what dictionary?

Stargate - The other guys-

Anónimo dijo...

Perdone, yo no quería jugar a nada(o más bien jugar a todo), sólo quería decir que utilizar la expresión "chungo" me parece una cosa muy chunga. Pero es que nadie ha visto "el fugitivo"?. Hinky, hinky,hinky,hinky

Anónimo dijo...

Conozco a alguien que ha inventado una palabra. Y es una palabra muy hermosa, pero no puedo decirla(es que es suya), lo siento. Lamentablemente, no tengo esa capacidad de hacer neologismos.

Anónima dijo...

Sin embargo, con el excelente uso que Ud. hace del futuro de subjuntivo sería un estupendo palaiologista.

Anónimo dijo...

Pero si sólo lo he utilizado una vez!, ojalá lo utilizare más.

Anónimo dijo...

Por otra parte, hay alguien que haya leído Mímesis de Auerbach?(Tengo que advertir que yo no). Creo que la historia de su realización es heroica.

Landahlauts dijo...

Eso me gustaría aún más.

liuva dijo...

El Palau de les Arts no es particular, cuando llueve se moja, como los demás: chungo.

Angelicata, ahora entiendo lo de las gotas de agua. Calatrava cada vez diseña más con la gracia del feo de los hermanos: chungo, chungo, chungo.

Donna Angelicata dijo...

Sí, Liuva, creo que demasiada gente estaría de acuerdo con usted, y lamentablemente eso no es lo peor de todo, sino las localidades de visión completamente nula.

Hablando de edificios, me he acordado de un hermoso texto:

"¿Alguien es capaz de abandonar un edificio en cuya construcción gastó toda su vida, aunque ese edificio sea su propia prisión?"

Y uno emersoniano (el primero no recuerdo de quien era), que me gusta mucho más:

"No deseo mudarme de mi prisión actual a otra un poco mayor. Deseo romper todas las prisiones. Aun no he conquistado mi casa." R. W EMERSON.

PD: Liuva, es usted una provocadora nata y se mete en la boca del lobo maliciosamente... hinky, hinky, hinky..

Anónima dijo...

"No existe regla de arquitectura aplicable a un castillo en el aire"
Si así fuera, todos superaríamos en alguna ocasión a Calatrava.

Donna Angelicata dijo...

Cierto, pues este nuevo Palau se asemeja al excelso Valhalla.

liuva dijo...

“Huid de escenarios, púlpitos, plataformas y pedestales. Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura” (Antonio Machado)

Anónimo dijo...

Pues a mí Antonio Machado me parece un tipo de lo más bajo, alguien que dejaba huevos fritos en las sillas.

Anónimo dijo...

"Huid de escenarios, púlpitos, plataformas y pedestales. Huid de Antonio Machado". (Antonio Machado) Ojalá le hubiera hecho caso antes de que me hicieran aprender eso de "mi infancia son recuerdos de ...". Y lo de "ligero de equipaje" tiene que ser forzosamente una bullshit. Bien, regreso al sitio de Vicksburg.

liiuva dijo...

Ya me lo esperaba, qué se cree, basta que yo diga que me gusta alguien para que ud. diga que pone huevos fritos en las sillas. Y lo peor es que tiene razón, la casa de los Machado era tan cochambrosa que una vez se dejaron olvidado un huevo frito durante días encima de una silla.

Miren lo que contó Juan Ramón Jiménez (seguro que éste le gusta más al sr. Anónimo, más que nada por el burro ese ridículo y de algodón) sobre una visita que hizo a la casa de los Machado:

“Entré en una habitación, en la que sólo quedaban los restos de una mesa, bueno, que había sido mesa, en la cual había una vieja palmatoria, sin vela; de allí pasé al cuarto donde estaban, y me dice Antonio: "siéntate, Juanito, siéntate". Yo miré en torno y vi una butaca, que tenía un agujero en el fondo, que no servía para sentarse, una silla sobre la cual estaba una gatita con sus gatitos pequeños, y otra silla sobre la cual había...¡un huevo frito! de varios días, que estaba allí seco, ¡pegado!”

Me pregunto: ¿A un huevo frito que lleva varios días hecho y está seco, se le puede llamar huevo duro?

Pues ahora como desagravio al huevo frito duro, se aguantan y se traga este soneto:

Soneto al Huevo Frito

Su túrgida hermosura al sol desvela
Y anima por las claras redondeces
Que al olfato constante ofician preces
De crepitante sal por sus estelas

Cerrada a cal y canto y prisionera
En inocente albúmina acunado
Trae la yema su lípido asombrado
De la quietud que roza sus laderas

Mas el destino es mano en sus entrañas
Y una hirviente algazara de carbonos
Aguardan el crujido de su grito

Se estremece la núbil faz huraña
Y, sufriendo su cuerpo de palomo,
Ríe – eterno y fugaz – el huevo frito.

Julio Novoa (1947)

Anónimo dijo...

Le estoy muy agradecido. Conocía esta historia a través de lo que cuenta Borges que dice Jiménez(y no, no me gusta nada tampoco y lo del burro, menos), pero no tal como la cuenta Jiménez. Se está superando, si le sirve de algo mi opinión-que supongo que no- esta es su mejor entrada.

liuva dijo...

Claro que me sirve de algo su opinión, me sirve de mucho. He engordado casi dos kilos de satisfacción. He gozado con su comentario casi tanto como el día aquel que me tocó una chochona en aquella tómbola de aquel pueblo. Muchas gracias, y siga, siga.

Anónima dijo...

Fue en esa casa de gustos culinarios dudosos, donde Juan Ramón Jimenez recitò por primera vez sus versos a Machado (el cree recordar que era a Antonio y no a Manuel, aunque no está muy seguro porque tenía la cara llena de espuma porque se estaba afeitando con un espejo que colgaba del techo). Cuando terminó el poema, Machado le dijo "¡Usted tiene la flauta de Verlain!" o sea, ¡demonios!.

Liuva, yo también creo que esta vez merece una mención especial.

¿qué es huevo frito?
Dices mientras clavas tu mirada en el pálido trasluz
¿qué es huevo frito?
¿y tú me lo preguntas?
¡huevo frito eres tu!

Llopis.