martes, noviembre 06, 2007

¿La belleza lo redime todo?

"Pues si una vez un hombre consiente en un asesinato, al poco tiempo comienza a darle poca importancia al robo; y del robo pasa a darle a la bebida y a la inobservancia del día del Señor, y de ahí sólo queda un paso para la descortesía y la falta de puntualidad. Una vez que alguien ha comenzado a descender por este sendero, nunca se sabe cuándo podrá parar." Del asesinato considerado como una de las bellas artes". Thomas De Quincey.

Sin duda se trata de uno de los escritores más brillantes y raros del siglo XIX. Destaca en él su siniestra inclinación por lo cruento, lo salvaje y lo telúrico. Su espíritu alentaba una eufórica atracción por la extinción y la muerte. Se sumergió en un tétrico universo, lleno de tribulaciones y espantos, donde se retuercen ilustres exponentes del homicidio y del crimen.

En su obra Del Asesinato considerado como una de las Bellas Artes, De Quincey eleva el homicidio a una categoría excelsa. Una lírica pasmosamente sobrecogedora se vierte en sus páginas. Los ladinos personajes de Shakespeare, los héroes de Homero y los condenados del infierno de Dante resuenan en esos párrafos con la armonía del claviórgano de un monasterio y la vorágine del bullicio de Londres.

De Quincey rememora en primer término la epopeya bíblica de Caín, la exalta a categoría de arte sublime. El primer homicida es convertido en imaginativo poeta que tan solo con un pedazo de roca construye una catedral de inigualable belleza y armonía.
Este libro no es otra cosa que la apología de una profesión desconocida, la de liquidar a otro ser humano de manera impune, en sincera rebelión contra las normas de la ética, la moral y la ley. De Quincey alaba la belleza del acto criminal de eliminar físicamente a una persona en un acto aplastante, de absoluta naturalidad. Le ofrece valores cercanos a la grandeza de una escultura, una pintura o una obra musical. Este acto excede la medianía de la masa, lo cavernario de su banal existencia.

Asesinar, para De Quincey, no es un instinto, es una motivación para los espíritus sensibles, para las almas exquisitas. Son virtuosos aquellos que superan las reglas.

Quienes hayan visto la inconmesurable película de Hitchcock, La Soga, podrán vislumbrar cristalinamente esta filosofía. Dice, Brandon, el personaje central: "El asesinato es un delito para muchos, pero un privilegio para unos pocos" o "Siempre he deseado tener más talento artístico. Bueno, el asesinato puede ser también un arte. El poder de matar puede ser tan satisfactorio como el poder de crear."

Por favor, no me apedreen (o por hacer un guiño hitchcockniano , no me estrangulen), ustedes ya conocen mi angelical alma, véanlo sencillamente como una ingenua exaltación de dos obras cuya exquisitez artística trasciende toda moral.

34 comentarios:

Anónima dijo...

Bueno, en Arsénico por Compasión, también podemos ver como el asesinato es una forma tan válida como otra de evitar el aburrimiento. En cuanto a libros me decanto por el Clan de los Asesinos de Bierce, donde se puede hacer del asesinato, no ya un arte, sino una profesión sin paro.

Donna Angelicata dijo...

Ya que usted lo menciona, el gran Bierce dijo que hay cuatro tipos de asesinatos: criminal, perdonable, justificable y digno de elogio; aunque al muerto no le importa mucho si cayó víctima de uno u otro tipo: la clasificación es para ayudar a los abogados.

No sé podrán quejar, hoy he sacado un tema muy divertido..

¡Ah! Se me olvidaba, también me gusta mucho su definición de cadáver: "Persona que manifiesta el grado más elevado posible de indiferencia que puede aceptarse para corresponder a la solicitud ajena". ¿No es genial?

Sigurd dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sigurd dijo...

No conozco el clan de los asesinos, pero El Club de los Parricidas es maravillosamente divertido. Tiene una gran momento en el que un niño explica angustiado como la manía de sus padres de matar perros para hacer aceite motivaba a sus vecinos a que no le dejaran jugar con sus cachorros, lo cual le causó una angustia tal que le llevó a plantearse el hacerse pirata.

PD: Donna, ha mentado usted moral y arte, conociendo a alguno de sus comentaristas, seguro que aparece alguna cita de Wilde antes de que cante el gallo tres veces. Ya conoce el Apocalipsis, y saldrá del mar una bestia con siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo, una bestia semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león, que no parará de parafrasear a Wilde hasta que se beba los siete calices y se pille una mona de agárrate y no te menees.

Anónima dijo...

Sigurd, me he permitido la licencia de cambiar el título de la obra, ya que el verdadero es, como bien dices, el clan de los parricidas, pero yo he querido cambiarlo por el de los asesinos para incluir todas las figuras de asesinos que Bierce nos muestra a lo largo de su Bibliografía.

Dejaré la cita de Wilde para otras mentes más selectas y volviendo a Bierce y su Diccionario del Diablo les dejo la definición de
Arsénico:

Especie de cosmético a que son afectas las mujeres y que, a su vez, las afecta
grandemente.

Creo que en un duelo de ideas con Wilde no sería mal contrincante ¿no creen?

Anónimo dijo...

No nos libraremos nunca de Wilde? Tengan alguna decencia y citen alguna vez a Whistler.

Anónimo dijo...

Por otra parte, la vida del asesino podría considerarse como una obra de arte?. Seguro que no. Sí, tenemos la imagen literaria o cinematográfica del asesino como alguien profundamente atractivo. No tiene que ser alguien a quien le gusten las variaciones Goldberg forsosamente magnético?; pero el asesino real, y me doy cuenta que estoy diciendo una completa "balderdash", es alguien con el que no podríamos estar un momento sin avergonzarnos y estoy pensando sobretodo en los asesinos múltiples.

Anónimo dijo...

"Este acto excede la medianía de la masa, lo cavernario de su banal existencia." Perdone, querida Donna, pero vuelvo a lo cavernario de mi banal existencia.

liuva dijo...

Nunca hubiera pensado que la falta de puntualidad fuera un principio de inclinación al asesinato. Me preocupa mi falta de puntualidad. De ahora en adelante procuraré llegar unos minutos antes a mis citas. O sea, que si llegas tarde eres un asesino potencial, por consiguiente, si llegas pronto eres una Inmaculada… ¡oh cielos! prefiero llegar tarde.

Por otra parte, no acabo de pillar la belleza sublime de imaginarme a Caín pegando golpes con una quijada de burro en la cabeza de su hermano. Claro, que puede que se me escape algún detalle de vital importancia. Si la quijada en vez de burro fuera de burdégano, sería otra cosa.

Partiendo de la base de que Hitchcock era un misógino sin solución, esta película de supermachos (que por cierto, en USA estuvo censurada porque eran homosexuales) le quedó de cine. Este diálogo es impresionante:

- Brandon: Escúcheme Sr. Kendal esos pocos son los que poseen un valor intelectual muy superior que está por encima de los tradicionales conceptos morales. El bien y el mal, lo justo y los injusto son términos inventados para la gente que los necesita porque son inferiores.
- Sr. Kendal: ¿Está de acuerdo con la teoría de Nietzsche sobre el superhombre?
- Brandon: Sí, por supuesto.
- Sr. Kendal: Hitler también.
- Brandon: Hitler era un salvaje paranoico, sus superhombres no eran más que vulgares asesinos sin cerebro. Yo los ahorcaría a todos. Sin lugar a dudas. Por el simple hecho de ser estúpidos. Yo colgaría a todos los incompetentes y locos que existieran en este mundo.
- Sr. Kendal: Pues debería colgarme a mí el primero porque no sé dilucidar sí me habla en serio o en broma lo que si sé es que prefiero no seguir escuchando sus conceptos sobre la humanidad ni sobre los seres que viven en nuestro mundo civilizado.
- Brandon: ¿Civilizado?
- Sr. Kendal: Sí
- Brandon: Tal vez confunda usted la civilización con hipocresía.

Sean sublimes: suicídense.

anónima dijo...

Sr. Anónimo; recojo su guante con toda la decencia que la postura me permite. Ahí tiene la cita:

"Ciertamente, Whistler es uno de los grandes maestros de la pintura, es mi opinión. Y he de añadir que el mismo Señor Whistler está completamente de acuerdo con esta opinión" Oscar Wilde.

Por otra parte, creo que ustedes están cayendo en el error de centrarse en la casuística de los asesinos (Liuva su adorable descripción de Cain me ha hecho vomitar...o quizás fué la ensaladilla que comí ayer..), creo que Donna no quería que hablaramos de los asesinos en serie , sino de las series sobre asesinos. Ahí es donde radica el arte del autor. La belleza de la descripción de algo horrible en su aspecto intrínseco pero algo sublime en su aspecto dialéctico.

Y creo que si consigo alcanzar el punto de sublimación y legar a mi estado etéreo sin pasar por el líquido, será una de las grandes obras de mi vida. (pista: el punto de sublimación del dióxido de carbono es de -78,5 grados celsius)

Anónimo dijo...

Mientras escucho el concierto para violín de Rózsa tiene usted razón, gran Anónima, sobre lo que pretendía,según creo, la sobrehumana Donna. Nos interesa el asesinato como obra de arte en su lado literario o cinematográfico, no en su lado repulsivamente real-de ahí que no crea que pueda apreciar nunca "a sangre fría", por ejemplo- y si cualquier novela policíaca, por ejemplo la que acabo de leer "el dragón del estanque" de Van Dine-.
Por otra parte, siento muchísimo que usted pueda ver las cosas dialécticamente, a mí eso de la dialéctica me parece un camelo.

Donna Angelicata dijo...

"Ahí es donde radica el arte del autor. La belleza de la descripción de algo horrible en su aspecto intrínseco pero algo sublime en su aspecto dialéctico."

Me doy cuenta de que has expresado (creo que con el nivel tan simbiótico que hemos alcanzado me está permitido tutearte) mucho mejor que yo lo que quería decir.

En el mismo libro dice De Quincey: "Es una imperfección, cierto, pero siendo la imperfección su esencia, la excelsitud de su imperfección se convierte en su perfección".

Anónimo dijo...

...fue en esa fiesta donde Wilde exclamó con respecto a algo que dijo una mujer: "¡Cómo desearía haber dicho eso!", y Whistler respondió: "Lo dirás, Oscar, lo dirás"

anónima dijo...

¡una relación simbiótica! Angelicata, me halaga en extremo. Yo creía que nuestra relación estaba más cercana al comensalismo, donde yo saco un provecho inmenso y usted no se siente lastimada por mis intervenciones. Por mí puede tutearme cuando guste...yo nunca me atreveré a hacerlo.

Volviendo al tema, sé lo que Wilde opinaría del mismo:

"Matar es una estupidez. Nunca debe hacerse nada de lo que no se pueda hablar en la sobremesa". Aunque se asombrarían de lo que yo he escuchado en algunas tertulias de café.

Sr. Anónimo ¿rechaza la dialectica cuando usted es un ejemplo vivo del uso de la misma?

anónima dijo...

Miklos...The song of Schenerezade; El Ladrón de Bagdag..Podría estar horas y horas escuchándolo...Esta vez me ha cautivado, sr Anónimo, lo cuál no suele ser habitual...me ha hecho darme una carrera hasta el equípo para poner uno de los discos de Rózsa que tenía un poco olvidado. Mil gracias

Donna Angelicata dijo...

Anónima, me disgusta que me veas de esa forma. Como dijo el gran Jardiel Poncela:

"En lo personal me gusta el uso de un vocabulario que sea elegante, y si usted me viera vestido por la calle e hiciera una analogía, pensaría que soy un analfabeto".

Por favor, el honor de ser tuteada por ti es mío. ¡Atrévase! Uy, perdón, ¡atrévete!

Estoy absolutamente convencida de que el Sr. Anónimo es del tipo de personas que en una sobremesa y ante el habitual silencio que suele producirse en estos casos, pronunciaría sin titubeos la adorable pregunta de: "¿A qué no sabeis quien se ha muerto?".

Donna Angelicata dijo...

Ya que se ha sacado -son ustedes incorregibles- a Wilde otra vez, me ha invadido un repentino impulso estético que me ha obligado a cambiar la apariencia del blog. Espero que no les ocasione muchos trastornos mentales, es muy sencillo, verán, lo que estaba a la izquierda, ahora está a la derecha y viceversa (digresión jardieliana absolutamente necesaria: "Porque es siempre el hombre el que da dinero a las mujeres. Y únicamente deja de suceder esto en las ocasiones en que la mujer da dinero a los hombres, lo cual, según parece, se llama viceversa").

Terminaré con el melancólico final de "De profundis" (¿os dais cuenta de lo que me haceis hacer, wildeanos galopines?):

"You came to me to learn the pleasure of life and the pleasure of art. Perhaps I am chosen to teach you something much more wonderful, the meaning of sorrow and its beauty. Your affectionate friend, Oscar Wilde". Wilde a Douglas.

Anónima dijo...

Empezaremos esta emocionante aventura de Angelicata a través del espejo. Sigan al conejo blanco.

Anónimo dijo...

No ha citado Ben-hur. Por otra parte, si se hace caso de mi dialéctica persona(hay alguien que sepa lo que era la dialéctica para Platón? A mi me parece que es como cuando no sabes qué decir, lo emborronas), lo que desaconsejo fervientemente, le recomiendo la serie de música de películas de naxos(que supongo conocerá desde hace tiempo, a no ser que sea una cabeza de chorlito como..., no, es mejor que no lo diga); han salido últimamente algunos discos excelentes sobre la serie Frankenstein, también uno sobre Sinuhe con música de Hermann.

Anónimo dijo...

Si, es cierto, con su omnisciente cualidad divina, diosa Freia, yo hago ese tipo de preguntas, pero lo hago para mostrar a los demás contertulios que sé hablar.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente en contra del tuteo, es una forma de insoportable familiaridad que no puede más que conducir a la degradación de las mínimas reglas para la convivencia(qué frase, madre! cómo se nota que voy a empezar a trabajar).

Anónimo dijo...

Regresé!. Y atendiendo a la pregunta general SI!. La belleza redime todo, todo, menos... la fealdad. No puede haber nada bello que sea malo. No puede haber nada bueno que sea feo.

liuva dijo...

Mientras ustedes tres se besuquean obscenamente, le voy a poner al sr. Anónimo un poema de Allen Ginsberg que está en su libro “Oda Plunotiana”:

¡CABEZA DE CHORLITO!

¡Cabeza de chorlito rige al mundo!
Cabeza de chorlito es el producto último del Capitalismo
¡Cabeza de chorlito jefe burócrata de Rusia que bosteza
Cabeza de chorlito Jefe de la Policía Secreta de Paraguay
¡Cabeza de chorlito dirigió el FBI durante 30 años y jamás arrestó
a la mafia!

¡Cabeza de chorlito dirige la quema de trigo para mantener altos
los precios en el mercado internacional!
¡Cabeza de chorlito presta dinero para el desarrollo de estados
policiacos a través del Banco Mundial!
Cabeza de chorlito jamás hace el amor sin depender de su oficina
Para que lo padrotee
Cabeza de chorlito ofrece trasplantes de cerebro en Suiza
Cabeza de chorlito se despierta a medianoche para arreglar las
sábanas
¡Yo soy cabeza de chorlito!
Yo gobierno Rusia Yugoslavia Inglaterra Polonia Argentina Estados
Unidos Suecia México y Rumania
Cabeza de chorlito habita el cadáver de Stalin en las murallas del
Kremlin
Cabeza de chorlito mata ballenas y masca su grasa en los trópicos
Cabeza de chorlito apalea crías de focas y luce sus pieles en París
¡Cabeza de chorlito dirige el Pentágono y su hermano dirige la
CIA! ¡Machos culeros!
Cabeza de chorlito escribe y edita Time Newsweek Wall Street
Journal Excélsior El Heraldo El Universal
¡Cabeza de chorlito es Papa, Premier, Presidente, Comisario,
Director, Senador!
¡Cabeza de chorlito votó por Reagan para Presidente de los Estados
Unidos!
¡Cabeza de chorlito prepara pan Wonder con harina blanca
refinada!
Cabeza de chorlito vendió esclavos, azúcar, tabaco, alcohol
Cabeza de chorlito era presidente cuando el misterioso militar de
estudiantes fue acribillado en Tlatelolco

Cabeza de chorlito de bigote y con anfetaminas gobernó Alemania
durante los últimos años de la Segunda Guerra Mundial
Cabeza de chorlito dio la Solución Final al problema judío en
cámaras de gases
Cabeza de chorlito se volvió sionista y fabricó armas en Tierra
Santa para condecorar al difunto Somoza
Cabeza de chorlito prohibió el opio en el Mercado Internacional

Cabeza de chorlito formó el Mercado Negro de Opio
Cabeza de chorlito organizó la operación Cóndor para rociar
veneno sobre los campos de marihuana en Sonora
Cabeza de chorlito en Harvard enfermó por fumar mota mexicana
construir una fábrica de pulpa de madera a orillas del ríoCabeza de chorlito en Irak atacó a Cabeza de chorlito en Irán

Cabeza de chorlito llegó a Europa para Conquistar
cucarachas
con Propaganda
Cabeza de chorlito se volvió un gran poeta internacional y recorrió
el mundo alabando las glorias de Cabeza de Chorlito
Declaro a Cabeza de chorlito vencedor en el Concurso de Poesía
Cabeza de chorlito comenzó a talar la selva del Amazonas para
Cabeza de chorlito en Belfast arroja bombas a las nalgas de su
madre
¡Cabeza de chorlito escribió Das Capital!

¡Cabeza de chorlito es autor de la Biblia y de Riqueza de las
Naciones!
Cabeza de chorlito inventó la teoría de la relatividad para fabricar
la bomba de neutrones en Rocky Flats, Colorado
Cabeza de chorlito quiere saber cuánto tiempo aguanta sin venirse
Cabeza de chorlito cree que así le crecerá el pizarrín
Cabeza de chorlito se volvió Buda meditando
Cabeza de chorlito teme hacer estallar este planeta, por eso
Construyó una nave espacial para escapar

Allen Ginsberg
Oda plutoniana
y otros poemas (1977-1980)

Anónimo dijo...

Gracias,gracias, ha sido usted realmente amable. Pero,aunque mi conocimiento del opus ginsberiano es lastimosamente incompleto, no cree que falta "Cabeza de Chorlito escribió Cabeza de Chorlito" (o lo envió)?

liuva dijo...

Sabe cómo le contestaría Allen Ginsberg, o mejor aún, Jack Kerouac a eso: Que te follen, gilipollas.
(¡Madre mía lo que me hace usted decir! Perdón, Angelicata, pero es que me poce de los nervios.

Anónimo dijo...

Qué lamentable! Ven a lo que conduce la familiaridad? Y eso que nos hablamos de usted. Bueno, podría haber sido peor.

Anónima dijo...

¡Hay que ver! Lo que son capaces de hacer cuando me doy la vuelta.No se siente tanto la ofensa del enemigo, como la que del amigo se recibe (Aristóteles)

Venga, reconciliénse y aquí no ha pasado nada. Como decía Oscar Wilde (por citar a alguien conocido) Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más.


Liuva, es usted mucho más ingeniosa para insultar que el tal Allen, seguro que puede hacerlo mejor. No había nada de ironía en su entrada. Usted no es usted, debía estar poseída por el espíritu inmundo con forma de rana.

Donna, este cambio en el blog muestra nuestro otro lado demasiado agrandado. Sería mejor que las cosas volvieran a su estado natural (sin tanta cafeína)

Anónima dijo...

En mi casa siempre han sido muy aficionados a los discos de Naxos, me crié con Siete Novias para Siete Hermanos, y hoy en su honor (pero ,por favor, no se sientan aludidos)voy a poner Les Miserables.

Donna Angelicata dijo...

Hablando de enemigos, ¿no creen que la mejor descripción de uno mismo es la que te hacen tus enemigos?. Bueno, creo que alguien dijo esto, aunque sinceramente no recuerdo quien.

Tiene razón, Anónima, creo que el nuevo aspecto blanquecino del blog ha sido mobydickensianamente determinante para este brutal cambio dialéctico. Aprovecho para recordarles que les tengo absolutamente prohibido determinado lenguaje. Sí, en efecto, es completa y mezquina censura pero seguro que hay cosas mucho más mezquinas.

Tengan buenas noches.

liuva dijo...

Recapitulemos. Si esto fuera una partida de ajedrez (que por supuesto lo es), podríamos volver a la jugada en la que el sr. Anónimo NO me llama cabeza de chorlito. Entonces, como él no me llama cabeza de chorlito, yo no le pongo la poesía de Allen Ginsberg llamada “Cabeza de Chorlito”. Y él, en la siguiente jugada, tampoco me llama cabeza de chorlito. Así, que yo no tengo por qué darle jaque y decirle a Allen Ginsberg que le insulte como él sabe. Yo, en vez de atacar a su Rey, me enroco, protejo mi Rey y espero su próximo movimiento.

Te puedo asegurar, Angelicata, que yo no voy por la vida diciendo esas groserías, pero cuando alguien se cree el Rey del Mambo, me altero y araño.

“Quién dijo que todo está perdido
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Tanta sangre que se llevo el río
Yo vengo a ofrecer mi corazón”.

Donna Angelicata dijo...

"No hay hombre alguno que no esté en deuda en algún momento con sus vicios, así como no hay planta que no se nutra de estiércol. Sólo insistimos en que el hombre mejora y en que la planta crece y convierte la naturaleza mezquina en algo mejor."

Donna Angelicata dijo...

Liuva, para ir zanjando el asunto, si en verdad se sintió ofendida (cosa que, aún sin conocer al Sr. Anónimo, pienso que no era su intención), habria sido mucho más elegante contestar con aquello que narraba Borges de aquel que fue refutado con un vaso de whisky en la cara: "Eso es una digresión. Ahora espero su razonamiento".

Anónima dijo...

Indudablemente, Liuva es usted una estupenda jugadora de ajedrez. No se apure, torres más altas han caído. Aprovecho para volver al tema...¿qué pasó con el mayordomo? ¿se ha usado tanto la figura del mayordomo asesino que se ha gastado? ¿no se volverá a usar nunca más? ¿volveran las oscuras golondrinas?

Súmmum dijo...

Desde los tiempos de sir Charles el 34 ha sido un nº que me ha gustado, y me he dicho vamos a otorgarle este nº de comentario a Donna, poniendo un toque simpático en post tan matonesco.