jueves, septiembre 11, 2008

Regreso, creo, definitivo

Llevo días flagelándome porque no cumplo, visiblemente, con las expectativas depositadas sobre mí (les aconsejo, que a partir de ahora no tengan ningún tipo de deseos esperanzadores sobre este blog, vivirán más felices). Debería haber escrito, como mínimo, tres entradas, desde la vuelta de las vacaciones, pero añadido a mi falta de inspiración, ¡zas!, mi teclado decide adentrarse al mundo de los muertos en el peor momento. No obstante, yo, con mis conocimientos informáticos propios de un octogenario residente en Caudete, ya he logrado cambiarlo por otro en perfecto estado, y aquí me hallo.

Podría extenderme, a modo introductorio, en contarles intensivamente mis vacaciones, pero me he percatado de que esto siempre genera profundo rechazo en el auditorio por varios motivos. Unos pueden considerar este acto vanidoso y pretencioso en el caso de que lo que les cuente sea que he ido a escalar el Himalaya y ustedes, pobres diablos, hayan permanecido en algún pueblo de alguna de las Castillas jugando al mus después de comer (dicho esto como la actividad más estimulante que hayan podido hacer). Otros, del mismo modo, pueden pensar que escalar el Himalaya es una soberana estupidez y además, con sabia intuición, pensarán que estoy mintiendo para inflar mis miserables viajes (perdonen los granadinos, era una licencia literaria), así que verán este hecho como aburrido e insulso. Por ello, he decidio no contarles nada. Además, pienso que querer averiguar la vida de los demás es de un gusto muy vulgar, y ustedes son todo, excepto vulgares.

Sólo les contaré que he leído poco (¡ay!), he visto bastante cine (mi gran descubrimiento cinematográfico del verano, ¡y de años!, increíblemente ha sido El caballero oscuro de Christopher Nolan. No diré el número de veces que la he visto por pudor. Por cierto, les aconsejo que lean la magnífica reseña del blog de nuestro amigo Marchbranches, en el siguiente enlace: http://la-linterna-magica.blogspot.com/2008/08/t-me-completas.html Suscribo todo lo que dice, no podría decirlo mejor), y he escuchado música en una decente cantidad (también me ha gustado mucho la B.S.O de esta película por mi idolatrado Hans Zimmer y James Newton Howard. Algunos temas son de una gran belleza).

Por lo demás, espero que estén todos bien y que volvamos a generar pronto profundas e hilarantes controversias.

Gracias por estar tan cerca, amigos.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Perdone, ¿puede precisar en qué Caudete reside su octogenario?

Anónimo dijo...

Me agrada que mencione Fantasía en su anterior entrada. Si, Stokowski era un genio. Y ya que hablamos de genios, hablemos de todo lo contrario. Resulta inexplicable en extremo la extraña atracción que presenta el panzudo plumífero que mencionó doña Liuva para una parte de la humanidad (que presumo que es la que tiene más parentesco con los bonobos). Si preguntamos por ahí o damos una patada a cualquier asno poético, resulta increíble el número de respuestas que nos indicarán que la obra poética favorita de estos seres resulta ser veinte poemas de amor y una canción desesperada. Yo cuando me encuentro a uno de estos entes me digo "¡pobre! y pensar que tiene cara de bestia". El Horst Wessel comparado con los escritos de este pajarero autor parece un prodigio de dulce y bella poesía.

Donna Angelicata dijo...

Por supuesto, me refiero a Caudete, provincia de Albacete. Y tengo que decir que mi referencia era más bien honorífica, puesto que aunque no tengo a ningún octogenario en dicho pueblo, me cae muy simpático por varios motivos (Sr. Anónimo, no chismorree al respecto, haga caso a Pavese)

Josep dijo...

Me alegro de su vuelta, Donna, pues ya encontraba a faltar sus disquisiciones y me quedo pasmado por sus gustos cinematográficos, que no podía sospechar en forma alguna.

Saludos.

Donna Angelicata dijo...

Muchas gracias Josep.

Supongo que lo de pasmado es algo más bien negativo en este caso, puesto que he leído tu comentario en la mencionada entrada y no es demasiado entusiasta. Coincido contigo, sin embargo, en varias cosas. El papel exquisito de Ledger y lo indiferente tanto del papel femenino como de la actriz escogida.

Remarcabas, creo recordar, que una película sobre Batman, ha de versar sobre Batman, y consideras que la figura del Joker tiene demasiado protagonismo. Pero, ¿qué hay de esa fascinación que sentimos por los villanos?. El ejemplo que cita Marchbranches es perfecto, Darth Vader ensombrece por completo a Skywalker, ¿y qué?.

Después está aquello de lo del thriller, trama policiaca que discutíais. Supongo que ambos teneís razón, pero ¿qué más da?. Es muy sencillo, a ti no te ha entusiasmado demasiado y a Marchbranches y a mí nos ha fascinado. Supongo que no hay nada más que decir.

Muchas gracias por tus comentarios.

Saludos!

:-)

Chuso dijo...

The Joker es un malo muy malo, por eso es bueno...

Nos alegramos de su regreso.

Donna Angelicata dijo...

Sí, decididamente los buenos malos siempre son lo más atractivo de la película.

Recuerden de nuevo a Darth Vader y su frase: "Su falta de fe resulta inquietante".

Muchas gracias, Chuso.

Josep dijo...

Estimada Donna: ni por asomo confundas mi perplejidad con una crítica y menos negativa.

Sobre gustos no hay disputas, reza el refranero.

La razón, en opiniones personales, y además sobre algo como el cine, arte subjetivo tanto por parte del autor como del espectador, carece de aprecio.

Pero me alegra sobremanera que hayas encontrado algo interesante en mis reflexiones al respecto.

Si es que lo mejor del cine, a veces, es la charla que puede originar... :-)

Saludos.

Landahlauts dijo...

Estimada Donna Angelicata:

¿Hemos de entender que la auto flagelación que refiere es también una licencia literaria y que no ha sido desde un punto de vista físico? Ha de saber, querida mía, que los látigos y las fustas pueden provocar una ampollas dolorosísimas en unas manos delicadas e inexpertas.

Me llena de felicidad pensar que la falta de noticias sobre usted se debía a un teclado estropeado y no a otro motivo más desagradable (el que, por ejemplo, la escalada del HImalaya le hubiera provocado una congelación en la punta de los dedos que le hubiera impedido escribir).

Así que, resumiendo, me alegro de leerla por aquí y de que venga descansada, relajada e indemne.

David PM dijo...

Independientemente de que nos quiera contar o no su vacaciones, lo importante es que haya vuelto, porque sino tendríamos que ir tras usted y la devolveríamos a su puesto para que pudiera seguir publicando.

Por otra parte, se asustaría si yo le contara los conocimientos que pueden llegar a tener los octogenarios en temas informáticos, he visto (y sobre todo atendido) a auténticos hackers!. Espero que, al menos, ningún comerciante se haya servido de su ignorancia para venderle un teclado por un precio desorbitado :)

Pero, sobre todo, GRACIAS por volver