sábado, abril 05, 2008

De conciertos y solomillos

No podría negar (ni tampoco ustedes, viscosillos amigos) que mi día de ayer no fuera de lo más completo. Obviando las horas laborales, les cuento a partir de cuando salí del centro de trabajo (bueno, si alguien está particularmente interesado en una profusa descripción del mismo -cosa que no entendería, pero una nunca sabe, como son ustedes tan raros y misteriosos- puede solicitarlo en privado vía mail, previa compensación económica que me llegue al menos para un tomo del Diccionario Bompiani).

Bien, como les decía, salí a las 17:00 con el alma agitada ante la siempre feliz perspectiva de que era ya fin de semana, cosa que aún sin tener colosales planes, siempre es motivo de alborozo.
La cosa se desarrollaría de la siguiente manera. Había comprado dos entradas para invitar a una buena amiga al teatro (del que más tarde hablaré), pero entre que éste empezaba a las 22:30 y yo a las 17:30 tenía que recoger mi nuevo y avanzado teléfono móvil en unos grandes almacenes y no me apetecía volver a casa, decidí hacer tiempo hasta que la recogiera comprándome ipso facto una entrada para el Palau de la Música. Ayer dirigía Josep Vicent (sí, el tipo de pelos raros e imagen ultramoderna que sale de jurado en Cuatro) y el programa era el siguiente:

- La Ascensión: Cuatro meditaciones sinfónicas. Olivier Messiaen
- Mandrake in the corner. Christian Lindberg
- Una noche en el monte pelado. Modest Musorgski
- El poema del éxtasis. Alexander Scribian

Me gustó bastante, además estaba sentada en coro, y ahí los impresionante sonidos de los timbales y demás percusión hacían que mi corazón resonará como el bombardeo de Dresde. Fue divertido cuando al final de "Mandrake in the corner", y de la primera parte por tanto, de repente un señor se levantó del público y con un grácil salto, subió al escenario a recibir las ovaciones como el resto de músicos. Yo, que soy poco ducha en estos temas, nada habría entendido de no ser por un gentil hombre que se sentaba junto a mí con su hijo pequeño, y que le dijo a éste con una voz profunda y cavernosa: "Mira, mira, es Christoph Lindberg". Yo creo que la seráfica criatura se quedó con la misma expresión de a quién le están diciendo: "Mira, mira, es Antonio Gala", pero bueno, yo se lo agradecí.

A estas alturas de la tarde, o más bien la noche, ya nos situamos en las 21:37 horas. Demonios, y aún tenía que ir hasta el coche, desafiar al tráfico y recoger a mi amiga (que, a todo esto, no sabía donde la llevaba y toda la semana había estado dándole pistas de lo más extravagantes acerca del plan. Lo que todavía no alcanzo a entender es como accedió con tanta ingenuidad, pues las pistas, como digo, eran harto extrañas y algo tenebrosas). Bien, 22:03 horas. Nos hallámos en mi Porsche deportivo -bueno, en este blog todo es posible, ¿no?-. Como el rayo que fulmina el solitario árbol, nos plantamos a las 22:15 en el hall del Teatro TAMA de Aldaya (Valencia). Todo se dispone de manera favorable. La obra comienza a las 22:30. Se trata de una producción de la compañía Sexpeare, "Solomillo, una historia poco hecha" con el genial, genial, genial, Fele Martinez (sí, el amigo raro en "Tesis" y tantas otras películas)


Y a partir de aquí, y durante dos horas, tuve la mandíbula completamente desencajada, y creo que aún no se ha recuperado del todo, la pobre. Reconozco que soy un tanto escéptica respecto a la mayoria de obras teatrales y que, en parte, quería darle la sorpresa a mi amiga, que le suelen gustar mucho, aunque Fele Martinez fuera un estimulante reclamo. Pero esta obra, pese a lo surrealista que era, me dejo encandilada gracias a la divertídisima interpretación que hace este hombre. De hecho él es el único personaje de la obra, pero como decía Jardiel Poncela en una de sus obras teatrales: "Personajes: Los estrictamente precisos y necesarios y alguno que ni es necesario ni es preciso". Bueno, al salir, y al ir a por el coche, me percaté de un tumulto en la parte trasera del teatro. Mis sospechas se confirmaron. Habían abierto las puertas de atrás, para saludar al actor. Allá que fuimos desbordantemente contentas como dos colegialas. Fue realmente amable, nos firmó sendos autógrafos y nos hicimos también sendas fotos (la colgaría aquí para dar fe de ello, pero no quiero que se desvele ya el misterio de que en realidad soy un tipo gordo y peludo)

He aquí transcripto el diálogo que mantuvimos, con todas nuestras fuerzas, por cierto:

Yo (extremadamente tímida): Hola

Fele: Hola

Yo: Enhorabuena

Fele: Muchas gracias

Mi amiga: Enhorabuena, ha sido realmente increíble, deslumbrante (como ven, ella no es tan tímida)

Fele: Gracias, bueno, lo cierto es que llevámos preparando esta obra muchos meses. Lo que decía medio de broma en la última parte, es completamente cierto.

Yo: ¿Me puedes firmar un autógrafo?.

Fele: Claro, ¿cómo te llamas?

Yo (para mantener el anónimato, diré que dije... mmmm, Agustina!): Agustina

Fele: Gracias, aquí tienes, ¿y tú? (a mi amiga)

Mi amiga (para mantener su anónimato, diré que dijo... mmmm, Agustina!): Agustina (es que en realidad nos llámamos igual)

Fele: Ah, os llamáis igual.

Mi amiga: Sí, y de apellido también.

Fele: Ah, sí que es curioso.

Mi amiga: ¿Me puedo hacer una foto contigo?.

Fele: Claro

Yo: Chpspspspsps (sonido de hacer una foto)

Fele (a mí): ¿Quieres una también?

Yo: Vale. Gracias.

Mi amiga: Chspspspsps (sonido de hacer una foto otra vez)

Yo (en mis pensamientos: Este hombre agarra la cintura con una fuerza hercúlea, apenas puedo respirar)

Él (en sus pensamientos: Esta muchacha es lozana y atractiva, voy a dejarlo todo para casarme con ella).

Bueno, así fue como muy por encima se sucedieron los acontecimientos. ¡Un saludo, Fele!

65 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Enhorabuena, leerte ha sido realmente increíble, deslumbrante.

Joseba M. dijo...

Pardieu! Me ha encantado saber que te encanta Fele, Agustina. Hay gente que cree que apoyado en una mesa, poniendo una cierta mirada por encima de las lentes y con el apoyo de cierta vaga luz me le parezco un poco. Lo cual, claro, quiere decir que es posible que le guste a alguien que es gordo y peludo...
Me pasaría 7 horas ponderando este azar pero... tengo que salir a tomar algo si no quiero volver a casa después de las 04:32.
Un abrazo sobrio.

Freia dijo...

No está nada mal eso de hacer compatible Lindberg y Fele Martínez. El primero es divertido y curioso pero el segundo, sin duda alguna, está de mejor ver. A mí me encandiló en Tesis y en ese hermoso desnudo de "La mala educación".
Sin palabras me ha dejado Vd. doña Angelicata con la transcripción de la conversación. jajaja.
Saludos envidiosos

Donna Angelicata dijo...

Gracias don Enrique. Qué amable es usted. Me deja sin saber que decir aparte de que las suyas siempre lo son, sin excepción. Y no es un halago por mera reciprocidad.

Joseba, espero que no regresara a las 4:33. Por todos es conocida la terrible maldición de regresar a minutos terminados en 3. Confirmenos que está sano y salvo, no nos haga padecer, ande.
Y por otra parte, si dice usted, u otras extrañas personas, que se parece al Gran Fele (¿esto no es un circo?), sí, entonces cualquier tipo gordo y osezno caería rendido a sus pies de inmediato. Quizás debiera visitar a Alex de la Iglesia, quien sabe dónde podría acabar. Si éste consiguió hacer creible la historia de amor de Elijah Wood y Leonor Watling, nunca se sabe que podría hacer con usted (bueno, no, ahora que lo pienso, no lo consiguió).

Sí, Freia, reconozco que fue un día grandioso. No conocía lo del desnudo, es usted cruelmente tentadora, pero, ¡no!, creo que hace de homosexual, y con el agravante de que es una película de Almódovar. Ningún desnudo del mundo puede pesar tanto como para disfrutarla (bueno, supongo)

Joseba M. dijo...

Estamos a salvo, Donna. Gracias por apurarse. Si hubiese tenido mayordomo me hubiese ayudado a desvestirme desde las 4:09. Me pareció vislumbrar esa hora desde mi particular tiniebla azul Bombay en el horripilante despertador digital que alumbra mi alcoba.
Ah, y gracias por destriparme la peli de los crímenes de Oxford (aquí va un gruñido), sólo le ha faltado aclarar que el asesino no es el ma...
(Aquí va un abrazo, obeso, piloso)

Chuso dijo...

Ya veo que han pasado veladas inolvidables este fin de semana. Yo en cambio he estado con gastoenteritis (la enfermedad).

De corazón, espero que el único gordo peludo de la reunión sea Alex de la Iglesia.

Joseba, si le gusta el Bombay Azul le recomiendo que pruebe el London Gin. Eso sí que es caprice des dieux.

Donna Angelicata dijo...

Gracias Joseba, me alegro de que esté a salvo. Ah, y no creo haberle destripado nada de Los crímenes de Oxford. Desde la segunda escena ya se conoce esta irreal historia amorosa. Si hubiera querido fastidiarle la película, le habría dicho que en realidad la anciana no esta tan muerta como parece o algo así.

Chuso, lamento lo de su enfermedad (y gracias por la aclaración, hasta que la he leído pensaba que había tenido una cita con una mujer griega)

eNeKo dijo...

Soy de cádiz pero vivo en aldaia porque estoy estudiando en la politécnica... resumiendo y tras un par de años, acabé el viernes en el tama, flipando con este hombre, y más aún teniendo en cuenta que volvía ver abre los ojos la semana pasada.

Al acabar, mi tía, que hace teatro y es amigo del profe, nos llevo por atrás, un compañero de mantenimiento abrió y la cerdita de la obra nos llevó hasta el camerino.

Flipando mantuvimos una conversación parecida a la tuya pero sin agustinas, y, lo que para entrar había sido una tímida andanza, al salir era un tumulto de gente.

Me alegra haber encontrado otra opinión, además tan parecida a a la mía.

Un saludete!

Donna Angelicata dijo...

¡Hala Eneko!. Pues yo también soy de Aldaya. Hum, seguramente te vería entonces, no me pareció ver a tanta gente. ¿Serias el señor gordo y peludo? (hay que ver, señores, que obsesión).

Gracias por el comentario.

Un saludo, hombre de nombre totalmente andaluz.

:-)

Donna Angelicata dijo...

Jo, la mujer cerdita era también muy buena. Cuando decia las dos opciones que teníamos para elegir que la obra continuara de una forma u otra y decía lo que sucedía si cogíamos la primera:

Si cogeis la primera opción, Juan no abrirá el tuper y no verá a su novia muerta. Muy buena esta opción, eh?. Yo no quiero influir

ó

La segunda opción, Juan, abrirá el tuper, verá a su novia descuartizada y se enfrentara a su destino. Muy buena también esta opción. Yo no quiero influir.

Anónimo dijo...

Messiaen? Espero que todo el mundo que no sea un zote escuche continuamente les vingt regards sur l'Enfant Jesus. Era un ser seráfico, bondadoso hasta extremos descomunales, las hormigas que invadían su despacho él se negaba a matarlas, ¡bien por ti Olivier!, por lo que llamaba a su esposa para que las retirara. Ésta, la arpía Yvonne, acudía solícita a retirarlas al jardín, donde las mataba cruelmente.¿No creen que toda mujer es una Yvonne en potencia? A mí así me lo parece. No se esfuerce Donna en fingir una artificial indignación( y me gustaría saber cómo se finge una artificial indignación) por mis últimas palabras, sé que se parece al hermano gemelo de John Candy. Y tampoco se esfuercen en elaborar una doctrina vagamente freudiana sobre éstas y mis frustraciones, pues nunca he dormido con ellas, quiero decir, con las hormigas.

Joseba M. dijo...

Me quedo con las ganas de saber cómo es, porque a John Candy lo conozco, pero a su hermano, no.
Soy un zote, no pienso escuchar contínuamente no sólo a Messiaen (que no mataba hormigas, no por seráfico, sino temeroso, como yo, de que fueran, como son, los extraterrestres que llevamos años esperando), al mismísimo Karmelo Bernaola tampoco.
Y no, no indignamos artificialidades fingidas. Creo.

liuva dijo...

Augusta Angelicata, alias Agustina La venerada, amiga de Agustina La que merece veneración, si en vez de montarte en un ramplón Porsche deportivo para ir a ver la “guerra del cerdo”, te hubieras montado en un majestuoso Ferrari Enzo, habría pensado que eras de Bilbao.

liuva dijo...

Joseba m. de Baracaldo, te quejas porque te dicen quién es el asesino de la peli de Los crímenes de Oxford, no te quejes y no vayas a verla, no merece la pena. Álex de la Iglesia hace de cada tres películas dos malas, ésta le ha tocado la mala, se puede decir que está unos centímetros por encima de mala y unos milímetros por debajo de muy mala. El señor gordito y simpático Álex de la Iglesia ha conseguido hacer un compendio de tópicos cinematográficos, las acciones están inconclusas, los personajes desdibujados, hay una absoluta ausencia de tensión, después de 90 minutos de película te da lo mismo quién es el asesino y por qué asesina. Ver a Frodo intentándose ligar a Leonor Watling es patético. Y ésta, que a mí particularmente me gusta un montón como actriz, no sé que pinta en la película, parece como si el señor director, gordito y simpático, la hubiera fichado sólo para verle el culo profesionalmente y de cerca, ya que de otra manera le sería imposible. En fin, Joseba m. de Baracaldo, si quieres echar a perder una tarde de domingo, vete a verla, pero lleva puesta una buena dosis de Bombay Azul o, como aconseja Chuso, de London Gin.

Donna Angelicata dijo...

Ja, Anónimo, ¡John Candy!. Buscaré la forma de devolverle el agravio, malvado. Con respecto a lo de las mujeres, bueno, si le sirve como argumento a favor de su simpática teoría, yo de pequeña me entretenía cortándoles las patitas a las hormigas. Pues sí, este diabólico comportamiento infantil le habría llevado a más de un psicólogo a pensar que era la hija del carnicero de Milwakee, pero miren, se habría equivocado, pues como saben, soy el ser más angelical, puro, inmaculado y benévolo de este planeta (ah, y adoro a las hormigas y mi película favorita es Antz. ¡Hormigas del mundo, venid a mi casa!).

Donna Angelicata dijo...

Liuva, no sé, ¿hay muchos Ferraris en Bilbao?. No, a mí lo que me gustaría de verdad es tener un Hummer (contra Hummer -sí, es un mal chiste-)y aplastar a todos los demás conductores. Jo, sólo de pensarlo, comienzo a salivar.

Ay, qué les había dicho que era bondadosa. Bueno, se puede ser bondadosamente retorcida....

Donna Angelicata dijo...

Sí, Joseba, estoy con Liuva, es una película horripilante, pero no más horripilante que todas las de este señor, a mí parecer.
Sólo me gustó el rodaje de ciertas escenas, aunque no es nada que no hubiera inventado el Sr. Hitchcock.

Donna Angelicata dijo...

Ah, Joseba, aún sigo conmocionada por el aprecio que me profesa y por el tipo de circunstancias tan hermosas que le llevan a dedicarme una entrada en su blog.

Muy agradecida.

Vomitivamente suya :-)

Donna Angelicata dijo...

Me pregunto dónde estará nuestra amiga Anónima. Deseo con todas mis fuerzas, y las de doce lanzadores de pesas, que no le haya aplastado ningún Hummer (contra Hummer -lo siento otra vez, es que me sale solo-)

liuva dijo...

—Un inconsciente es lo que eres tú. Su padre es un pobre hombre que trabajo tiene con encontrarse las nalgas a la hora de hacer aguas mayores, y doña Yvonne es una harpía con cerebro de pulga que se pasa el día haciéndose la encontradiza en paños menores convencida de que es doña María Guerrero, o algo pero que prefiero no mentar.
—Ese doctor Freud te está pudriendo la mollera, Miquel. Todos necesitamos tener amigos. Incluso tú.
—Ese muchacho no tiene ni tendrá nunca amigos. Tiene alma de araña. Y si no, tiempo al tiempo. Me pregunto qué es lo que sueña…

“La Sombra del viento”, Carlos Ruiz Zafón.


Yo también me pregunto qué es lo que sueña usted, sr. Anónimo. Me imagino, sólo me imagino, que usted, como buen buñueliano, soñará con ojos cortados con navajas, con burros sobre pianos y con manos llenas de hormigas.

Joseba M. dijo...

Hola, mi muy visigótica y apreciada Liuva de... Sestao? le agradezco inmensamente la crítica cinematográfica. No entiendo bien por qué, pero me fío a ojos cerrados de usté: no iré a verla, es definitivo.
Mi querida y nunca bien ponderada Angelicatta, la dedicatoria que le he hecho en el blog ha ido con la entrega de toda mi otra víscera sangrante, la que no se cita en el cuento, en ella, aurículas, ventrículos y válvulas incluídas: un corazón como un puño, vamos. Cierto que había alguna escena ligeramente digna de Waters (inmejorable la comparación, admítalo) (por otro lado,no quiero ni imaginarme al pobre Octavio interpretado por mi adorada Divine, ays... impagable)pero tanto vómito continuado me hace considerar que es usted una criatura más etérea de lo que ya pensaba.
Crece mi admiración. Empiezo a considerar seriamente lo del serventesio... Será mi próxima y menos prosaica dedicatoria.
Un subyugado abrazo, Donna.

anónima dijo...

No, querida Donna, no he perecida aplastada por un Hommer, para mí hubiera pensado más una muerte a causa de un Bugatti, ilusiones que se hace una...

Siento decir que no puedo opinar sobre los crímenes de Oxford, aunque por lo que comentan, la víctima es el espectador y el asesino el productor. Y tampoco les chafo el final.

He estado ausente porque tenía todos mis sentidos (excepto el tacto, mal pensados) puestos en el concierto de Mark Knopler al que asistí el fin de semana. Local Hero, So far away...aún me tiemblan las canillas al recordarlo...

liuva dijo...

Grande Mark Knopfler, aunque a mí me gustaba más cuando tocaba en Dire Straits. Sra. Anónima de da ud. envidia, esos conciertos son de los que nunca se olvidan. Canciones como "Sultans of Swing", "Brothers in arms", "So far away"… de Dire Straits forman parte de mi vida, no puedo pasar mucho tiempo sin oirlas una y otra vez.

Anónimo dijo...

Mark Knopfler, un tipo dentudo!Yo creía que tocaba la guitarra eléctrica con los dientes. Aunque reconozco que en la pélícula ésa escocesa su canción quedaba muy bien al final.
Sra. Liuva su conocimiento de la así llamada literatura hispánica me asombra. No me gusta nada eso que dice de buñueliano, supongo que lo dirá por lo de que se le presenta, erróneamente a mi entender, como algo absurdo y no lo dirá por lo de tocar el tambor y utilizar a su mujer como sparring.

liuva dijo...

Por lo de tocar el tambor no, que de tanto tocar el tambor se quedó sordo como un ornitorrinco (sordo), lo decía por la visión freudiana de las hormigas que nacen el los dedos y van cubriendo todo el cuerpo, aunque ahora que lo pienso, eso de las hormigas creo que no fue de Buñuel, fue aportación de Dalí.

anónima dijo...

En el departamento de animación de los estudios Disney había una máquina expendedora de bollería. Un día vieron que en la máquina habían colgado un cartel de "No funciona". Tras el cristal del aparato se paseaba un batallón de hormigas. Al día siguiente, los animadores vieron que se habían llevado la máquina; en su lugar, alguien había puesto un caballete con un gran cartel: "Género humano: Hoy, vuestra máquina; mañana, el mundo". Firmaban: Las hormigas.


A mi el buñuel que me gusta es el "buñuel-o" (y me largo pitando a meter la cabeza en una bolsa con agujeros por haber hecho un chiste tan vergonzoso)

Anónimo dijo...

Aunque tenemos que admitir que no es digno de su inteligencia, gran Anónima, nos deja indiferentes que haga un chiste tan fácil con este tipo tan bruto. Pero, ¡qué bruto que era!, ¿acaso no sería un digno precedente de los hispanos cineastas de ahora? Yo así me lo temo. La palabra sutileza -si fuera idiota diría finesse- no existe para esta gente, son una pandilla de mamelucos, un montón de cafres, un hatajo de cromañones, una banda de zanzibarianos...huy! que tenía que mostrar que yo sí que soy sutil...

Chuso dijo...

Sr. Anónimo. A mi me gusta el chiste del Buñuelo. También me gustan los buñuelos, por añadidura. Si no le recomendaría que prescindiera de los agujeros en la bolsa, (no en los buñuelos).

Anónimo dijo...

Perdone sr. Chuso, mi plural mayestático sólo englobaba a mis múltiples personalidades, por supuesto que las más brillantes e inteligentes, y no a la amorfa y sorda audiencia. Por otra parte, los chistes basados en juegos de palabras siempre me han parecido intolerablemente pueriles. Fdo. Un adulto.

Donna Angelicata dijo...

Gaznapirillos, interrumpo este sarao para comentarles que el 2 de Julio toca The Police en Valencia. Gracias a este grupo de pequeña hice mis primeros pinitos con el inglés. Mi pronunciación de "Message in a bottle" es exquisita.

Saludos

liuva dijo...

Aceptamos bruto como cualidad primaria y principal de Buñuel. Pero hay que reconocer que era un bruto culto, leía mucho porque, según decía, para no ser muy bruto hay que leer mucho. Curiosamente, una de sus películas “mexicanas” se llamó El Bruto.

Por lo que respecta a la famosa polémica de los buñuelos de Buñuel, he de decir que no es un chiste, que es una realidad, Buñuel y los buñuelos están más relacionados de lo que ustedes se creen. Y para demostrarlo voy a poner dos casos que harán que, después de leerlos, ustedes digan ¡ah! con la boca abierta y ésta se les quede así hasta que se les llene de hormigas y/o/u otros lepidópteros.

1º) Un autor argentino llamado Arístides Vargas tiene actualmente en cartel una obra de teatro llamada “Donde el viento hace Buñuelos”. Vean lo que pasa en la Escena 4:

Escena 4
Buñuelo: Permítanme que me presente, Soy Buñuelo, el perro de Luis Buñuel, también conocido por "el perro andaluz"... ¡guau! También conocido por "el perro poeta", ¡guau! o, también, por "el perro chismoso", a secas.

2º) Javier Krahe, cantautor español (aunque al sr. Anónimo le entren ganas de vomitar cada vez que oye esta palabra, no encuentro otra forma mejor para definirlo), amigo de Sabina, pero más cantautor (otro vomitón) que él, dedicó a Buñuel la siguiente jota aragonesa:

Viridiana en el convento
hizo buñuelos de viento
para el padre Nazarín.
La bella moja el gaznate
con un zumo de tomate,
tomate de calcetín.

Un badajo de campana,
un redoble de sotana,
un ladrido en andaluz,
cuando no se zurce un himen
es porque se ensaya un crimen
(o se archibalda a una cruz).

El muerto no tiene cura,
sube la temperatura
de un tranvía en libertad,
se despluma una gallina
y se empluma y se extermina
a "la buena sociedad".

Un muslo encuentra el embriago
del camino de Santiago
deslizando por su piel.
Nadie conserva la calma,
zapatazos en el alma,
zapatea Luis Buñuel.

Anónimo dijo...

Como imagino que su comentario, que me causa escalofríos, terror, temor, horror, respeto, humildad, adoración, embeleso y desvaríos sobre la policía está revestido de lo erótico-musical me propongo recomendarle a un verdadero músico(y no a tipos que se preocupan por la deforestación amazónica) que sin duda será un antídoto para sus calenturas. Se trata, como habrán adivinado aquellos humanos de no largas orejas puntiagudas, de Morton Feldman. Por tanto, le prescribo una escucha ininterrumpida de su cuarteto nº 2 tres veces seguidas ante su fotografía ¡el más hermoso compositor del mundo!.
(Nota: por supuesto que tiene que ser la versión no abreviada de dicho cuarteto)

Donna Angelicata dijo...

¡Arj! ¡Malvado Anónimo!. Por un momento había olvidado su bizarra faceta con la ironía y le había creído con gran entusiasmo. Al ir a ver la fotografia de ese compositor, ¡horror! ¡lagartos y serpientes! ¡qué imagen más horrible!. He tenido que ir a vomitar (seguro que nuestro Joseba dirá que soy más etérea aún). No sé como sonará su música pero... Bueno, si usted lo recomienda, le haré caso ciegamente (aunque quizá sea otra de sus malvadas bromas).

Anónimo dijo...

Perdone, lo he dicho completamente en serio. Desde siempre, o al menos desde que lo recuerdo, he sido un platónico convencido, un creyente de la bella y el "vestío"(los juegos de palabras siempre, siempre, enfatizo, son intolerablemente pueriles) y de las consignas de profesores en el día del libro,"no dispares, lee". Así que con seguridad puedo decirle que si alguien es feo por fuera, es que es más horroroso por dentro.

Donna Angelicata dijo...

Bueno, ya que hemos sacado el tema, quería hacerles una consulta de vida o muerte. Por motivos de trabajo, voy a poder ver desde el día 18 de abril al compositor Daniel Baremboim. Ya que son ustedes tan simpáticos e inteligentes, ¿qué opinión les merece este gran hombre? (sí, sé que decir eso de "que opinion les merece" es propio de estudiante de tercero de periodismo, pero, al diablo)

Anónimo dijo...

A favor: fuma puros.

Anónimo dijo...

En contra: parece que es amigo de un tipo que es un auténtico imbécil("la paz es la ausencia de violencia")y de su siniestra mujer.

Donna Angelicata dijo...

Supongo que se refiera a la bestia parda esa suya y no al Dios Barenboim.

Tampoco le veo el encanto a fumar puros.

Anónimo dijo...

A favor: conoció a Furtwängler y su estilo directorial está emparentado con el suyo.

Anónimo dijo...

En contra: Se casó con Jacqueline du Pré.

Anónimo dijo...

A favor: la engañó.

Donna Angelicata dijo...

¡Jaja!

En contra: Ha compuesto tangos.

Anónimo dijo...

Si, Touchée. E interpreta al pelmazo Piazolla.(En contra, of course)

Joseba M. dijo...

Es usted más etérea aún.

liuva dijo...

Angelicata, a mí me gusta The Police y me gusta Sting, son tan grandes como Dire Straits y Mark Knopfler, si puedes vete a su concierto que te vas a divertir, eso sí, no vayas con traje de noche y catalejos de bolsillo. Y por supuesto, no hagas caso de lo que digan personas anónimas indocumentadas y sin la suficiente sensibilidad para apreciar la belleza de los tangos ¡Gardel, por qué te estrellaste en aquel avión!

Donna Angelicata dijo...

Perdonen, anoche en sueños me vino a la cabeza un tremendo blunder que había cometido (pero no me apetecia levantarme -llámenme gandula-). Dije que el genial Baremboim era compositor cuando quería decir director (bueno, y pianista). Perdonen.

sí, Liuva, creo que iré aunque con lo que me ha costado la entrada podría haber comprado seiscientos libros y cuatrocientas ochenta y tres películas. En fin, prefiero no pensarlo.

Gracias Joseba, sabía que no me decepcionaría.

Donna Angelicata dijo...

Hum, he encontrado en Youtube estos videos de la obra de Fele Martinez que ví el pasado viernes.(Aviso que algunas escenas pueden herir sus sensibilidades...)

http://es.youtube.com/watch?v=YTdQjJxEza8

http://es.youtube.com/watch?v=-FW-o_CHvLg

http://es.youtube.com/watch?v=JorNtfTgCFQ

Anónimo dijo...

When cares attack and life seems black,
How sweet it is to pot a yak,
Or puncture hares and grizzly bears,
And others I could mention;
But in my Animals "Who's Who"
No name stands higher than the Gnu;
And each new gnu that comes in view
Receives my prompt attention.

When Afric's sun is sinking low,
And shadows wander to and fro,
And everywhere there's in the air
A hush that's deep and solemn;
Then is the time good men and true
With View Halloo pursue the gnu;
(The safest spot to put your shot
is through the spinal column).

To take the creature by surprise
We must adopt some rude disguise,
Although deceit is never sweet,
And falsehoods don't attract us;
So, as with gun in hand you wait,
Remember to impersonate
A tuft of grass, a mountain-pass,
A kopje or a cactus.

A brief suspense, and then at last
The waiting's o'er, the vigil past;
A careful aim. A spurt of flame.
It's done. You've pulled the trigger,
And one more gnu, so fair and frail,
Has handed in its dinner-pail;
(The females all are rather small,
The males are somewhat bigger).

-- P. G. Wodehouse.

liuva dijo...

Mientras Angelicata se toma su tiempo para escuchar a Sting y pensar en una nueva entrada, les pongo unos breves cuentos breves, más que nada para que se entretengan un poco. De nada.

El Rayo que cayó dos veces en el mismo sitio.
Hubo una vez un Rayo que cayó dos veces en el mismo sitio; pero encontró que ya la primera había hecho suficiente daño, que ya no era necesario, y se deprimió mucho. (Augusto Monterroso)

Despertar.
Despertó cansado, como todos los días. Se sentía como si un tren le hubiese pasado por encima. Abrió un ojo y no vio nada. Abrió el otro y vio las vías. (Norberto Costa)

Anuncio.
Oriundo de Hamelínn, soy flautista y alquilo mis servicios: puedo sacar las ratas de una ciudad o, si se prefiere, a los niños de un país sobrepoblado. (René Avilés Fabila)

Donna Angelicata dijo...

Gracias Anónimo y Liuva por sus divertidos entretenimientos.Sí,ya estoy pergeñando una nueva entrada. Tengan paciencia, no se tiren a las vías del tren, aún.

A más ver.

Anónimo dijo...

Para no ser menos que mi ilustre cobloguera yo también les ilustraré con mi enciclopédico conocimiento.
"No mires lo que hace el hombre, sino lo que come" (Remy de Gourmont)
Hay otras variantes un tanto apócrifas de tan profundo pensamiento que la historia nos transmite, yo, por si acaso y con el temor de no dar en el balcón de limitarme a una , se las lanzo todas.
a)"No mires lo que hace el hombre, sino lo que come su mujer".
b) "No mires lo que hace el hombre, sino lo que come su caballo"
c) "No mires lo que come el hombre, sino lo que hace con su mujer" (esta variante, fuertemente erótica, fue encontrada entre unos papeles de Gourmont que estaban dentro del volumen de The Adventures of Lady Harpur)
d)No mires lo que hace el hombre, sino lo que come su perro.(De ésta, con muy buen criterio, ha sido prohibida su publicación en los países islámicos- en el supuesto caso de que éstos publicaran libros)

anónima dijo...

....no tenían que estar muertos siempre, como antes, que era tan pesado. Sólo estaban muertos en el cementerio ocho horas al día y cuando terminaban sus ocho horas salían de su fosa y se iban a sus casas a leer los periódicos y a poner el el gramófono fandanguillos de almería. Y mientras ellos estaban en sus casas, ocupaban sus puestos en las fosas otros muertos que tenían distinto turno, porque en los cementerios siempre tiene que haber muertos, ya que eso resulta bonito" - Miguel Mihura

Donna Angelicata dijo...

No mires lo que hace el hombre con su mujer, sino con la amiga de su mujer.

liuva dijo...

No mires lo que hacen los muertos, sino la música que escuchan.

No es serio este cementerio

“y los muertos aquí
lo pasamos muy bien
entre flores de colores
y los viernes y tal
si en la fosa no hay plan
nos vestimos y salimos
para dar una vuelta
sin pasar de la puerta eso si
que los muertos aquí
es donde tienen que estar
y el cielo por mi
se puede esperar”

Donna Angelicata dijo...

No mires lo que hace el hombre con la amiga de su mujer, sino lo que hace el marido de la amiga de su mujer.

Donna Angelicata dijo...

No mires lo que hace el marido de la amiga infame de la mujer, sino lo que no hace.

Y me estoy volviendo loca.

liuva dijo...

Ja ja ja ja ja, Angelicata, me temo que tu línea argumental lleva a la famosa obra de teatro de Joh Ray Chapman y Ray Cooney: “Sé infiel y no mires con quien”, que también fue llevada al cine por Fernando Trueba.

Variante: Sé infiel, no mires con quien, y da de comer a tu cabra.

Donna Angelicata dijo...

No, no...

Variante dos: Sé infiel, pero mira con quien no vaya a ser que lo seas con la cabra.

anónima dijo...

No mires lo que haces y te cortarás pelando patatas. Seas hombre o mujer.

Anónimo dijo...

Sobre esta misma época, Gourmont se ve afectado por una variante de lupus cuyo progreso sólo se puede frenar por medio de cauterizaciones extremadamente dolorosas, que lo desfiguran y dan a su semblante un aspecto repulsivo.Muy afectado, se encierra en su propia casa y cuando se decide a salir es sólo para pasar por los despachos del Mercure, y una vez al año para unas semanas de vacaciones en Coutances. Desde ese momento para él ya no existen más que el trabajo y los libros.En 1910 conoce a Natalie Clifford Barney. Ésta le inspira una viva pasión que se puede apreciar en las Cartas a la amazona, que se publican en 1914.

eNeKo dijo...

Madre mía qué animado tienes esto! qué les das? o mejor dicho... qué nos das?.

Me he reído agusto con lo de mi nombre andaluz, ya que ciertamente más lejos y en españa: imposible.

Ahora tengo ventaja, porque te saludo sabiendo quién eres, y tú sabiendo quén soy. De manera que no sé que podría decirte que no hablemos en privado, así que te dejo aquí una firma más, la que hace 61, y la que te mando con más cariño que la primera; porque vale que te conozco poco, pero que encantadora eres!.

Un besito artista!

Anónimo dijo...

Honorable Liuva, se le ha olvidado mencionar la asombrosa película de Sturges Infielmente tuyo. Si alguien no la ha visto debería ser sometido a terribles pruebas, como por ejemplo, ver las películas del hombre(si es que lo es) ese llamado Trueba.
Por otra parte, propongo para su próxima entrada Donna un apasionante tema ¿a quien amó realmente Remy de Gourmont?

liuva dijo...

Bueno, bueno, bueno, Angelicata y el chico de nombre andaluz haciendo manitas en privado. Viene que ni pintada esta cita de Remy de Gourmont: “El amor está hecho casi enteramente de curiosidad. Así se explica la poca duración de la mayor parte de los amores, que mueren apenas la curiosidad está satisfecha.”

Les pongo un bonito romance que Rubén Darío dedicó a Remy de Gourmont:

Desde Palma de Mallorca,
en donde Lulio nació,
te dirijo este romance,
¡oh Remigio de Gourmont!
Va lleno de sal marina
y va caliente de sol,
del sol que gozó Cartago
y que a Aníbal dio calor.
Llevan las gymnesias brisas
algo de azahar. Y son
para ti gratas, ilustre
nieto de conquistador.
Por tu sangre de Cortés
puedes ornar tu blasón
con signos que aquí en España
mejorará solo Dios.
Y pues de Cortés blasonas,
vaya esta salutación
llena de frases corteses
a tu hogar de sabidor.
Yo te recordé por Lulio,
a quien amas con razón,
pues no hay para seres tales
más que razonado amor.
De las plantas de Raimundo
tu herbario bien sabe el don,
si él tuvo antes don de lenguas,
don de lenguas tienes hoy.
Raimundo fue combativo;
tú lo eres en lo interior,
y si lapidado fue,
tú mereces el honor
de ser quemado en la hoguera
de la Santa Inquisición.
Aquí hay luz, vida. Hay un mar
de cobalto aquí, y un sol
que estimula entre las venas
sangre de pagano amor.
Aquí Simón estaría
bajo un toronjero en flor,
viendo las velas latinas
en la azulada visión.
Y tú tendrías la mente
en un eco, en una voz,
en un cangrejo, en la arena,
o en una constelación.


(Nótese con qué cariño don Rubén le manda a ser quemado en la hoguera
de la Santa Inquisición).

liuva dijo...

Qué duro es usted con Fernando Trueba. Es el único cineasta del mundo que se atrevió a decir, cuando recibió un Oscar, que no creía en Dios, sino en Billy Wilder. Sólo por eso ya merece todo el respeto del mundo. Willy Wilder se lo creyó y se permitió el lujo de morir un Viernes Santo, como Cristo, que también se creía Dios, confirmando así la más que acertada hipótesis de Trueba.

Anónimo dijo...

No sé, a mí ese hombre me parece un pelmazo. Pero, puede que me equivoque y sea aún peor. Creer en Billy Wilder no tiene tanto mérito, es como si yo dijera que creo en Guido da Verona.
Y yo que me burlaba del pobre Remy, muchas gracias por contribuir al renacimiento del gran Remy.