martes, febrero 19, 2008

Entendimiento

Boswell: "Señor, ¡yo es que a usted no le entiendo!
Dr. Johnson: "Señor, he encontrado un razonamiento idóneo para usted pero no me considero en la obligación de encontrarle también un sensato entendimiento".
"La vida de Samuel Johnson". James Boswell.

"La mayoría de la gente dice que está de acuerdo con Bernard Shaw o que no le entiende. Yo soy el único que le entiende y que no está de acuerdo con él." G. K. Chesterton

"Hasta que el marido no entiende absolutamente todas las palabras que su mujer no ha dicho, no estará realmente casado." Alfred Hitchcock.

Entiendo que no me entiendan.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué injusticia! Estas geniales réplicas jonsonianas que usted cita, mi querida Donna, quizás han sido la base de la tan lamentable fama otorgada a Boswell. Sin embargo, el hecho de propiciar tales réplicas, por no hablar de su Life la refutan completamente. Y no olvidemos su affaire con Therese. Me pregunto si habrá alguien tan erudito como para saber el número exacto y el tiempo del que dispuso.

liuva dijo...

Angelicata, con todos los respetos, la frase de Hitchcock que has puesto es de un machismo subido. Hitchcock era un misógino en la vida real y eso le llevaba a que sus personajes femeninos en las películas fueran siempre secundarios (la criada chismosa, la vieja cotorra...) y cuando les concedía el papel de heroínas (siempre rubias, era su obsesión) les tocaba ser la víctima y las maltrataba, por ese sadismo y regodeo cruel de Hitchcock al ver a sus rubias pasarlo mal.

“Entre las aves de rapiña predomina el sexo femenino”
Marnie, la ladrona (1964) Alfred Hitchcock

“El entendimiento es una tabla lisa en la cual nada hay escrito”

anónima dijo...

Parecer discreto vale tanto como entender una cosa, y es mucho más fácil.
Oscar Wilde.

Por cierto Donna, puedo "entender" sus largos tempos entre entrada y entrada, pero no "comprendo" sus breves tempos en cada una. Explíquemelo en no menos de doscientas palabras, y usando cuantas más esdrújulas pueda.

¿es ésto lo que llaman ahora un meme? ¿o es una memez?

Josep dijo...

Usted perdone, Liuva, pero eso de que Don Alfred era misógino está un poco traído por los pelos, tanto como que cuando no eran viejas o criadas eran rubias maltratadas.
Veamos unos pocos ejemplos:

Rebecca: La dama joven no es tonta ni sufre agresión alguna; la ausente, domina; y la ama de llaves, resulta inolvidable en su maldad omnipresente.

The Paradine Case: La protagonista domina por completo al varón, llevándole al abismo personal, apasionado, enloquecido.

Notorius: La protagonista tiene mayor relevancia que su compañero y es una mujer bella y valiente, que arriesga su vida por amor.

Vértigo: De nuevo la protagonista se erige en eje alrededor de la cual gira la espiral emocional que arrastra al varón.

The Trouble with Harry: la protagonista es una mujer soltera con un hijo, amable, guapa y simpática y su forma de ser alienta la comedia.

North by Northwest: la co-protagonista sabe perfectamente todo lo que está ocurriendo y además, se beneficia por el morro a todo un Cary Grant, que está más perdido que un pulpo en un garaje.

Y en Family Plot, su última película, la protagonista es una espabilada taimadora que acaba con un pedrusco de muy padre y señor mío.

Por citar sólo algunas...

Y no me venga con que muchas heroínas son maltratadas, pues los varones tampoco es que salgan muy bien librados, que digamos....

Saludos.

liuva dijo...

Saludos señor Josep. He visitado su blog y me he encontrado con todo un cinéfilo. A nivel técnico no puedo competir con usted, pero sí puedo darle algunos ejemplos de sadismo y la misoginia de Hitchcock. Claro, que eso no quita que me gusten sus películas.

En una conferencia que dio el director Antonio Giménez-Rico dijo que Alfred Hitchcock “fue un gran misógino y algunos dicen que incluso fue homosexual, las rubias eran su obsesión”.

Su rubia preferida fue siempre Tippi Hedren con la que hizo “Los Pájaros” (1963) y “Marnie, la ladrona” (1964). Durante el rodaje de “Los Pájaros” le hizo permanecer maniatada, mientras pájaros vivos, arrojados sobre su cuerpo, le picoteaban los miembros. Poco faltó para que la dejaran ciega.

Durante el rodaje de “Marnie, la ladrona” Hitchcock acosó brutalmente a Tippi y le hizo proposiciones. La amenazó con arruinarla si no cedía. Ella no cedió. A partir de ese momento Él se negó a dirigirle la palabra directamente en el plató.

Su crueldad llegó al punto de a enviar el siguiente regalito a la hija de Tippi, Melanie, de 5 años: una muñeca que representaba a su madre, vestida y peinada como el personaje que había encarnado en “Los pájaros” y metida en un pequeño ataúd de madera de pino.

El propio Hitchcock manifestó una vez: “nada me proporciona mayor placer que eliminar el orgullo de mis protagonistas respecto a su condición de tales”.

Joan Fontaine cuando trabajo con él en “Rebeca” dijo: “acostumbraba a llamarme a su oficina, y nos sentábamos y hablábamos acerca de cualquier cosa. Parecía desear una posesión total de mí. Me mantenía constantemente desequilibrada para su propio deleite”.

Thelma Ritter, quien participó en “La ventana indiscreta”, recordó un hecho: “Si a Hitchcock le gustaba lo que hacías, no te decía nada. Si no le gustaba, parecía como si fuera a vomitar”.

Perdón Angelicata por la extensión. Yo si entiendo que digas que entiendo que no me entiendan.

Donna Angelicata dijo...

Anónima, tienes razón. Bueno, no es ningún meme, aunque creo que lo segundo no lo puedo negar. Me excusaré, no con poca falta de dignidad, en la increíble falta de tiempo que normalmente me asola, y estos días todavía más. Les pido disculpas como tantas veces, pero me alegra que ustedes sigan tan activos como siempre y divirtiéndome como de costumbre.

Bueno, por continuar con el hilo, y para que no se quejen de mi prolijidad, veo que nuestra afilada Liuva ve con desagrado a Hitchcock, puede que no le falte algo de razón -aunque yo sigo admirando su cine-. Imagino que el gran Anónimo sería el que tarde o temprano nos contaría este chisme, pues es muy dado a ello, pero ya que de momento no lo ha hecho, y como no se me ocurre nada más que decirles, pues allá va. Hace poco compré en los kioskos "Psicosis" ya que daban junto a ella una enorme biografía de Hitchcock. Pues bien, en ella hay un pasaje en el que se cuenta una horrible broma que Hitchcock gastó a un chico. No recuerdo muy bien los detalles pero parece ser que era una especie de apuesta en la que el director retaba a un joven muchacho a que no se atrevía a pasar una noche entera en el cine, o la sala de proyección. El joven aceptó pero al día siguiente lo encontraron atado, desnudo y.... bueno, digamos que Hitchcock "divertidamente" le había suministrado laxante...

Donna Angelicata dijo...

Les dejo algunos diálogos de la divertida "Pero, quién mató a Harry?" (los he encontrado en inglés, espero que no les moleste, my fellows):

[Referring to Harry Worp]
Jennifer Rogers: He looked exactly the same when he was alive, only he was vertical.
***

Miss Graveley: How old do you think I am young man?
Sam Marlowe: Hmm... fifty. How old do you think you are?
Miss Graveley: Forty-two! I can show you my birth certificate.
Sam Marlowe: I'm afraid you're going to have to show more than your birth certificate to convince a man of that.
***

Sam Marlowe: Perharps I'll come back tomorrow.
Arnie: When's that?
Sam Marlowe: The day after today.
Arnie: That's yesterday. Today's tomorrow.
Sam Marlowe: It was.
Arnie: When was tomorrow yesterday?
Sam Marlowe: Today.
Arnie: Oh, sure. Yesterday.
***

Discussing Jennifer's recently deceased husband Harry]
Jennifer Rogers: You can stuff him, for all I care. Stuff him and put him in a glass case, only I'd suggest frosted glass.
Sam Marlowe: What did he do to you? Besides marry you.
***

Captain: Marriage is a good way to spend the winter.

Seguro que las dos últimas le gustarán mucho a Liuva, puede que sea porque esté casada (algunos dirían "felizmente casada")

Anónimo dijo...

Es un gran honor, mirífica Donna, que usted me asocie con chismes de laxantes. Por otra parte, querría disculparme, pues aunque no me equivoqué en la sustancia, sí me equivoqué en el nombre, usted no es Nefernefernefer-encarnada por la redoutable Bella Darvi- sino la simpar y gloriosa princesa Baketamon.

liuva dijo...

¿Yo casada? qué vulgaridad…, casi tanto como tomar té con limón. Mira que si después te sale un Hitchcock cualquiera y te mete los pájaros en la cabeza. O peor aún, se lleva a su madre difunta a vivir contigo.

Joseba M. dijo...

Me encantan sus entradas, doña. Me encantan los comentarios que suscitan (en algunos casos me dan ganas incluso de crear un blog 'Comentarios Angelicatales' o, también, de proponerle que, en lugar de entradas, haga usted comentarios y la gente hará entradas sobre sus comentarios; son, sinceramente, fabulosos y entretenídisimos, ambos). Y me encanta también el diálogo que ha puesto usted de '¿Pero, quién mató a Harry?', en cuanto aprenda inglés, además, lo pasaré en grande.
Me uno a doña Anónima, no en lo de su frugalidad escritora (sus entradas son todas deliciosas, a mi parecer, pese a su brevedad en algunos casos, o gracias a ella...) pero sí en lo de su poca frecuencia. Haga ¡hop! pardiez... y aparezca a nuestro lado.
Abrazos.

Donna Angelicata dijo...

Sí, Sr. Anónimo, a usted le asocio inexorablemente con esas cosas, vaya usted a saber por qué singular razón opera así mi alocada mente.
Bueno, en mi lectura de Sinuhé, no he llegado todavía a conocer a esa princesa que menciona, pero reconozco que me gusta lo de gloriosa. Se lo agradezco, (además de que Nefernefernefer me parece bastante diabólica y despiadada, y yo, como todos perciben, soy muy angelical).

Liuva, como dice Niles en Frasier: "Ah, sí... clásica negación".

¡Joseba!, ¡Qué inmerecidos halagos!.
"Soylent Green is...!" (bueno, para lo que no hayan visto la película, no acabaré la frase para no fastidiarles el final) gritaba Charlton Heston en "Cuando el destino nos alcance". Bien, pues análogamente:

"¡¡Este blog son ustedes!!".

(Que cursi queda, parece una cancion de Coalo Zamorano)

liuva dijo...

Joseba m. de Baracaldo, qué nombre más bonito has encontrado para tu blog: “Cerezas en la nieve”. Supongo que sabrás que cerezo o flor de cerezo se dice Sakura en japonés.

El árbol de cerezo y su flor es la planta más querida en Japón. Es la flor nacional y oficial del Japón y la floración de las Sakuras significa la llegada de la primavera. Angelicata, hay que internacionalizar este blog ¿qué tal andas de japonés?

Hay una canción sobre las Sakuras muy fácil de cantar y, aunque está en japonés, un chico de Baracaldo -jolín- no tendrá ninguna dificultad para cantarla. Dice así:

Sakura Sakura

Sakura… Sakura… noyamamo satomo
Miwatasu kagiri
Kasumi-ka kumo-ka… asahi-ni niou
Sakura… Sakura… Hanazakari

Angelicata, esta canción se la das a tu ídolo salmista mexicano Colao Zamora y la borda.

Donna Angelicata dijo...

Querida y tarambana Liuva, cada día que pasa estás más majareta.
Podría decir eso de que es lo que te hace adorable, pero no, mejor no lo diré (más que nada por no resultar previsible).

¡Amigos! Mañana espero ver... ¡Orlando de Händel! Tengan un buen fin de semana, aunque apuesto a que no será tan bueno como el mío. Lo siento. Pobres diablos.

:-)

Anónimo dijo...

Perdone, su propósito de darnos envidia con lo de Orlando no ha tenido el menor éxito, basta que me ponga a oir el Julio César de Jacobs o ver y escuchar el dvd de Christie (dos cosas que los seres con las condiciones mínimas de decencia exigibles en una sociedad en la que un retrasado mental no sea presidente de gobierno deberían tener).
Y por otro lado, ¿no cree que su concepto de adorable es demasiado amplio? Si yo lo utilizara como usted André Rieu, Hitler y el general Braxton Bragg caerían bajo esa categoría.

jnj dijo...

¡Buenaaas!
No sé si hablan ustedes de chanza o se ponen estupendos como el glorioso Max valleinclaniano. Y qué más da; resultan ustedes muy divertidos, aunque respecto de la cita de Hitchcock, acabaron saliéndoseme por la tangente. La cita me parece, cuando menos, ingeniosa. En cuanto que sea más o menos cabal, es más cuestión de grado que de síes o nones.

Mi fin de semana no despertaría envidias.

Anónimo dijo...

¿Sabe?. Usted, me recuerda a Issota Nogarola. ¡Qué gran mujer!

Joseba M. dijo...

Pues, no, Liuva,
esa canción no tengo ningún problema en cantarla, ¡japonés a mí, quiá! Espero que los próximos deberes que me ponga requieran alguna dificultad. Pero, seriedades aparte, le agradezco a usted la visita y el piropo, y me gustaría poder ver su blog, si es que lo tiene, que sospecho que sí. Infórmeme de cómo enlazarla, me encantaría poder leerle cualquier cosa que escriba a más de estos comentarios.
Donna, gracias por su comentario en mi espacio y le reitero felicitaciones.
Les dejo, voy a seguir leyendo 'El hombre que fue juev...'