miércoles, julio 04, 2007

Nota disculpatoria

Ruego disculpen todos aquellos que se hayan visto seriamente perjudicados por el reciente bajo ritmo de publicación de este blog. La autora lo lamenta mucho y hace expreso manifiesto de que causas ajenas a ella y a su firme voluntad de complacerles, han ocasionado este vertiginoso descenso. Seguramente hayan sido ustedes más felices y ahora se estén preguntando qué demonios hacían, ¡y hacen!, leyendo este sitio. No se preocupen, a mí me parece que hay cosas peores en el mundo, como ser absorbido por una babosa gigante o una clase de psicología.
-
Les aconsejo desde aquí que no opten por suicidarse, sobre todo si después sus bienintencionados vecinos les hacen la faena de rescatarles, como a Paulina, mujer de Séneca, que quiso morir como él, pero de orden de Nerón le cerraron a tiempo las venas y conservó siempre una palidez mortal.
-
Gracias a Paulina y a su fallido suicidio, me he acordado de esta sentencia de su encantador esposo. Os la dejo aquí para que piensen ustedes que yo bastante hago con entrenerles:
-
«Así como en un campo arado para siembra nacen aquí y allá
algunas flores, pero no se ha tomado tanto trabajo por esas hierbecillas, aunque
deleiten los ojos –el propósito del labrador fue otro, y eso sobrevino–, así
también el placer no es el pago ni la causa de la virtud, sino algo accesorio, y
no se lo acepta porque deleite, sino que si se lo acepta, también deleita.»
-
Es la idea aristotélica de que no se ha de buscar el placer, sino que es un fin sobrevenido. Les admito opiniones, si es que las tienen. Gracias por su tiempo, si es que es suyo.

20 comentarios:

Al dijo...

Bien reaparecida con cita neroniana incluida
Se te admite la disculpa pero tambien se advierte tu ausencia, porque ese sentido del humor que expresas no se encuentra mucho, máxime con las vacaciones de Jardiel, y por ello eres necesaria.
Espero que ahora seas mas constante y nos diviertas con tus serias reflexiones.
Y que conste que yo no soy anonimo, tu mas asiduo comunicante

Anónimo dijo...

Considero de mal gusto tener una mujer que se llame Paulina. Pero, a mí no me lo digan, digánselo a Strauss.

Landahlauts dijo...

Sobrevenido, Donna Angelicata, el placer auténtico se encuentra de modo casual, en cualquier sitio y en los pequeños detalles. Todo lo demás es puro artificio.

Y, en esa idea aristotélica del placer como fin sobrevenido... me causa enorme placer volver a leerla. Más aún después de albergar el negro temor de que su propósito de "...vivir una juventud salvaje, llegar rica a la madurez y fingir que soy sorda cuando me haga vieja para sacar de quicio a la gente..." incluyera la desatención de este blog. Afortunadamente, su cumpleaños no ha tenido efectos colaterales perversos sobre él.

Saludos, desde Andalucía.

Anónimo dijo...

"Les admito opiniones, si es que las tienen."

¿Es posible opinar que no se tiene opinión? ¿O el opinar que no se tiene opinión implica que sí se tiene opinión?

¿Ha alguien más le han entrado unas ganas terribles de opio?

Seguramente el placer sobrevenido es el mejor, pero según que placer, mejor que no nos sobrevenga en según que sitios ...

Anónimo dijo...

¿Es posible hacer preguntas sobre si es posible opinar sobre si se tiene opinión o no se tiene?. Me lo pregunto.

Por otra parte, cuando estamos ante algo un poco complicado ,¿por qué recurrir al opio o a sucedáneos?, ¿por qué no ir a abrazarse a su abuela o irse a ver "La casa de las tres niñas"?

Anónimo dijo...

¿Es posible preguntar sobre si es posible preguntar sobre si se puede opinar que no se tiene opinión sin tener la misma actividad neuronal y ociosidad que una ameba?

¿Me acabo de llamar ameba?

Creo que la tendencia hacia el opio del anterior comentario proviene de la continua repeticiónen dicho post de tantas palabras que comenzaban por "opi", de lo cual se podría inferir el carácter iletrado de un más que probable estudiante de la LOGSE incapaz de utilizar sinónimos y la posibilidad de que tenga como lengua materna el valenciano/catalán (no nos vamos a poner a herir sensibilidades estúpidas a estas horas del día).
Esta gente siempre pensando en su lengua materna.
Sucios edípicos.

Anónimo dijo...

En defensa de la ameba. Sin querer hacer el papel de esos comehierbas en esos documentales que nos presentan bichos muy feos y muy malos y luego resulta que no, que no son malos, ni feos, y que la culpa de todo lo malo que pueden llegar a ser la tenemos usted y yo, excepto, claro, el inteligente y bondadoso comehierbas(entonces, soperro!, ¿por qué le pusiste música de la segunda escuela de Viena cuando apareció el bicho?)No, no quiero descubrir las virtudes de la ameba y lo hermosa que es y lo bello que era el universo cuando sólo existían amebas. Sólo, humildemente, quería hacer una sugerencia para cambiar el tópico de la ameba y su inteligencia.¿No se les ocurre otro? Porque, tanta abundancia e insistencia en amebas y su inteligencia, sí que me parece propio de la inteligencia de una ameba. Saludos.

Liuva dijo...

Retiro, de momento, lo de ¡Feliz Navidad!

Qué interesante el tema del suicidio. Casos como el de Pompeya Paulina ha habido muchos en la historia. En Londres hubo una vez un señor al que ahorcaron por suicida. Primero el desafortunado hombre se intentó suicidar cortándose la garganta, pero apareció el Nerón de turno y lo salvó. Más tarde le condenaron a la horca por suicida. Pero al colgarlo, la herida de la garganta se abrió y empezó a respirar por la abertura, volvió a la vida aunque estaba ahorcado. También cuentan que en cierta ocasión la Venus de Milo se quiso cortar las venas, pero no se las encontró.

“¿Preguntas por el camino a la libertad? Lo encontrarás en todas las venas de tu cuerpo” (El marido de Pompeya Paulina).

Anónimo dijo...

Hay que ver cuanto faltón se esconde bajo la confortable sombra del anonimato. Creo que algún discípulo de Freud ha estudiado con profusión el tema, y si no lo han hecho, es que son unos imbéciles.

Groucho dijo...

¿El placer es algo accesorio, o se obtiene con accesorios? No me he enterado muy bien, me temo.

Pero estoy de acuerdo en que el placer es algo muy placentero.

ORT-22 dijo...

Entendemos que no tiene porque pedir perdón, pero ya que insiste se lo concedemos y remitimos el comprobante del mismo por correo aéreo certificado con acuse de recibo y cartón de bingo de regalo.
En cualquiera de nuestras sucursales, si es de su conveniencia, puede canjear el cartón de bingo por una cita para la consulta del doctor Froilán Flamón, podólogo especializado en el pie derecho.

PD. Nos alegra mucho su regreso.

L. dijo...

¡Queridos amigos! Regreso de una dura jornada de trabajo y me encuentro con que son ustedes mucho más elocuentes que yo -sí, sé que no es decir mucho-. Iba a contestarles uno a uno como merecen pero me he dado cuenta de que tengo que recortar las uñas a mi ameba.

Agradezco timidamente su perenne fidelidad feudal. Esta puede parecer una forma de escribir un tanto irregular pero, ¿a dónde habría de conducirnos este blog sino a un lugar poblado de poderosas Reinas y otras criaturas de alto rango para acabar por hacernos desvariar a todos tratando de comprender si el vasto mundo es capaz de asumir tan maravilloso milagro?.

Un saludo

Anónimo dijo...

Si, la verdad, es que la eudaimonia aristotélica es un concepto que se las trae y es de lo que uno espera acordarse en esas largas y eternas noches en que no puede concilar el sueño. Pero bueno, de lo que yo quería hablar es de la gente que tiene esas pegatinas en el coche que pone eso de "bebé a bordo". Siempre pienso: "no sé si habrá un bebé, pero seguro que hay un idiota".

Anónimo dijo...

SEÑOR, SINO FUERA PORQUE LE CONOZCO DESDE HACE UN LUSTRO Y HE COMPARTIDO CON USTED BERBENAS AHOGADAS EN ALCOHOL DE GARRAFÓN Y CORTES DE DIGESTIÓN QUE TENÍAN SERIOS EFECTOS SOBRE LA SALUD MENTAL, LE JURO QUE PENSARÍA QUE ES USTED EL FRUTO DE LA UNIÓN CARNAL ENTRE PLATÓN Y UNA GLORIA FUERTES FUMADA, GOLPE DE AIRE AL VER USTED LA LUZ POR LA CUAL AL CONTRAERSE SUS PULMONES POR PRIMERA VEZ, RESPIRARON LOS BOHEMIOS SOÑADORES Y LOS HIJOS DE SABINA AL SABER QUE YA HABÍA LLEGADO A ESTE HORRIBLE Y VULGAR MUNDO ALGUIÉN CAPAZ DE DAR SENTIDO A LAS COSAS.
FELICIDADES POR ESTOS SEGMENTOS QUE NOS REGALA A QUIÉN SEGUIMOS FIELMENTE SU PALABRA DIVINA.
Y MI MÁS MERECIDO RECONOCIMIENTO A ESA FUENTE DE RIQUEZA DOCUMENTADA DE LA QUE HACE ARTE CUANDO DECIDE POSTRARSE ANTE LA CAJA GRIS.
ES PARA SENTIRSE ORGULLOSA TENER A ESTE SEÑOR COMO MI "MEJOR GRAN AMIGO" QUIÉN ADEMÁS DE TENER UNA PROSA DIGNA DE RETARSE CON EL MISMO UMBRAL TIENE UN CORAZON QUE ES AÚN MÁS GRANDE QUE SU SONRISA Y SU SONRISA ES AÚN MÁS GRANDE QUE SU INTELECTO...
SIGUE REGALÁNDONOS MÁS PIEZAS COMO ESTAS SIN DILACIONES.

L. dijo...

Lo de los anónimos cada vez me da más miedo (pero, ¿se me está comparando con Umbral?, porque eso sí que me da miedo).

A pesar de ello, agradezco nuevamente tan inmerecidos halagos, si es que decir que soy el resultado de la unión carnal entre Platón y Gloria Fuertes fumada, puede ser un halago.

Gracias, extraño ser fruto de la unión carnal entre nuestro presidente y una urraca.

L. dijo...

Estaba pensando... eso de que mi sonrisa es más grande que mi intelecto, ¿es un elogio?. ¿No querrá usted decir que es mi mejor gran enemigo?.

Un saludo irritado

Anónimo dijo...

Hijos de Sabina! Debe ser el mayor insulto de todos los tiempos. Gracias, anónimo donante!. Esto lo considero una auténtica donación, pues en las otras, vaya mérito!, sólo tiene uno que morirse.

Anónimo dijo...

Y supongo que no podemos incluir entre los bohemios soñadores a Dvorak o a Janacek(perdón, padre Janacek!). A mí me parece ésta otra de las cosas completamente estúpidas, por qué los bohemios tienen que ser necesariamente soñadores, es que acaso no pueden haber bohemios encantadoramente realistas?. Murger, Murger, Murger! cuánto mal nos hiciste y eso que en tu época ya sería un tópico capaz de asfixiar a nuestra tatarabuela por sus pestilentes emanaciones.

Al dijo...

Ya esta bien de vagancia literaria...
¡A escribir, quye queremos disfrutar de tus textos!
Cariños

Anónimo dijo...

Gracias a la inmortal canción de Barry Manilow que he oído esta mañana en el coche, me animo a suscribir la opinión de mi predecesor. Escriba! o eso o publique su nota de suicidio, que supongo será su canto del..., (¿quien es el que canta al final, el gallo o el cisne?).