miércoles, marzo 04, 2009

No viviré fuera de mí

No viviré fuera de mí,
no veré con los ojos de los demás,
mi bien es bueno, mi mal malvado,
estaría libre, no puedo ser
mientras acepto las cosas
según la apreciación de los otros.
Me atrevo a intentar trazar mi propio camino
en el que todo lo que me complace será Bueno,
en el que lo que odio es Malo,
no hay más que hablar y a partir de aquí, por favor, Dios,
renuncio para siempre al yugo de las opiniones de los hombres.
Seré alegre como un pájaro y viviré con Dios.
Lo encuentro en el fondo de mi corazón,
oigo continuamente allí su voz.
Y libros, y sacerdotes, y mundos, aprecio menos
¿quién dice que el corazón es un guía ciego?
No es cierto, mi corazón nunca me aconsejó pecar,
me pregunto de dónde sacó su sabiduría
pues en laberinto más oscuro de los más dulces cebos
o entre horribles peligros ni una sola vez
ese amable ángel falló en su oráculo,
esa agujita siempre conoce el norte,
el pajarillo recuerda en su oráculo
y este sabio profeta nunca yerra.
Nunca he enseñado lo que él me enseña a mí,
sólo le sigo cuando actúo correctamente.
¿De dónde venía este Espíritu Omnisciente?
De Dios venía. Es la deidad.

Ralph Waldo Emerson.

A J. (mi deidad)

Gracias.

15 comentarios:

liuva dijo...

Angelicata, ¿este poema de RWE es una declaración de intenciones? ¿es una advertencia-sentencia hacia su J.? ¿Emerson plagió a Santa Teresa? ¿Emerson se “colocaba” igual que ST cuando escribía estas cosas? ¿No ve similitudes con la niña del exorcista? ¿Al final, a quién le da usted gracias, a su J. o a RWE?

liuva dijo...

“La creación de mil bosques está contenida en una bellota”
Ralph Waldo Emerson
(primer minimalista de la historia)

Librepensador dijo...

¿En una bellota? O sea, ¿en mi cerebro?

liuva dijo...

Señor Librepensador, no sé si sabrá que los romanos llamaron al extremo del pene “glande”, que viene del latín “glandis”, que justamente quiere decir bellota. O sea, que si usted dice que su cerebro es una bellota, usted sabrá por qué lo dice. Lo que sí está científicamente comprobado es que hay muchos hombres que piensan con su bellota. ¿Será por eso que se dice que el hombre es un animal de bellota? Por supuesto usted no está incluido en ese estudio pero, le aconsejo, que tenga usted cuidado el día que salgan a pasear los cerdos de pata negra.

Librepensador dijo...

Cuando dije que mi cerebro era como una bellota, sabía por qué lo decía. Ahora, además, también lo sabe vd., Liuva, y el resultado es... ¡que acaba de desnudar mi compleja personalidad!

liuva dijo...

Y siguiendo con el interesante tema de las bellotas, hubo en el siglo XVII una teoría que decía que el roble estaba contenido en la bellota. Dentro de cada bellota había un roble en miniatura que se inflaba según el roble crecía. Esta teoría era aceptaba de manera bastante amplia, de ahí la frase de Ralph Waldo Emerson “La creación de mil bosques está contenida en una bellota”. Sin embargo, los críticos señalaron rápidamente que si el roble se infla y él mismo produce bellotas, entonces el roble inflable debe contener bellotas inflables que contienen robles inflables, y así sucesivamente ad infinitum.

Dardo dijo...

Doña liuva es Vd. "glandiosa" pero a la vez, de muy mala "fondinga". Alguna vez la he leído criticando la "autenticidad" de la Donna; y resulta (¡¡¡¡¡qué "glandiosa" coherencia!!!!) que cuando la Donna nos manifiesta que va a ser "ella misma" Vd.la cree poseída.

Pues sepa Vd. que en esta causa me conduzco como uno de los "Pauperes commilitones Christi Templique Salomonis" (templario) y salgo en ayuda de esta peregrina de la blogosfera que es Donna Angelicata.

liuva dijo...

No hace falta, sr. Dardo, que se ponga usted tan estupendo y salga en ayuda en plan templario de la peregrina Angelicata. Ni Angelicata es una peregrina ni usted es un caballero templario, más bien usted estaría en el bando del papa Clemente V, que fue el que se cargó la Orden del Temple.

En cuanto a mi mala “fondinga”, lo tomo más como un halago que como una provocación. Ha de saber que en Bilbao hay una serie de señores que pertenecen al “Bilis Club” y el único requisito para ser admitido es tener, tanto escribiendo como comentando, la suficiente mala leche como para ser digno de tal club. A mí no me aceptarían por no ser suficientemente mala. Igual si me entreno con usted lo consiga.

De todas maneras en estos momentos lo único que me preocupa es saber qué fue antes, el roble o la bellota.

Donna Angelicata dijo...

Queridos amigos, perdonen mi ausencia. Es muy grato recibir sus comentarios, y, además, me encuentro con uno de mi estimadísimo y añorado Sr. Dardo, y con semejantes palabras tan laudatorias hacia mi humilde persona. Muchas gracias.
Pero por favor, no discutan, y menos por una cuestión tan irrelevante como yo (a menos que lo hagan en broma, en cuyo caso me parece totalmente adecuado)

Por otra parte, reitero mis disculpas, pero es que ¿cómo puede una escribir con una fuerte carga de melancolía encima?. Yo al menos no puedo. Lo lamento.

Donna Angelicata dijo...

No me gustaría condicionar sus alegres y joviales estados de ánimo con mi nostalgia, pero si algo puedo poner, o debo, es a Emerson. Es absolutamente bella su poesía:

The Rhodora

In May, when sea-winds pierced our solitudes,
I found the fresh Rhodora in the woods,
Spreading its leafless blooms in a damp nook,
To please the desert and the sluggish brook.
The purple petals fallen in the pool
Made the black water with their beauty gay;
Here might the red-bird come his plumes to cool,
And court the flower that cheapens his array.
Rhodora! if the sages ask thee why
This charm is wasted on the earth and sky,
Tell them, dear, that, if eyes were made for seeing,
Then beauty is its own excuse for Being;
Why thou wert there, O rival of the rose!
I never thought to ask; I never knew;
But in my simple ignorance suppose
The self-same power that brought me there, brought you.

Nury dijo...

¡Hola! Perdona, acabo de leer el comentario que dejaste hace meses en mi blog (hablabas de las coincidencias). Me pasaré por aquí a menudo (cuando pueda) porque por lo que veo tienes un blog muy interesante. Yo tengo el mío muy abandonado, y es que la vida artística es muy sacrificada...

Un saludo, seguiremos en contacto!!!

liuva dijo...

Angelicata, siento su estado de melancolía. Cuídese. Y no se preocupe por nosotros, que no discutimos, sólo nos apuñalamos un poco.

¡Puñal de melancolía
este que me va a matar
pues si alcancé a regresar
me siento, desde que vine,
como en la sala de un cine
viendo la vida pasar!

(Nicolás Guillén)

Librepensador dijo...

Estimada Donna, ¡la verdadera melancolía es no tener un buen alcornoque del que caerse! (se lo dice un bellotero).

Animo!!

Chuso dijo...

Resulta grato comenzar con RWE y terminar hablando de bellotas. Luchad por la vida.

David PM dijo...

Le informo que lleva usted 1 mes sin publicar. Me da igual que hable de la cría del mejillón zebra o del apareamiento de la rana arborícora en la estación seca. Pero no deje el blog, por favor!