jueves, febrero 05, 2009

Resumen de la tonteria humana

En un libro egipcio antiquísimo se reproduce un diálogo oído en plena calle que, según parecer de los comentaristas, resume casi toda la historia de la tonteria humana de aquellos tiempos. Se ha podido comprobar que el diálogo se ha repetido muchas otras veces en los siglos posteriores, siempre en mitad de la calle, aunque en países distintos. Por lo mismo se considera ahora, con razón, resumen de la tonteria de aquellos tiempos y de todos los que les han seguido. Es así el famoso diálogo:

- Hoy me he levantado a la siete
- Yo me levanto todos los días a las ocho
- Yo ayer me acosté a las tres
- Yo a las once y cuarto
- Yo necesito dormir ocho horas
- Yo tomo café cuatro veces al día
- Yo prefiero ir al cine en la sesión de la tarde
- Yo tengo un tío carnal que vive en Calcuta
- Yo solo fumo tabaco negro, a menos que no encuentre
- Yo me llamo Fárol con acento en la a

Y todos quedan tan satisfechos porque todos han hecho gala de la única condición que el hombre pone de manifiesto pertinazmente a cualquier hora del día o de la noche: su impecable tontería.

"Enciclopedia del humor y la risa". Noel Clarasó.

- A mí me gusta el té con limón
-Pues yo prefiero el chocolate, que es menos ordinario
- Los que derrochan amor son unos cursis
-Yo odio a la Piaf, que es como un Gremlin
-Me gustan las mujeres boyantes cuarentonas
- Yo no paseo a mi perro nunca, que me llamarían schopenhaueriano.

(Guiño de duende)

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Disculpe,iba a excusarme por contestar aquí a algo de la entrada anterior, pero visto el tema creo que tengo licencia de comportarme ad libitum, así que allá voy. La pregunta de la Sta. Liuva, aunque irónica, me ha sorprendido por su falta de perspicacia. La imaginaba con la capacidad de deducción suficiente para imaginar que alguien con mis increíbles y vastos conocimientos no ha tenido tiempo de dedicarse a esos menesteres que tanto perturban la mente del homo vulgaris,pobre!. Soy por así decirlo una especie de estatua marmórea muy por encima de esos vaivenes, por emplear algo de Verne, que tanto me gusta, una esfinge de los hielos. Si alguna vez derroché, fue con un interés filosófico y me convertí en un Don Alfonso bonachón.
Por otra parte, Donna, su cita languiana me ha gustado mucho y la he saboreado mientras fumaba un buen cigarro y oía la séptima de Wilms(por supuesto, el famoso Wilms).

Donna Angelicata dijo...

Sr. Anónimo, el bueno de Niles ("Frasier") nos explicará mejor lo que usted padece:

Frasier hace apartar a Niles su libreta de anotaciones.

Niles: Mi primera pregunta será: "¿Todavía la amas?"

Frasier: ¡No! ¡No!, ¡Santo Dios! ¡Es una sugerencia ridícula!

Niles: Bueno, ya que no tengo ningún sitio donde apuntar "Clásica negación", continuaré.

Donna Angelicata dijo...

Otra versión a lo que usted puede que padezca nos la da, esta vez, nuestro Jardiel:

"Soy lo que en México se llama un chaparrito y en Guatemala, un pululo, y la pequeñez de mi esqueleto tiene la culpa de que todas las mujeres altas me sean inaccesibles." Y agregó con una reflexión al más puro y selecto humour: "En fin, tengo el consuelo de que, pr fortuna, existen muchísimas mujeres bajas que me son inaccesibles también".

liuva dijo...

Uno de los blog más absurdos y más surrealistas que hay es “El Mono Se Eleva” del señor Gavanido. Lo sigo puntualmente y me maravillo cada vez que lo leo porque es lo que a mí me gustaría escribir y no me sale. Casi nunca comento nada en él, porque no sé que se puede decir a algo así:

“En la cocina Adagio había cavado un barranco para tirarse por él, con la mala suerte de que cuando lo terminó se halló abajo, y no encontró la forma de hacerlo. Perdido en el subsuelo del hogar, trató de pedir auxilio en diversos idiomas, ya que hablaba perfectamente el astrohúngaro y el rumano, a pesar de que su lengua materna era de carne.”

http://www.elmonoseeleva.blogspot.com/

Joseba M. dijo...

¿Qué diantres es una mujer boyante de cuarenta años?

Donna Angelicata dijo...

Joseba, su interés le delata.

Donna Angelicata dijo...

Liuva, siguiendo su propio razonamiento, si comenta tanto en este blog, entonces es porque... porque...

Me voy a tirarme a las vías del metro.

Joseba M. dijo...

A una boyante mujer de veintitantos años le está absolutamente prohibido tirarse las vías de un metro y menos, como supongo, a uno tan prosaico como es el de Valencia. En caso de que no consiguiera hacer que reconsiderara tan descabellada decisión, le recomiendo el de Lisboa que tiene algunas estaciones que no desmerecen al tan cacareado de Moscú.
Con todo, intuyo envidioso despecho en doña Liuva porque ella no maneja un blog con tanta vida como este donde cultura y humor inteligente hallan frecuentado albergue. Quizá por ello me cueste tanto comentar más a menudo. Quizá por ello no me canso de leerlo...
Por otra parte, mi adorable Donna, y en referencia a la petición hecha en mi blog hace un rato: «Pida usted por esa boquita e intentaremos satisfacerla...»

liuva dijo...

Angelicata, este blog es surrealista pero no absurdo, con lo primero me defiendo pero lo segundo se me atraganta. Si le sirve de algo le diré que en mi jerarquía de blogs el suyo está unos centímetros por encima del de Gavanido. Y, por favor, no se tire usted a las vías del Metro, que después queda todo hecho un asco.

No sé si alguna vez le he contado el cuento de las vías, seguramente sí, pero se lo vuelvo a contar, total son dos líneas.

Despertar
Despertó cansado, como todos los días. Se sentía como si un tren le hubiese pasado por encima. Abrió un ojo y no vio nada. Abrió el otro y vio las vías.

Donna Angelicata dijo...

Jo, me han sonrojado. Algún día deberé hacer una entrada seria y profunda (cosa que tendría que saber hacer) acerca de la vital importancia que tienen todos y cada uno de ustedes en mi día a día. Son increíblemente estimados, y me alegra que existan. Por favor, ¡no se marchen nunca! (me refiero de este blog, comprendo que algún día habrán de abandonar esta mundana existencia, aunque también les deseo que no sea en las sucias vías de un metro).

Joseba, me ha desenmascarado, y ahora me gustaría decir como Howard Roark que "yo no pido nada ni doy nada", pero creo que ya no puedo.

Liuva, ¿acaso colecciona usted cuentos cortos?.

liuva dijo...

Joseba M., por supuesto que tengo un envidioso despecho por no saber manejar un blog como este, o como el de las Cerezas en la Nieve. Gracias por recordármelo.

Ahora soy yo la que me voy a tirar a las vías del metro.

Donna Angelicata dijo...

¡Jaja, Liuva!, ¡No lo haga! Yo (y el Sr. Anónimo secretamente) la adoro.

Si usted se tira a las vías, yo me estrellaré ahora mismo con mi coche contra una falla (huy, si aún no están, pues contra algún peatón)

Anónimo dijo...

Perdone, honorable Liuva, pero no comprendo muy bien su admiración por ese blog. Lo absurdo per se(y en la expresión que utilizaría un idiota "a punta pala") a mí no me hace la menor gracia y ni siquiera lo veo absurdo, ¿porque si todo es absurdo dónde entonces está lo absurdo?, debe haber un elemento no absurdo para que lo absurdo destaque como una joya(iba a emplear perla, pero como algún malpensado lo entendería como una alusión a mis conocimientos en relación a ustedes he decidido cambiarlo) en la boca de un cerdo. Una retahila de incoherencias se le puede ocurrir a cualquier idiota, a mí mismo, por no ir más lejos(podría ir más lejos pero no tengo ganas).

Joseba M. dijo...

Pues el metro de Bilbao también es muy recomendable, especialmente a la altura de la estación de San Ignacio, querida Liuva, que es donde convergen idiotas de las dos márgenes de la ría (convergemos). Pero tampoco lo haga, se lo ruego, sería absurdamente surrealista.
Si siguen ustedes matándose en los metros voy a tener que tirarme a la ría, que baja que da asco y además, hace un frío que pela...
He intentado poner «boyante» en algún sitio pero no he sido capaz. ¡Malhaya...!

Anónimo dijo...

Se equivoca, Donna,en que la adoro secretamente, pues ya no es secretamente. Ya no es la querida tía de la comida familiar de los domingos, sino la prima a la que ves todos los días y a la que aprecias casi siempre, menos cuando insiste en contarte su último concierto de Serrat(y estafermos parecidos) y entonces, pero sólo entonces, te dan ganas de arrearle un buen estacazo.

anónima dijo...

Viendo las ganas que tienen de tirarse todos a las vias del metro, no puedo resistirme a animarles y darles algunos consejos previos, mis adorables suicidas. Primero un poco de historia y luego más datos que pueden serles de utilidad:
(Fuente:Inciclopedia:)
Suicidio

Cabe aclarar que si bien homicida es quien mata a un hombre y regicida es quien mata a un rey, la palabra suicida no significa, como muchos creen, matar a un suizo. No. Suicidarse es quitarse la vida a Sui Mismo
— Les Luthiers sobre el suicidio.

El suicidio es el acto voluntario que sobreviene a los deseos de auto matarse a sí mismo, es por eso que los suicidas son confundidos algunas veces con los autómatas, pues las raíces de la palabra nos llevan a pensar en alguien que se mata a sí mismo (puesto que viene de "auto" y "mata").
Generalmente, la persona en cuestión procede a quitarse la vida independientemente de lo doloroso, agonizante, insufrible, terrible, y demás adjetivos aplicables a su muerte. Es así que cuando una persona se suicida, su vida ya no puede continuar, por lo tanto, acaba muerta.
Pero según algunas teorías , el suicidio es un deporte practicado por miles de personas en todo el mundo. Se inició en China en el año 2.400 a.C cuando descubrieron que no había mujeres en todo el país. En algunos países como en Estados Unidos el suicidio se considera un delito, con el que se puede llegar a la pena de muerte. En algunas sectas del norte del planeta es un pecado castigado con cargar un animal cercano al individuo, esto no sería tan grave si no fuera porque casi siempre están cerca las morsas y las ballenas.

Historia:
En el transcurso de los siglos, el suicidio ha sido un medio para divertirse en grupo. Como se muestra en la introducción, en China se dio el primer caso de suicidio. Meses después, cuando vieron el índice de participación de tal actividad, decidieron hacerla cada cierto tiempo. Los Suicidios Chinos Colectivos (SCC) se celebraban cada 5 años y, aunque parece que nadie gana y tampoco les motiva concursar, se siguen haciendo hasta el día de hoy.
Esta costumbre se arraigó a otros países, que aceptaron la tradición. Los médicos alababan el suicidio, por su forma de eliminar todos los males. Según ellos, era una panacea que quitaba cualquier mal del cuerpo para siempre, previniendo futuras enfermedades y lesiones.
Las personas descubrieron nuevas formas de quitarse la vida mediante venenos y cortes en las venas. Gracias a eso, ya el método curativo del suicidio no se hacía inflando los vasos sanguíneos de aire con un bombín.
El samurái realizaba el seppuku en sus partes nobles para suicidarse.
Durante la Edad Media se creó el deporte oficial del suicidio, sus reglas y equipos. Todas las ciudades tenían su terreno de juegos. La gran ventaja frente a otros deportes era el número de participantes, ya que seí podían apuntar ciudades enteras. Con el tiempo muchos pueblos se quedaron vacíos, pero por causas ajenas al suicidio. Como se dijo antes, esta tradición vino de China y se extendió por toda Europa, llamándose peste negra.
Pero el suicidio no era una tradición exclusiva de China y Europa, en Japón los samuráis se cortaban el abdomen para hacerse el ombligo más grande.
Según el bushido, un libro de recetas gastronómicas japonesas, cuando el estómago esté completamente lleno se debe hacer un corte de 40 centímetros en el abdomen con un cuchillo jamonero.

A veces el suicidio era un recurso para huir de los males del mundo.
Cuando Colón llegó a América enseñó el noble arte del suicidio, aunque sólo lo hizo una vez. Las civilizaciones del nuevo mundo se divertían con esta práctica que permitía hacer desaparecer el aburrimiento de sus vidas.
Con la llegada del Romanticismo, algunas personas llegaron a adquirir un gran afán con el acto de matarse a uno mismo. De esta forma se crearon nuevas formas más originales de suicidio. Como muchos de los suicidas eran escritores y personajes importantes, la población de la época decidió imitarlos.
En la actualidad, este método es el pan de cada día. Todos podemos acceder a el suicidio de forma fácil y segura (para prevenir riesgos). Se puede elegir la forma de muerte en cualquier establecimiento, o también si se quiere de forma rápida o lenta.
Como esta conducta deriva en que haya menos gente en los países que paguen impuestos, se ha tenido que condenar a aquel que intente suicidarse y falle con pena de prisión; y, en algunos casos, con pena de muerte.
Técnica:
Asegurate de usar un buen método: Fracasaste en la vida, no vas a querer fracasar también en la muerte. Existen diferentes tipos de suicidios, dependiendo del grado de ruido que se haga y de la condición de la persona que quiera suicidarse:
Aviso para los mentalmente inestables: Si piensan suicidarse, NO se lo digan a nadie, PUEDEN INTENTAR DETENERLOS
Disparo:

Dispararse en la boca no es buena idea si lo único a la mano es una pistola de agua.
Un calibre 22 sería genial ya que penetraría por el cráneo pero la bala no sale, así que rebota por todo el cerebro destrozándolo por dentro. Sin embargo, a veces una pequeña pistolita puede no servirnos. Kurt Cobain innovó sobre el tema e introdujo la escopeta. También es conviente que se practique con la pistola antes del disparo final, porque si se falla, mal vamos.
Un disparo de escopeta en la nuca es perfecto porque destruye el sistema nervioso. Sin embargo, es difícil apuntar a la nuca y disparar, a menos que alguien dispare pero ya no se podria llamar suicidio, así que es para experimentados solamente: buena suerte y asegúrese de dejar todo preparado para una limpieza posterior de sus restos. Dependiendo del país en el que viva, se puede conseguir una pistola con mayor o menor dificultad -se puede robar a un tío/padre/abuelo policía por ejemplo-, pero SIEMPRE hay que asegurarse de tener lista un arma con munición. Así, cuando estés deprimido puedes apretar el gatillo mientras todavía te dura la depresión y no tienes que salir de compras.
Si logras sobrevivir, serás expuesto en un circo con toda certeza.
Saltar:
Saltar hacia la muerte puede ser una divertida forma de suicidarse. Y si le dices a alguien que vas a saltar, no van a levantar ni siquiera un dedo para detenerte, porque nadie te quiere o nadie te cree. O probablemente las dos. Aparte, si te sientes caritativo, puedes decirle a tus familiares que filmen el salto: los noticieros se mueren y pagan por videos frescos de tipos saltando hacia su sangrienta muerte, con las tripas y sesos perturbando el paso de los irritados peatones. Así que muéstrale al mundo tu ex-existencia y salta donde haya mucha gente, por lo menos les dejará la marca imborrable de tu sangre salpicada en sus caros trajes.
Drogas:
¡Imite la estrella de rock que siempre idolatraste! Esta técnica la puedes combinar con alcohol, para mayor diversión. ¡¡¡Sé una estrella del rock!!! ¡Siéntete como Jim Morrison por un día!
Drogas recomendadas:
Alcohol (vas a necesitar muuuuuuuucho)
Barbitúricos
Cantidades:
Tantas como puedas. Ah, ¡Y acuérdate de filmarlo! Cortarse:
Pasos: Corta una arteria mayor, hay dos en tu cuello, cualquiera va a sangrar tanto como para matarte en cuestión de minutos (además la sangre se va a ir principalmente de tu cerebro, por lo que poco dolor es esperable). Si no, puedes recurrir a las siempre útiles muñecas. ¡Ah! Y acuerdate de hacer grabados en tu piel con el cuchillo mientras te cortas, para que todos vean que aún en la extrema agonía se puede ser un artista. Además, este método asegura dar suficiente tiempo como para usar la sangre y pintar las paredes del baño con frases al estilo: "La vida me duele". El efecto de encontrarse tirado en el baño en un charco de sangre y las paredes escritas con mensajes sólo aumentara el odio que sus familiares, seguramente, ya te tenían.
¡¡Harakiri!!:
El suicidio para los bravos. Consiste básicamente en agarrar una espada samurái (las de Kill Bill sirven) y clavársela en la parte izquierda de la barriga, luego cortar hacia la derecha y después hacia arriba. Los intestinos se salen para afuera y caen al suelo. Mientras te mueres, puedes saltar a la comba con ellos.
Este método es extremadamente doloroso y lento, así que es sólo para los que se autoconsideran hombres. Igual, casi siempre se cuenta con la ayuda de un amigo que, cuando vea que el dolor se hace insoportable, te pueda cortar la cabeza para poner fin a la agonía, aunque también puede dejarte morir desangrado mientras disfruta del espectáculo comiendo palomitas.
Veneno:
Para todo ser cobarde o que no le va la violencia. Agarra un poco de veneno (consulta a su farmacéutico que seguro que te va a informar) y tómalo. Cinco o diez minutos y ya estarás en el más allá sin dejar un revuelto de tripas y sangre para que tu familia después lo tenga que limpiar.
Otros:

Patada en la boca:
método antiguo. Se creó en el año 33 de nuestra era y el primero que la hizo fue Judas Iscariote. Más tarde, como observó que se iba a llevar todo el día propinándose golpes, se ahorcó en una rama.
Ahorcado: No conviene por que sientes como que te ahogas.
Asfixia por objetos punzantes de gran tamaño: ya no tan usada. En la India los faquires dejaban su trabajo de esta forma, tragando lanzas y espadas.
Quemarse a lo bonzo: los monjes budistas recorrían oscuras cuevas sin ningún tipo de iluminación. Gracias al ingenio de los monjes, se bañaban en gasolina y se prendían fuego en el cuerpo consiguiendo iluminar las cuevas.
Eutanasia: isla que tiene como deporte nacional el suicidio. Sus habitantes pueden tomar cualquier sustancia, desde benceno hasta cianuro.
Auto canibalismo: uno de los métodos mas difíciles que consiste en comer parte de su propio cuerpo, como el corazón, la cabeza, el estómago o la boca.
La nota:
La nota es parte fundamental del suicidio y la mayor razón por la cual se van a seguir riendo de ti aún después de muerto. Para conseguir el efecto deseado, asegurate de eskribir qon terrivles falt@s de ortojrafia para lograr las carcajadas de todos: es la única forma que tienes de que te recuerden. Y asegurate de decir cosas como "el mundo no me comprende", "la vida me supera", o, mejor, ¡echale toda la culpa a tus enemigos para que se queden con remordimiento de por vida! (funciona en el 90% de los casos).
Papel y lápiz:
Asegurate de que el lápiz tenga punta (no encontrar un sacapuntas te puede quitar las ganas de volarte los sesos) y de escribir en un papel de buena calidad. No vaya a ser que después se vuele o se rompa.
¡Se original!:
No hay nada más importante en la vida (y en la muerte) que ser original.Nunca está de más mencionar a Chuck Norris. Trata de que la mayor cantidad de gente posible se fije en ti (postea tu suicidio en youtube, msn, fotolog, myspace, etc) y hazlo de una forma dramática. Inventa razones extravagantes, haz chistes, inventa mentiras y hazlas pasar por oscuros secretos ("nunca nadie supo mi terrible addición a... X"), en una palabra: ¡se creativo!
Tipos de Suicidio:


Suicidio silencioso: aquél que ocurre cuando el sujeto en cuestión no tiene nadie que escuche sus lamentos de agonía.
Suicidio tranquilo: cuando la persona está consciente de que está a punto de matarse.
Suicidio fracasado: aquél que no logra los objetivos del buen suicidio.
Suicidio recurrente: dícese de aquél que se suicida varias veces
Suicidio de telenovela: cuando la persona pide a otro que grabe el momento o simplemente arma mucho drama.
Suicidio completo: cuando la persona muere.
Suicidio por error: Como su nombre lo dice, es aquél que se produce por error, es decir, sin la intención de hacerlo.
Los tipos de suicidios pueden venir combinados, dando mezclas como: silencioso-tranquilo, silencioso-telenovela, telenovela-recurrente, completo-silencioso o completo-fracasado. Pero esto puede variar y tomar formas que no analizaremos aquí porque son demasiado complicadas
Razones para el suicidio:

Las nuevas tecnologías han aportado grandes avances a este campo, haciendo esta situación cada vez más habitual.
Las personas no se suicidan porque sí, tiene sus razones que le motivan a tal acto. Una muestra de ellos te permitirá conocer si deseas acudir a la muerte rápida.
Tu equipo de fútbol pierde el mundial sin pasar de cuartos: mucha gente acude a este remedio para librarse de una vida sin sentido. En países como España, están perfectamente acostumbrados y no le dan importancia.

ocio: se te pierde el control del TV y el documental altamente educativo emepezó hace 3 minutos y está a 3 millones de canales del que estás ahora y el tv pasa a 8 canales por hora, asi que cuando ya estas en medio del charco de sangre, descubres que el control estaba en tu bolsillo.
Curiosidad: Te preguntas como "duele morirse" o "le tengo que preguntar a mi abuela muerta donde dejó el mando de la tele"
Consejos:
suicidarte a lo grande. ¡Nada de principiantes!
Trata de conseguir el mejor lugar. Los mejores asientos siempre pagan más, así que trata de que el lugar quede literalmente bañado en tus líquidos después de tu suicidio. Escribe mensajes satánicos con sangre en las paredes, desparrama por el lugar tripas y cuerpos putrefactos de vírgenes y cachorritos, prende fuego a algo antes de tu muerte, ampútale un miembro a alguien y cuélgalo de la pared, en fin, lo que sea para que la gente vea que verdaderamente estabas mal de la cabeza.
Antes de hundirte en las entrañas del infierno, desazte de todos tus amigos y familia ¿ en serio piensas que los vas a necesitar muerto? Asegúrate de lastimar lo más que puedas sus sentimientos y de que sea una sorpresa para ellos (es bueno reír antes de morir)
Postea tus intenciones de suicidarte en fotolog, pero ¡obvio!.
¡Fiesta! . Hey, ¡después de todo es tu último día!
Clubes de Suicidio:
Se sabe que en Japón existe una comunidad virtual de suicidas. Es como un club virtual donde la gente con ganas de matarse interactúa y se ponen de acuerdo en cómo, cuando y donde se va a realizar un suicidio, para ir con los amigos a ver compitiendo y quien se mata de manera más creativa. Algun socio se sale del club con la excusa de que quieren ver a sus amigos del foro hasta el día que se mueran. Otros tienen el nick bastante sugerente:como: "El pre-muerto" "Soy feo", "Nadie me quiere",etc.
En esos foros hay temas como: "Te apuesto a que yo me mato primero, ¿cuanto quieres perder?", "Mi gato no quiere suicidarse conmigo","Amigos hasta la muerte", "Suicídate conmigo, soy guapo", "Si mis amigos saltan por la ventana yo tambien salto", etc.
Como comunidad virtual ha tenido sus temporadas buenas, pero como club está abocado al fracaso ya que tiene cada vez menos miembros.

Librepensador dijo...

Anónima, ¿podría repetirlo de nuevo, que me he perdido?

sakuranomonogatari dijo...

A Anónima se le quedó en el tintero mencionar Aokigahara, ese maravilloso lugar de Japón al que llaman "El bosque de los suicidas". Los interesados pueden buscar galerías fotográficas del lugar y obtener nuevas ideas. No se preocupen, si están pensando en el suicidio ya tienen lo que hay que tener (tripas) para ver dichas fotos.