sábado, noviembre 29, 2008

Screwball comedy


La fiera de mi niña (Howard Hawks, 1938)


Estos últimos días he estado viendo unas cuantas películas de lo que podríamos denominar comedia chiflada, enloquecida o disparatada. Si les digo "Screwball comedies" les vendrán a la mente infinidad de directores tales como Ernst Lubitsch, Gregory La Cava, George Cukor, Billy Wilder, Preston Sturges, Howard Hawks, Blake Edwards, Mitchell Leisen, Alfred Hitchcock, e incluso, nuestro querido contemporáneo, Woody Allen.

"Navidades en julio", "El gran Mcginty", "La fiera de mi niña", "Historias de Filadelfia","El apartamento", "Al servicio de las damas", "Pero.. ¿quién mató a Harry?", "Arsénico por compasión", "Con faldas y a lo loco", "Las tres noches de Eva", "Medianoche", "El mayor y la menor", "Los viajes de Sullivan", "La novia era él"," Ser o no ser","Sopa de ganso", "La comedia de la vida""Una chica afortunada","La cena de los acusados", etc son algunos de los títulos pertenecientes a este género.



Historias de Filadelfia (George Cukor, 1940)


Todas contienen la esencia del screwball, los diálogos ágiles, imposibles, las situaciones inverosímiles, los actores perfectos. Todas son de una apabullante falta de pretensiones. Todas contienen chicas guapas que buscan dinero y en su camino se cruza la felicidad. Todas contienen hombres débiles que se dejan corromper, romper y ser vencidos. Representan la humildad del payaso. Contienen dosis de creatividad increíblemente elevadas. Todo funciona a la perfección de un mecanismo de relojeria, pese a lo asumidamente absurdo de practicamente todas las situaciones que se plantean. Cada plano supera la exentricidad del anterior, y la razón se pierde en una narración tan desbocada y delirante como perfectamente construida. Es tal la perfección con la que se van encandenando los disparates que el espectador, embriagado por el desternillante encantamiento de los acontecimientos, entre en el juego del absurdo sin detenerse a pensar en lo improbable de unas situaciones que desafian las leyes más elementales de la lógica.



El mayor y la menor (Billy Wilder, 1942)


He encontrado un artículo que resume perfectamente la esencia de las Screwball comedies. Espero que les guste.


"Este subgénero de la comedia americana surgió a mediados de los años treinta y fue muy popular sobre todo durante las décadas de los 30 y los 40. La gran depresión tuvo bastante culpa de su nacimiento, debido a que se utilizó como vía de escape a los problemas que acosaban a la gente en aquella época.

El término screwball comedy significa comedia loca o zigzagueante (toma su nombre de un tipo de lanzamiento de baseball en el que la bola coge diversos efectos), pero la palabra screw por si sola significa tornillo. Creo que este género tiene mucho que ver con estos términos, se podría definir como comedia a la que le falta un tornillo, y en la que los personajes zigzaguean a su libre albedrío, muchas veces resolviendo situaciones o realizando acciones de la forma mas inverosímil.

El decálogo de la excentricidad:

1-Clase alta: Normalmente los personajes pertenecen a las clases altas. Uno de los protagonistas principales suele pertenecer a este estatus social, además de muchos de los secundarios.También puede darse el caso de que los protagonistas sean pícaros de clase baja que se hacen pasar por nobles, conviviendo de esta manera con personajes de esta clase. La mayoría de los protagonistas de clase alta son insumisos a las obligaciones que les impone su clase, y se comportan de manera totalmente contraria a lo que se les exige. Este es el punto de partida de los directores para radiografiar a esta clase social.
Ej1. En “Medianoche” Claudette Colbert(Una timadora de clase baja) se hace pasar por marquesa de Hungría, lo que no sabe es que su marido el marqués aparecerá en escena (Don Ameche,un taxista enamorado de ella)
Ej2. Katherine Hepburn en “Vivir para gozar” es una jovencita de la alta sociedad que trae de cabeza a su respetable familia porque no se comporta como debiera.

2-Locura: Los protagonistas de estas películas se dejan arrastrar por sus impulsos momentaneos. Nunca respetan ni la moralidad ni los corsés que la clase social en la que viven les impone.
Los mas excéntricos y sorprendentes personajes desfilan por la pantalla. Aunque a primera vista parezcan inofensivos, no te fies, sus acciones pueden desorientarte;
Mujeres con leones como mascota, inspectores de policía que no sabrían ni volver a su hogar solos, familias enteras que se dedican a convertir su casa en una oficina de trabajos estrambóticos, maridos que raptan a sus propias mujeres, científicos que con una mezcla hecha por un mono rejuvenecen 20 años y vuelven a ser niños, finas mujeres que descubren que su verdadera vocación es la fontanería, hombres travestidos, mujeres adineradas que se escapan con gamberros de la clase baja,etc.

3-La locura es contagiosa: Los personajes que parecen “cuerdos”(quiero decir con esto, que hacen lo que se prevee de ellos) al principio de la película, puede que no acaben de esa misma manera, al ser contagiados por los personajes extravagantes. La locura es un virus que se contagia.
Ej. En “Vive como quieras” los serios ejecutivos eternamente tristes acaban la película cantando y pasandolo en grande influenciados por el abuelo de la familia protagonista, que habia pertenecido a ese mundillo y lo habia dejado todo hacia años.

4-Mujer: Es un aspecto muy interesante de estas películas. En general las mujeres son las que llevan la voz cantante , las que sostienen la trama con sus acciones. El protagonista masculino se ve arrastrado hacia situaciones inverosímiles por las féminas. Las mujeres suelen ser de carácter fuerte, valientes, insumisas hacia los corses sociales que las atan, libres, activas.
A través de estas películas se pueden detectar los cambios que se estan empezando a producir en la sociedad norteamericana en relación a las mujeres, se vislumbra el inicio de la lucha de estas hacia la igualdad.
Sin duda la gran abanderada de estos caracteres es Katharine Hepburn.
Ej: En “La fiera de mi niña” Cary Grant se ve arrastrado durante toda la pelicula por los tejemanejes de Katharine, muy a pesar suyo.

5-Hombre: Compañeros de las mujeres, nunca se presentan como héroes, sino como amigos de ellas en pie de igualdad. Dos tipos de hombres fundamentales:
-Débiles,inocentes,torpes y responsables ,arrastrados por el carácter de la mujer hacia la insensatez.
-Pillos holgazanes de clases bajas medias, que se comportan como sus compañeras de aventuras, intentando parasitar a las clases altas, o entrando en el juego de estas mujeres “poco cuerdas” desde el primer momento. Algunas veces son ellos los que llegan a la vida de la mujer y las arrastran hacia sus embrollos, pero en estos casos las protagonistas suelen tener predisposición para ello, y solo necesitan un empujoncito.
Ej.En “Las tres noches de Eva” el protagonista es un hombre inseguro, torpe e inocente, y una familia de timadores de cartas (a la que pertenece la fémina protagonista) le estafará fácilmente.

6-Ritmo: El ritmo es trepidante, las situaciones humorísticas se enlazan unas detras de otras en una sucesión continua. Los enredos a los que se ve sometida la pareja protagonista ocupan toda la trama de la película.
Ej: En “La fiera de mi niña” se pasa de una situación en que los protagonistas están en el campo directamente a estar encerrados en la cárcel, casi sin tiempo para respirar.

7-Diálogos: Son inteligentes y muy ingeniosos, suelen tener dobles sentidos y mucha carga irónica, además de ser divertidos. Los personajes se desprenden de ellos a altas velocidades pero en estas películas los recursos de guión parecen infinitos.

8-Romance: Normalmente el final de la pelicula es la historia de amor entre los protagonistas,que en un principio tenían impedido su amor por su distinta condición (distintas clases sociales) ,o bien son una pareja separada que durante el transcurso del film se reconcilia, o son una pareja de casados que entra en conflicto. La batalla de sexos es uno de los elementos mas usuales . Además el dinero siempre queda al margen y al final los protagonistas se casan por amor.
Ej.en “La costilla de adam”Hepburn y Tracy se pasan toda la película en un enfrentamiento continuo y acaban reconciliandose.

9-Mensaje: Tras una historia sencilla, se suele esconder una crítica a las clases mas acomodadas y a sus costumbres (estupidas) . Además también se hace hincapié en mostrar la ridiculez de personas (de altos puestos) obsesionadas con el trabajo e incapaces de aprovechar su tiempo en disfrutar de la vida . Se suele dar un mensaje a favor de abandonar los complejos y los barrotes sociales, disfrutar de las pequeñas cosas y vivir los momentos intensamente.

10-Optimismo: Todo es optimista en estas películas, desde los personajes, hasta los finales de los films. Por tanto, son ideales para curar depresiones y tristezas momentaneas."

Fuente: Blog de Rivendel

62 comentarios:

Gabriel dijo...

¡Muy bueno el artículo! Por cierto, descorchemos una botella en recuerdo de Mitchell Leisen, no siempre recordado como otros maestros (¡Lo que me he reído con sus películas, "Medianoche" tiene todo lo que le pido a una comedia!)

Donna Angelicata dijo...

Estimado Gabriel,

Muchas gracias por tu comentario y sé bienvenido a este no menos disparatado lugar (en cuanto hagan acto de presencia mis apreciados comentaristas lo entenderás, ejem)

Gracias por la recomendación de Medianoche. Precisamente la tengo en la cola de peliculas por ver este fin de semana. Ya les contaré!

Por cierto, acabo de ver "Al servicio de las damas". Qué genial mayordomo!

Anónimo dijo...

Si, lo que más gracia me hace de Medianoche es la escena del concierto. Y lo que más curioso me resultó es que la anfitriona del concierto es nada menos que la malvada Hedda Hopper. Me pregunto si Louella Parsons saldría también en alguna película.
Pero, ¿y Carole Lombard en "Al servicio de las damas? Ella sí que es adorable.
Gracias, gracias, Donna por sacar este tema, y paradójicamente lo más probable es que seamos muy sensatos en nuestras intervenciones.
(Por cierto, hasta donde yo sé han sacado en dvd cuatro películas de Leisen)

Anónimo dijo...

Perdonen, sólo les molestaré hoy para decirles que cuando me han traído el desayuno y los periódicos al lecho me he dado cuenta de que una de las tres películas que da Abc es nada menos que The Sin of Harold Diddlebock de Sturges y con Harold Lloyd.(No fue lo mejor de Sturges, pero lo peor de Sturges es mejor que...)

Donna Angelicata dijo...

¡Amigos! Acabo de ver "Medianoche". Tienen razón, es muy divertida.

Sr Anónimo, sí, el concierto es genial, con ese pianista de frenéticos aspavientos y melena leonina, interpretando el estudio 11 de Chopin, ¡ah no, es el nº 12!.
¿Y qué me dicen de la escena que ella llama a Budepest simulando que habla con su hija? ¿Y el desayuno en el que ella les hace creer que su "marido" está loco? ¿Y la escena final con el juez? (esta me recuerda a la de "La fiera de mi niña")

Sr. Anónimo, con su comentario de ser despertado en el lecho con el desayuno y los periódicos, no puedo menos de imaginármelo como un opulento y aburguesado señorón de la más alta alcurnia con batín de seda, pipa y mirada altiva.

liuva dijo...

Bonita entrada Angelicata, pero antes de comentar algo de esta entrada de tan rabiosa actualidad, tengo pendiente contestar alguna pregunta de la entrada anterior. Ya que estaban interesados en mi seudo nombre Liuva, les diré que no viene de los reyes visigodos (también llamados giligodos) Liuva I y Liuva II, sino de una bailarina cubana llamada Liuva Horta. Una vez asistí a una función del Ballet Nacional de Cuba (como verá Sr. Anónimo, sigo montada en la balsa de piedra de Saramago y viajo constantemente hacia Latinoamérica) y me gustó una bailarina que se llamaba Liuva. Así que le robé el nombre y me lo escarifiqué en la frente.

liuva dijo...

Si quieren hablar de los giligodos me lo dicen que a mí me encanta el tema.
En cuanto a las películas de las comedias locas hay dos que me gustan más que las demás, de las que he visto, claro. Creo que “El apartamento” con un patético Jack Lemmon y una encantadora Shirley Macleine, dirigida por el sin igual Billy Wilder es lo mejor de lo mejor.

Billy Wilder tenía sus 10 mandamientos (hay que recordar que según Trueba, era Dios): “Tengo diez mandamientos. Los nueve primeros dicen: ¡No debes aburrir! El décimo dice: Tienes que tener derecho al montaje final de la película.” Además, tanto se metió en el papel de Dios que se permitió el lujo de morir un Viernes Santo, como Cristo, que también se creía Dios, creo.




Así que le llevan el desayuno y los periódicos a la cama… si es que…

Donna Angelicata dijo...

Oh, Liuva, no puedo negar que me siento levemente decepcionada. ¡Y yo que creía que era su verdadero nombre! En fin, no se puede tener todo, seguro que se llama Ramona o Florinda. Y que quiere que le diga, a mí me gustaba más la historia del rey visigodo.

Anónimo dijo...

Pues si a los grandes visigodos usted los llama así, doña Liuva, me pregunto qué dos sílabas pondría delante de nuestros
----borbones. No se cohiba por el hecho de que reciba el monárquico newspaper( si así lo hago es por las tres películas), pero tenga cuidado con estos borbones, son bastante rencorosos.
Otra decepción que sufro con usted, me agradaba imaginarla honrando a los simpáticos godos y veo que honra a una zanquilarga balsera(imagino que al lusitano preboste le gustarían que fueran de piedra para que así navegaran mejor hacia la Florida).
Mi mención a ciertos privilegios consuetudinarios de los que gozo(que considero que se me deben de manera completamente natural) dominicalmente parece que les ha fastidiado un poco, pues ¡aguántense!

Anónimo dijo...

Pues si según Trueba Wilder era Dios él debe ser Odín o Wotan(perdón por el mal gusto del comentario, pero es que me lo ha dejado muy fácil).
Mucho mejor que el Apartamento es Bésame tonto.

Donna Angelicata dijo...

Perdonen, creo que lo que dijo exactamente el Sr. Wotan, (ja!, qué malévolo) al recibir el Goya o un premio de estos fue: "Quisiera creer en Dios para darle las gracias, pero sólo creo en Billy Wilder". Es una de esas frases que dicen estos tipos para impresionar y que la gente piense, "Oh, qué cosas tan ingeniosas dice este hombre, y fíjate Pilar, parece que te mira a ti al mismo tiempo que a la tía Águeda en Zaragoza"

Sr. Anónimo, pues si que nos da envidia con su consuetudinaria costumbre dominical, al menos a mí. Una vez quise contratar a un mayordomo (¡a lo Anthony Hopkins en "Lo que queda del día"!) para gozar de tales beneficios, pero el pobre se enamoró perdidamente de mí, y en lugar de traerme el desayuno y la prensa a la cama, era él quien pretendía meterse en la cama.

Anónimo dijo...

Sí, estoy de acuerdo con usted, usted, doña Liuva, yo(con fingida modestia) y todos los que pueblan su blog somos más ingeniosos, incluso el señor que en los orígenes de su blog se empeñaba con chistórrica insistencia en citas wildianas(a condición de que cese en sus vanas pretensiones) que ese torcido individuo, que de modo extraño me recuerda a Sartre,¿tendría una amante tan fea?, por su bien espero que no. Bueno, más bien por el bien de los dos. Mejor dicho, por el bien de los que pudiéramos contemplar esa fatal colisión. Si yo supiera que me iban a ajusticiar mañana a las doce empezaría a saquear el Bartlett, el oxford quotations, el bompiani, la Brockhaus y estaría toda la noche en vela para impresionar a los palurdos en mi gran momento.
Y por último,perdone, no quiero dudar de su atractivo sexual pero ¿no le parece, mi querida Donna, que ha visto excesivas veces "Al servicio de las damas"? Además, yo no he mencionado que sea alguien que me sirva con un espíritu mercenario, sino que es posible que sea alguien que considere un privilegio atenderme de manera tan servicial.

Donna Angelicata dijo...

Sr. Anónimo, llámeme picajosa, pero, no solo me confunde con la graciosa y díscola Doña Liuva, sino que, no queriendo dudar de mi gran atractivo sexual, ya está dudando. Es usted cruel y despiadado. ¡Liuva! Me uno con usted en la campaña "Fastidiemos al Sr. Anónimo citando constantemente a Saramago!" (tengo la vaga idea de que con esto, tan solo salgo perdiendo yo)

Donna Angelicata dijo...

Sr. Anónimo, disculpe, quiero estar a buenas con usted otra vez. ¿Qué raza es su perro?

Donna Angelicata dijo...

"Bésame, tonto" es muy buena, por ejemplo, esa musiquilla que oye Ray Walston cada vez que asoma el fantasma de los celos.

Donna Angelicata dijo...

EL DESAFORTUNADO ENCUENTRO DE B. WILDER CON SAMUEL GOLDWYN.

Durante el rodaje de Bola de fuego me encontré al productor Samuel Goldwyn en el estudio y me ofreció hacer con él una película. Un par de días más tarde, me presenté en su despacho y le dije que tenía algo para él.

-¿Cúal es el argumento?.

-Una película sobre la vida de Nijinski, le dije.

-¿Quién es ese Nijinski?.

Así que le conté que había sido el pobre hijo de un campesino que había soñado en convertirse en un gran bailarín. Y se convirtió en el mejor bailarín de la historia...

-¿Y la historia?-. Repuso Goldwyn.

Yo le conté cómo Diaghilev descubrió a aquel joven campesino, hermoso y fuerte, en la escuela de ballet.

-¿Sabe usted quién es Diaghilev?-. Le pregunté a Goldwyn.

-¡Ni idea!-. Dijo él.

Le dije que era el mayor empresario del famoso ballet ruso, que vió al joven Nijinsky y se enamoró de él. Goldwyn me interrumpió.

-Por favor, dígame, ¿Diaghilev era una mujer?.

Yo le dije que no, que era un hombre. A esto repuso Goldwyn:

-¿Qué clase de historia es ésta?. ¿Dos hombres?. ¿Dos maricas?. ¡Cállese de una vez, Wilder!.

Intenté explicarle que era más que una historia de amor. Le conté cómo Diaghilev convirtió a Nijinsky en la mayor estrella del ballet del mundo. Y cómo empezó la tragedia, cuando Nijinsky, se enamoró de una bailarina y se casó con ella. Diaghilev se enfureció y amenazó con destruir a Nijinsky, que al final se volvió loco. Goldwyn me interrumpió de nuevo:

-Un momento, un momento, hasta ahora tenemos a dos maricas, de los cuales uno además se vuelve loco, ¿y de esto quiere hacer una película? Tengo una mujer a la que quiero y a la que tengo que mantener y tengo un prestigio que no puedo perder. ¡Cállese de una vez, Wilder!.

Yo le pedí que me dejara continuar la historia. Un día, Nijinsky fue internado en un sanatorio suizo y allí, llegó al convencimiento de que era un caballo. Desesperado, Goldwyn me miró fijamente:

-¿Un caballo?.

-Sí -dije yo-, un caballo. Por las mañanas, cuando abrían las celdas, salía al jardín y galopaba feliz por él.

Al llegar aquí, a Goldwyn se le acabó la paciencia.

-¡Un caballo que es marica y que galopa por el jardín!. ¡Acabe usted con esta absurda historia!. ¡Me está haciendo perder el tiempo!.

Yo me levanté y mientras abandonaba el despacho le dije:

-¡Esta bien!. Si quiere un happy end, mister Goldwyn, tengo una idea. Nijinsky no sólo cree ser un caballo, sino que además gana el Derby de Kentucky.

Goldwyn cogió un cenicero de su mesa y apuntó hacia mí. Tuve el tiempo justo para cerrar la puerta a sus espaldas.

Donna Angelicata dijo...

Pero, ¡qué cansina estoy! En fin, no puedo hacer nada para evitarlo.
A Wilder le gustaba contar este viejo chiste:

"Es invierno, un oficial austríaco es trasladado a la guarnición de una ciudad cubierta de nieve y allí se enamora de la hija del alcalde, que se llama Annemarie. Una noche el amor no le deja dormir, se viste, y se va a casa del alcalde y, para demostrar a su amada su devoción, mea en la nieve las siguientes palabras: "¡Te quiero Annemarie!". Es decir, él quería escribir eso en la nieve, pero cuando hubo escrito: "¡Te quiero Anne..." se le termina el pipí. Corre al cuartel, despierta a uno de sus soldados, le ordena que se vista y que la acompañe. Se apresura a volver a casa del alcalde, allí le ordena al soldado que se desabroche la bragueta y le ordena: "Aquí, ahora haz pipí y escribe Marie en la nieve". El muchacho se queda rígido, con el órgano en la mano, pero no pasa nada. Finalmente el oficial le grita: "¡Qué pasa!. ¿No sabes mear?". El soldado le contesta: "Mear sí, señor, pero no sé escribir".

Wilder contaba este chiste una vez que tuvo que ir al urólogo. A él le pasaba lo contrario que al soldado, escribir sí sabía..."

liuva dijo...

Angelicata, siento decepcionarle en cuanto al nombre de Liuva, pero las cosas son así. A mí me parece mucho más agradable venir del mundo del ballet clásico que del de la estirpe de reyes más bárbara que ha existido en la historia de España.

Eso de que los giligodos eran grandes, no se lo cree ni usted, señor Anónimo. Cuando los giligodos entraron en España pusieron de moda el modo de gobernar germánico, o sea, esclavizar y asesinar a la mayor porción de población posible. También entre ellos se mataban bastante y así se fueron asesinando unos a otros hasta conseguir llegar a ser 33 los reyes que gobernaron en un periodo de tiempo bastante corto.

Estoy segura que a usted le hicieron aprender en clase la famosa lista de los reyes godos. En mis tiempos eso ya no se estudiaba y con saber el nombre del primero Ataulfo (por Ataulfo Argenta) y del último ya valía. Pero yo para fastidiar me aprendí la lista de los 33, y todavía la se: Ataulfo Sigerico Walia Teodoredo Turismundo Teodorico Eurico Alarico Gesaleico Amalarico Teudis Teudiselo Agila Atanagildo Liuva I Leovigildo Recaredo I Liuva II Viterico Gundemaro Sisebuto Recaredo II Suintila Sisenando Chintila Tulga Chindasvinto Recesvinto Wamba Ervigio Egica Witiza y Rodrigo.

Perdón Angelicata, pero es que si no pongo la lista me da algo. Despúes sigo con más cosas.

liuva dijo...

Otra muestra de la grandeza de los giligodos fue, señor Anónimo, la implantación de la llamada Ley Goda o, la Ley con sangre entra. Dentro de esa ley gozaron de éxito las famosas ordalías, con ellas se garantizaba que ningún inculpado pudiera ser considerado inocente. Era muy practicada la prueba del hierro. El acusado debía coger con las manos un hierro al rojo vivo y dar siete pasos, si se descubría al examinar las manos que en ellas había signos de quemadura, el acusado era culpable.

A los sujetos que les tocaba pasar por tal prueba gritaban desgarradoramente y se contorneaban como culebras. No lo podría asegurar científicamente pero creo que ese fue el origen del cante jondo y del flamenco.

liuva dijo...

¡Qué grande era Billy Wilder! ¡Ah! Y lo que dijo Trueba lo dijo en los Oscar, no en los Goya. Y sabe que al día siguiente le llamaron a Trueba al hotel y al ponerse una voz dijo: “soy Dios” (evidentemente era Wilder).

Librepensador dijo...

Estimada Liuva, esos bestiales godos germánicos de los que habla a sus espaldas, ¿no serían más bien austriacos? Como ya sabe, el gran Billy Wilder (austriaco él) comentó en cierta ocasión acerca de sus compatriotas: "los austriacos son muy sibilinos, han hecho creer al mundo que Beethoven era austriaco, y Hitler alemán".
(Observese la maestría con la que sin dificultad aparente he conseguido hilar los dos motivos principales de estos comentarios, a saber, los godos y Wilder).

Anónimo dijo...

Perdone, mi elogio de los godos era una añoranza hacia un tiempo mas feliz en que al menos no padecíamos a esta gentuza de los borbones; querido ciudadano Robespierre, ven por favor y haz lo que sabes hacer tan bien (¡te equivocaste de rama, estúpido!)

Anónimo dijo...

Doña Liuva ya que cita a don Ataúlfo, la desafío a que exponga cómo murió realmente el maestro Argenta. Por otra parte, considero que en una entrada sobre la screwball no debería hablarse tanto de Wilder ni mucho menos de su profeta, el sartriano y pelma Trueba(aunque, por otra, usted hable de lo que le de la gana, que la escucharé con sumo placer, ya le he dicho montones de veces, que usted me recuerda a esa tía mía). Pero bueno, si tienen montones de directores y películas a escoger... Por ejemplo, nadie habla de las tres grandes, increíbles, impresionantes peículas que hicieron Tony Randall, Doris Day y Rock Hudson.

Anónimo dijo...

Ven? lo que les decía, el más tonto de este blog(que-y fingiré aquí una falsa modestia fingida para que crean que no pienso en alguno de ustedes,cosa que sí que hago,-presumo debo ser yo) podría ser el más listo de otro blog,sobre todo uno que tenga respuestas. Con toda esta inteligente introducción pretendo elogiar a la enigmática personalidad de Librepensador que se ha captado toda mi simpatía, que es poca, con su gran ingenio.

liuva dijo...

“La fría mañana del 21 de enero de 1958, martes, uno de los obreros que realizaba trabajos en el chalet descubre el cuerpo sin vida de Ataúlfo Argenta.

La Orquesta Nacional aguarda al maestro para comenzar el ensayo. Sobre los atriles la partitura de la "Renana" de Schumann. Alguien entra entonces en la sala de ensayos y anuncia: “No esperen al maestro. Argenta ha muerto”.

Al arrancar Argenta su coche en el garaje del chalet, puso la calefacción y esperó a que se calentara el motor. La autopsia revela la causa de la muerte: intoxicación por monóxido de carbono. Pasa la fría noche del 21 de enero en el cementerio de los Molinos.”

Murió con sólo 44 años, su hijo, Fernando Argenta, dijo de él: “Argenta hubiera sido más grande que Karajan”. Usted que opina.

Anónimo dijo...

Excelente, excelente querida tía doña Liuva, pero se le ha escapado un detalle muy revelador de las circunstancias. Le daré alguna pista, su mujer e hija habían partido a Suiza ese mismo día, y él había decidido ir al chalet esa misma tarde, pero... sólo?

Anónimo dijo...

Deseo estar a bien con usted Donna, pese a que ponga en duda mis capacidades sociales, sus historias wildeanas son muy divertidas. Tiene más de Goldwyn? el genial decidor(bueno, a la porra si es un neologismo) de ¡Inclúyanme fuera!.

liuva dijo...

Sí, Librepensador, es usted ingenioso, pero parece ser que también carece de abuela.

Anónimo dijo...

Veo un punto flaco ahora en el razonamiento de Librepensador, y que me perdone si me equivoco y también por lo pedante si es que acierto, pero Wilder no era berlinés? Lo cierto es que no nada más irritante que cuando uno ha sido muy agudo, siempre haya un imbécil que se fije en la inexactitud de un pequeño detalle.

Anónimo dijo...

Querida tía Liuva su réplica con lo de la abuela es muy brillante.

Donna Angelicata dijo...

Ustedes perdonen, debo ser otra pelma imbécil, pero yo me sabía la cita de Librepensador de otro modo muy similar:

"Austria es ese país que ha logrado convencer al mundo de que Hitler era alemán y Mozart austríaco".

Donna Angelicata dijo...

Sr. Anónimo, para que me perdone definitivamente, pues en verdad le creo el ser más sociable del universo, voy a intentar satisfacerle con otra anécdota de Samuel Goldwyn (aunque la otra me hizo mucha más gracia):

Durante años, cada vez que el productor Samuel Goldwyn se encontraba con Groucho, aquél le preguntaba: "¿Qué tal está Harpo?". Tras años y años Groucho se cansó y le dijo: "Mira, Sam, cada vez que nos encontramos, durante años, siempre preguntas, ¿dónde está Harpo? Nunca me preguntas nada más, y para serte sincero, ya estoy hasta la coronilla. ¿Por qué nunca me preguntas cómo estoy yó?". Goldwyn entonces le preguntó: "¿Qué tal estás?" , "Bien", contestó Groucho. Entonces Goldwyn le espetó: ¿Y qué tal está Harpo?

Librepensador dijo...

Discúlpeme querida Angelicata, pero si no preciso el dato, reviento: Mozart era en realidad austriaco (bien es cierto que en 1756 Salzburgo pertenecía al sacro imperio romano germánico), por lo que los austriacos, debido a la localidad en que vino a este teatrillo que algunos llaman vida, no necesitan convencer al mundo de que fuera austriaco.

En cuanto al Sr. Anónimo, no sé si he de leer entre líneas sus acerados comentarios en relación al objeto de sus (escasas) simpatías, pero he de recordarle que el gran Billy Wilder no era berlinés (aunque vivió, se divirtió, pasó hambre, escribió y dirigió su primera película allí) sino, como dejé por escrito en su momento, austriaco de nacimiento (precisemos mejor por si es usted particularmente picajoso -si no lo fuera, lo disimula con extraordinaria eficacia-: Wilder nació en Sucha Beskidza, Galiztia, Imperio austro-húngaro, actual Austria).

Por último, querida Liuva, en efecto, lo adivinó: carezco de abuela, lo que me lleva a preguntar: ¿querría usted ser la mía?

Un cordial saludo a todos.

liuva dijo...

Señor Librepensador, le prometo que cuando se sepa la lista de los reyes giligodos le llevo al circo.

Anónimo dijo...

Ante todo mis excusas por mi injusta acusación, sr. Librepensador, cité de memoria es cierto, pero en ese caso soy culpable de dejadez, lo siento.
Y de otro lado, madre mía, dos entradas y usted se lleva el premio al más ingenioso(sin que esto me lleve a deducir que puesto que yo premio, soy más ingenioso, aunque por otra parte sí). Su estilo me resulta vagamente familiar pero ¿de qué?. Dónde estaba antes Librepensador? no me extraña que Doña Liuva se interrogue sobre si tiene abuela, yo me interrogo sobre si quizás tiene parientes más directos; a mi meparece una especie de homúnculo creado en un laboratorio wagneriano.

liuva dijo...

Y Sucha está en Polonia, que lo sepa.

Anónimo dijo...

Gracias, gracias, Donna, la perdono definitivamente, es decir, por ahora, gracias a su gran historia harpiana. También estoy de acuerdo con usted, más que con Librepensador sobre el asunto austríaco-Mozart. Había una gran ambigüedad sobre este asunto de nacionalidades en el XVIII, que sólo tiene cierto interés hoy(y que también sólo discuten los idiotas) y hasta dónde yo recuerdo Mozart siempre habla de él mismo como compositor alemán, aunque bien es cierto que en la polémica ópera alemana-ópera italiana. Y por otra parte digamos que los austríacos de la postguerra han tenido un completo éxito en el asunto Hitler-alemán.

Donna Angelicata dijo...

Me agrada que no reviente, querido Librepensador, y opine aquí tan libremente como piensa. Le agradezco el matiz, aunque obviamente eso que usted comenta (y así, no revienta) estaba implícito en la gracia del comentario.

Y ya que hemos sacado el bonito tema de reventar, les pongo un fragmento muy divertido de la genial "Espérame en Siberia, amada mía!" de Jardiel Poncela:

"Todavía no habían cambiado de conversación y ahora discutían por qué el volcán no reventaba hecho pedazos a impulsos del fuego interior.

-Diga Usted, señor, ¿por qué no revienta el Vesubio siendo la fuerza del interior tan espantosa? ¡Diga!, ¿Por qué? ¿¿¿Por qué???

-Por la misma razón que no revienta Usted siendo mi deseo de que reviente tan grande".

Mi deseo no es que usted reviente, sino que vaya al circo de la mano de nuestra tia Liuva.

Librepensador dijo...

Señor Anónimo, es natural que mi estilo le resulte vagamente familiar.
Haga memoria: Alcatraz, aquella celda oscura, los dos solos...

Donna Angelicata dijo...

Librepensador, me da usted pavor ahora, y me los imagino a los dos en una suerte de castillo vetusto y misterioso del tipo del Udolpho de la Radcliffe.

Donna Angelicata dijo...

Sírvanse perdonar esta nueva intromisión humorística (no sé muy bien por qué pido disculpas, pero es lo que me dicta mi cortesía). Me ha venido a la mente mientras cenaba:

Cuentan que el Conde de Romanones acudía una noche al Casino de Madrid acompañado por dos mujeres de vida alegre. En la puerta, fue avisado de que no convenía permitir la entrada a señoritas “de dudosa reputación”. A lo que el Conde respondió:

“Éstas son putas, sin ninguna duda. Las dudosas son todas las demás”

liuva dijo...

¡Doris Day!, ¡Ay Doris Day! Yo siempre he querido ser como Doris Day. La recuerdo con su peinado tipo “copo de nieve”..., cómo se levantaba de la cama ya duchada, peinada y maquillada... feliz, con su bata de plumillas, con sus zapatitos rosas a juego con la bata que tenían unos tacones de aguja de 20 cm., cómo preparaba el desayuno en 22 segundos para su querida familia que también se levantaba peinada, perfumada y de tan buen humor como ella. Estoy casi segura que sus hijos nunca se mancharon de Colacao el uniforme del cole al desayunar. Y su marido, siempre Rock Hudson, el único feo que le hizo en su vida fue una vez que se quedó a dormir en el sofá. Al final le salió gay, pero eso es otra historia.

Angelicata, yo creo y propongo que deberíamos nombrar a Doris Day musa de este blog. Todos deberíamos ser como Doris Day, hasta el señor Anónimo y ese Librepensador que me llama abuela. ¡Te queremos, Doris!

Anónimo dijo...

Con permiso, a mi me parece muy atinado su comentario, Donna, acerca de la cortesía cuando interviene. ¿No son las entradas del blog como una especie de conversación en que uno se imagina la situación y teme por tanto interrumpir?
Buena anécdota de Romanones, mi favorita de él , es la de ¡vaya tropa!

Anónimo dijo...

Pero doña Liuva, hacer sarcasmos a costa de Doris Day es algo muy común, esperaba algo mejor de usted. Si es por la irrealidad que manifiestan sus películas,podríamos extendernos acerca de que las más irreales so precisamente las que pretenden ser más reales.
Al menos no ha utilizado "ñoña", calificativo que denota claramente a un idiota cuando lo aplica a Doris Day. Así de memoria tengo presentes tres películas que hizo con Hudson, y excepto en una, en la que encarna un ama de casa bastante tonta, en las demás es una mujer inteligente e idependiente; a mí me parecen sencillamente geniales estas tres películas, aunque sólo fuera por la presencia de Tony Randall.

liuva dijo...

Y quién le dice a usted que estoy haciendo sarcasmos. En realidad me refería a una serie de televisión que hizo con la melodía de la canción “Qué será, será”, en la que tenía dos hijos. En mi vida he empleado la palabra “ñoña”.

Por cierto, Doris Day en realidad se llamaba Doris Mary Ann von Kappelhoff y era hija de emigrantes alemanes. Lo digo por si el señor Librepensador (se podría haber puesto un nombre más corto ¿no?) quiere hacerse el listo y enlazar a Doris con los godos, con Wilder, con Mozart, con Beethoven y con Hitler.

Anónimo dijo...

De acuerdo, de acuerdo, qué puntillosa está hoy, pero no negará que su tono era sarcástico; como si el resto de las otras series(por circunscribirme a las de la época a que usted se refiere) hubieran sido más realistas. Por otra parte, si lo que quiero es realidad, entonces lo que abro es la ventana.
Y sí, si el enigmático y diamantífero Librepensador hace tal cosa, lo nombraremos genius loci de este sitio. Yo añadiría la misteriosa(y vergonzosa?) muerte de Argenta y Samuel Goldwyn para asegurarme de que no pueda hacerlo.

liuva dijo...

Lo que no consigo es descubrir quién iba con Argenta en el coche esa tarde cuando pasó lo del monóxido. Me lo podría aclarar.

Anónimo dijo...

Ja! Eso me gustaría a mí.Una versión oficialista pero muy oculta, va en el sentido de que ayudaba a una alumna en sus estudios, pero bueno, todo es muy sospechoso. Pero usted, que conoce la naturaleza humana, puedo decir la masculina?, la naturaleza ñoña(aquí la utilizaré)del franquismo de cómo se comportaría si a su director de campanillas se le encuentra de ese modo, lo admirador que era de las mujeres(y suponemos que ellas de él, si alguien lo duda que mire una fotografía suya), en fin..., y aquí tenemos el fin de lo que pudo ser un gran director.
Podríamos abrir un tema de hombres célebres muertos en felices circunstancias(y tan felices!), así de improviso, puedo recordar a un presidente de la Francia de la tercera(o cuarta?) república, también el no menos célebre cardenal Danielou muerto cuando estaba confesando a una hermosísima señorita (y en casa de ella).

Donna Angelicata dijo...

Curiosa, y supongo que dulce, muerte, sí. Supongo que se refiere, Sr. Anónimo, a la de Felix Faure. He encontrado lo siguiente (lo siento, en inglés):

"Faure died suddenly from apoplexy on 16 February 1899, at a critical juncture whilst engaging in sexual activities in his office with 30-year-old Marguerite Steinheil. It has been widely reported that those activities were oral sex, but their exact nature is in fact unknown and such reports may have stemmed from various jeux de mots (puns) made up afterward by his political opponents. One such pun was to nickname Mme Steinheil "la pompe funèbre" (wordplay in French: could mean both "funeral pomp" and "funeral pump"). George Clemenceau's epitaph of Faure, in the same trend, was "Il voulait être César, il ne fut que Pompée" (another wordplay in French; could mean both "he wished to be Caesar, but ended up as Pompey", or "he wished to be Caesar and ended up being pumped"); Clemenceau, who was also editor of the newspaper l'Aurore, wrote that "upon entering the void, he [Faure] must have felt home".[1] After his death, some alleged extracts from his private journals, dealing with French policy, were published in the Paris press".

También está la historia de Errol Flynn, el mejor pirata y espadachín del cine, actor de "Captain Blood", "Kim," “Robin Hood”, “Captain Thorpe”, “the Earl of Essex”, vivió no sólo como sus películas: expulsado de muchas escuelas, marino mercante de Sydney, policía británico en Nueva Guinéa, “recultador” de nativos para una compañía minera, buscador de oro, dueño de una plantación de tabaco. También murió haciendo honra a su vida de aventurero y a sus papeles de don Juan y de canalla. Él tenía 50 años y ella menos de 20.

¿Por qué las mujeres no tienen estas muertes?

liuva dijo...

Es increíble, no es posible, me niego a aceptarlo. Ayer ETA asesinó a un hombre cuando iba al bar a jugar la partida de tute y los restantes componentes de la partida (que se supone que eran amigos) decidieron jugar la partida de todas formas. Qué gentuza, si pudiera apostataba de esta mierda de país.

“En Euzkadi un amigo es para toda la vida”

-Oyes, Txomin, ¿te has enterado que han matado a Uria?
-¡No jodas! Pero si es de aquí de toda la vida…
-Pues ya ves… As de oros pinta y sale.
-Arrastro…

Demostrado científicamente: un amigo en Euzkadi es, únicamente, para toda la vida

(Lo siento, Angelicata, por salirme del tema, pero es que había que ponerlo).

Anónimo dijo...

Tiene usted razón, en salirse del tema y en lo demás, Liuva. Cuando uno lee algo del período nacionalsocialista lo que más le sorprende no son las barbaridades y las tropelías de los gángsteres, sino la naturalidad y normalidad con que aceptaban todo esto la llamada gente "normal",bien haciendo como que no se enteraban o bien aceptando las cosas porque todos las aceptaban. Pero hubo unos pocos, con un valor inmenso que no puedo ni imaginarme, a los que no pudieron ni sobornar ni doblegar (me acuerdo ahora del padre de Fest, YO, NO). No, Usted, no.Usted no es como ellos.

Donna Angelicata dijo...

Liuva, no pida perdón, puede poner lo que quiera, faltaría. A estas alturas...

Le agradezco el comentario. Desconocía ese horrible gesto de sus compañeros. Dar prioridad a una partida de cartas me parece, como dice, lo más bajo.

liuva dijo...

Como los últimos comentarios no tienen nada que ver con el tema y para no dejar que esa partida de cartas tan horrible sea la que acabe esta entrada, voy a seguir con algo de la screwball comedy.

Si en mujeres todo el mundo quería ser como Doris Day, en hombres todos querían ser como Cary Grant. Hasta el mismo Cary Grant lo dijo una vez: “sí, yo también quiero ser como Cary Grant”.

Cary Grant personificó como nadie el encanto y glamour de Hollywood, pero sólo en la pantalla, porque en la realidad no fue nada glamouroso (esta palabreja no me gusta nada, pero aquí viene bien). Después me dirá el señor Landahlauts que no hago más que derrumbar mitos, pero qué le vamos a hacer, me encanta derrumbar mitos.

El señor Grant, tan simpático y elegante como parecía, era tacaño hasta la médula, cobraba por cada autógrafo que firmaba. Tenía una personalidad adictiva con tendencia a la autodestrucción y era muy inestable.

Aunque se casó un montón de veces siempre circuló el rumor de que era homosexual. Esto unido a su incapacidad para ser feliz lo llevó a beber como un cosaco durante toda su vida. Con los años no se le ocurrió nada mejor para superar su alcoholismo que meterse dosis de LSD, con lo que consiguió ser a la vez alcohólico y drogadicto. Una joya, vamos.

Anónimo dijo...

Bueno, al menos no ha citado a Randolph Scott(aunque me parece que acabo de hacerlo yo mismo), se lo agradezco, pues soy un acérrimo defensor de los westerns de este último. Pero si desea hablar de Carlos Larrañaga y Gary Grant a mi me da igual.

liuva dijo...

No he citado a Randolph Scott porque esperaba que usted lo citara, y ya que lo ha citado, pues vamos con el señor Scott. Cary Grant y él vivieron juntos durante un montón de años y ambos se casaron (con mujeres) para separarse y acallar los rumores sobre sus sexualidades ambiguas. Les unía casi todo, su gusto por beber, por fumar, la ropa cara, el humor socarrón, el sexo simplón, o sea, la juerga en general. Incapaz de olvidar a Scott, Grant se separó de sus cuatro mujeres y acabó hecho una piltrafa. Scott parece ser que lo llevó mejor.

De Carlos Larrañaga y Cary Grant no se nada en especial. Sólo que algunos incautos quisieron ver en Carlos Larrañaga el Cary Grant español. De vergüenza, vamos. Si usted sabe más, cuente.

Anónimo dijo...

Sólo sé lo que los malvados rumores dicen. Una vez leí a un crítico español que se hacía eco de que Gary Grant se reunía en su roulotte con un joven actor español durante el rodaje de Orgullo y pasión. Lo demás es pura elucubración y deducción malintencionada y perversa por parte mía; aunque ahora, al mirar en la red sobre este asunto, veo que no son sólo cosas de mi repulsiva mente.
Por cierto, me he enterado hace poco que Grant desistió de aparecer en la hawksiana y genial "Su juego favorito" sólo porque era demasiado viejo comparado con las dos actrices principales.

liuva dijo...

Un drama personal que siempre persiguió a Cary Grant fue la negativa de la Academia de Hollywood a concederle un Oscar, a pesar de sus magistrales interpretaciones en películas como La fiera de mi niña, Historias de Filadelfia o Encadenados. Y es que Grant para la Academia era una persona antipática, demasiado independiente, demasiado a la izquierda, amigo de Chaplin (acusado de antiamericano, inmoral y comunista) y de Ingrid Bergman (marginada por la Academia por adúltera).

Finalmente, cuando Gregory Peck (el de la vespa por Roma con su adorada Audrey Hepburn de paquete) presidía la Academia, Grant recibió el Oscar honorífico a una carrera “sin precedentes”. Dicen que, el día que le comunicaron el premio, Grant rompió llorar. Fin de Grant, ya no me meto más con él, el pobre.

Anónimo dijo...

Perdone, pero eso de los Oscar ¿no son como las historias que cuentan, o contaban!, las abuelas al fuego del hogar? A mi me parecen paparruchas. Si alguien llora porque recibe el Oscar o porque no lo recibe es porque debe ser más tonto de lo que yo pensaba, ¡Ay Grant!. Es como los nobel, ¿a quien le importa(o debería importarle) lo que opinen una pandilla de retrasados mentales(y dinamiteros!) suecos?

liuva dijo...

Usted se empeña una y otra vez en decir que las abuelas cuentan o contaban historias al fuego del hogar. Yo no sé de ninguna abuela que haga o haya hecho tal cosa. Además, el fuego y el hogar me parecen dos palabras opuestas. Para Dante, por ejemplo, serían el infierno y el cielo, o sea, un oxímoron.

liuva dijo...

Estoy de acuerdo en que los suecos que dan los premios Nobel son unos dinamiteros. Alfred Nobel se dedicó desde pequeño a experimentar con explosivos y así consiguió, entre otras cosas, matar a su hermano y a 15 personas más. Pero todo eso fue considerado como un juego de niños y siempre se le perdonaban las travesuras a Afredito. Al final ha pasado a la historia como el inventor de la dinamita, pero eso no es un invento ni es nada, es simplemente uno de sus experimentos trágicos, o sea, no es más que mezclar la nitroglicerina (inventada por un italiano) con la pólvora (inventada por los chinos).

Como se cargó a la mitad de su gente toda la herencia de sus padres quedó para él y esto, junto a lo ganado al vender su invento a los ejércitos de medio mundo, hizo que se volviera millonario y cuando murió en vez de dejar el dinero a sus descendientes se lo dejó a unos señores muy raros para que dieran premio estúpidos.

Anónimo dijo...

Perdone, pero es "mi abuela" y mi abuela hace lo que me da la gana.
Por otra parte la gente que ajusta sus gustos a los premios(como es el caso de los Nobel, y gracias por su enciclópedico conocimiento) me parecen unos auténticos cretinos.(Me pregunto a quién le habrían dado el premio al más cretino). Y voy a seguir empleando lo del "fuego del hogar", pese a las razones dadas, hasta que me muera o los maestros dejen de ser cretinos (lo que suceda después).

Vivir Rodando dijo...

La screwball comedy...Parece un genero que se va repetir pero siempre sorprende. Enhorabuena por el artículo.